Primeros resultados sobre los niveles generales de preñez son auspiciosos, según informe del Instituto Plan Agropecuario

El Informe sobre la Situación Agropecuaria Nacional correspondiente al período comprendido entre de 15 de febrero y el 15 de abril, elaborado por técnicos del Instituto Plan Agropecuario, establece que las precipitaciones durante febrero fueron altas, en marzo disminuyeron y fueron inferiores a las registradas históricamente en este mes. Esta situación provocó que los suelos comenzaran a secarse, escenario que cambió a comienzos de abril al aumentar la vaca con ternerofrecuencia y volúmenes de lluvias. Las temperaturas en febrero y marzo fueron normales para la época, comenzando a descender en la última semana de marzo y las primeras de abril, principalmente en las noches.

No hubo problemas de disponibilidad de agua para bebida, habiendo incluso desbordes de cauces naturales en algunos puntos del norte del país.
Respecto a las pasturas naturales, como consecuencia de las condiciones climáticas favorables, registraron tasas de crecimiento superiores al promedio histórico. Si bien el campo natural acumuló forraje de buena calidad, debido a la época del año, gran parte de las especies se encuentran finalizando su ciclo y comienzan a perder su aptitud nutritiva.
Los mejoramientos se han comportado de manera similar al campo natural debido a la situación climática. La acumulación de forraje ha determinado que los nacimientos de otoño se dificulten, ha sido difícil acondicionar el tapiz para promover la germinación o para la siembra de nuevos mejoramientos.
Las praderas han registrado altos niveles de producción de forraje, lo que permitió el cierre de muchas de ellas para la producción de semillas y reservas.
Los verdeos de verano tuvieron una buena producción, fundamentalmente los de sorgo forrajero. Muchos de los verdeos de verano han terminado su ciclo y los campos que ocupaban se han sembrado con verdeos de invierno o praderas.
En cuanto a verdeos de invierno, en el caso de los cultivos de avena sembradas temprano ya han sido pastoreados. Los cultivos de raigrás sembrados tempranos, todavía no han sido pastoreados debido a su bajo desarrollo, consecuencia de la temperatura y falta de agua en el suelo.
El estado de los animales que componen el rodeo de cría, en general es bueno como consecuencia de la alta producción forrajera de las pasturas.
Se comenzaron a realizar los diagnósticos de gestación. Si bien no se dispone de información suficiente sobre los niveles generales de preñez, los primeros resultados son auspiciosos.
Se han realizado gran parte de los destetes definitivos. Los terneros registran pesos muy altos comparados con años anteriores para la misma época.
Las recrías tienen una excelente condición corporal, las vaquillonas han tenido un crecimiento sostenido y se espera que lleguen en buenas condiciones para el entore de la próxima primavera.
A nivel sanitario, la presencia de la garrapata se ha convertido en una gran complicación en los lugares que tiene incidencia habitualmente y en aquellos que hace años no aparecía.
Los ovinos tienen un estado bueno en general. Como consecuencia de la humedad y estado de las pasturas la principal dificultad que han tenido estuvo determinada por los problemas podales.
Puntualmente en la zona de la Regional Litoral Norte (Artigas, Salto y Paysandú), sobre el fin de este período, se registraron precipitaciones muy importantes fundamentalmente en Artigas y Salto. Iniciándose el mes de abril con muy buenos niveles de agua en los suelos en toda la región.

AGUADAS
En toda la región, los cursos de agua naturales y aguadas artificiales, tienen niveles óptimos debido a las intensas lluvias ocurridas en este período.
En cuanto a las pasturas naturales, las tasas de crecimiento en verano fueron excepcionalmente altas en la región de Basalto. Se destaca particularmente el mes de enero, cuando el crecimiento se ubicó casi un 40% por encima del promedio histórico. Como consecuencia de lo anterior, en términos generales, existe muy buena disponibilidad y calidad de forraje en los pastizales naturales. En el caso de suelos de tipo más arenosos (zona de Chapicuy, por ejemplo), se observa un importante endurecimiento del tapiz, aún en predios manejados con altas cargas en esta estación, consecuencia de la presencia de especies como canutillo y cola de zorro. Hay situaciones donde el exceso de pasto y la pérdida de calidad de la misma pueden comprometer la performance del ganado, en especial las categorías más jóvenes como los terneros destetados.
En este caso, hay que prestar especial atención y destinar potreros acondicionados previamente para tal categoría, siendo recomendado hacerlo en aquellos con pasturas más finas e invernales. La suplementación proteica puede ser una opción válida para categorías jóvenes y adultas, especialmente después que ocurran las primeras heladas.
En el caso de los mejoramientos extensivos, el manejo más importante en estos momentos, refiere a realizar el acondicionamiento (limpieza) del tapiz, para promover el rebrote de las especies que lo componen. Esto es particularmente importante en situaciones como las actuales, cuando hay exceso de forraje en la gran mayoría de los predios. Pasturas artificiales (praderas). El aporte de las praderas convencionales ha sido muy bueno, en muchos casos con períodos de utilización mayores a los habituales, consecuencia de las frecuentes lluvias ocurridas a lo largo de todo el verano e inicios del otoño. Las pasturas que incluyen en sus mezclas o como componente único a la alfalfa, registran niveles de productividad muy elevados, en Paysandú fundamentalmente. Similar situación se registra con la especie Lotus. En Artigas, se están sembrando praderas sobre rastrojos de arroz con inconvenientes en algunos casos, debido al exceso de agua en la superficie de las chacras. Es bueno recordar que una práctica fundamental para la siembra de praderas sobre rastrojos de arroz, es realizar cortes en las taipas para garantizar un buen drenaje del agua de lluvia.
Los cultivos de sorgo forrajero (principal verdeo utilizado en la región) tienen altas disponibilidades y tasas de crecimiento, lo cual se debe tomar en cuenta al estar finalizando su ciclo. Se realizan reservas, en sus diferentes modalidades, con buen ritmo fundamentalmente en tambos, aunque puede haber algún retraso como consecuencia de las lluvias ocurridas. A modo de ejemplo, se menciona el caso de un predio ganadero, en que se ha realizado el ensilaje de planta entera de Pasto Elefante, en la Colonia Artigas, con excelentes volúmenes de rendimiento. Las siembras de verdeos de invierno, se realizan con normalidad y se valoran positivamente las precipitaciones ocurridas en las últimas horas. Las siembras tempranas de verdeos invernales (especialmente de avena) han tenido implantaciones muy variables. Hubo situaciones en que ha sido necesario la resiembra.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...