Procesan a 26 miembros de Prefectura Argentina por fiesta que dejó 5 muertos

Buenos Aires, 27 jun (EFE).- Un juez de Argentina procesó hoy a 26 integrantes de la Prefectura Naval (guardacostas) en el marco de una causa que investiga una fiesta electrónica en Buenos Aires en la que murieron cinco jóvenes, presuntamente por consumo de drogas, informaron hoy fuentes judiciales.
La medida fue adoptada por el juez Sebastián Casanello, quien procesó a los miembros de la fuerza de seguridad «como partícipes necesarios del delito de comercio de estupefacientes, agravado y coautores de los delitos de abandono de persona seguido de lesiones y muerte», informó el Centro de Información Judicial (CIJ).
El magistrado también procesó a los integrantes de la Prefectura por «incumplimiento de los deberes de funcionario público y de dejar de promover la persecución y represión del delito».
Casanello investiga los sucesos ocurridos en la fiesta electrónica Time Warp, realizada en abril pasado en Buenos Aires y en la que murieron cinco jóvenes, presuntamente por consumo de drogas sintéticas.
La fiesta se realizó dentro del complejo Costa Salguero, ubicado junto al Río de la Plata, zona que está bajo jurisdicción de la Prefectura Naval de Argentina.
Los procesamientos dictados hoy alcanzan a los miembros del Departamento de Narcotráfico de esa fuerza que estuvieron en el interior del predio donde se desarrolló el festival y al jefe del operativo del servicio de seguridad adicional para el evento.
»Todos ellos colaboraron de forma necesaria en permitir el comercio de sustancias prohibidas, incumpliendo con sus obligaciones legales relativas a perseguir y reprimir los delitos y contravenciones», informó el CIJ.
En el marco de esta causa, el juez ya había procesado a los empresarios encargados de la organización de la fiesta y a los funcionarios del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires a cargo del control del evento.
Las pericias de la Fiscalía responsable del caso apuntan a que en la fiesta se sobrepasó el aforo permitido en más de 10.000 personas, había dificultades para conseguir agua, zonas liberadas para la venta de drogas y escasa atención médica disponible.