Procesaron con prisión a homicida de septuagenaria en diciembre de 2006

Pasaron tres años, dos meses y cinco días para que el autor del homicidio de Mirtha Aurora Toriani de 70 años de edad, cayera en manos de la Justicia y fuera enviado a la cárcel. El autor del macabro hecho, se encontraba trabajando en un campo de viñedos en el departamento de Canelones, cuando fue descubierto por la Policía y trasladado a nuestro departamento para ser enjuiciado sobre este hecho.
Al ser remitido ante la Justicia, el delincuente de 22 años de edad y residente del barrio Horacio Quiroga, confesó ante las autoridades judiciales ser el matador de la septuagenaria y en horas de la tarde, se llevó a cabo la reconstrucción del hecho, donde el magistrado y el fiscal actuantes, entendieron que había elementos suficientes como para procesar a F.M.B. por un delito de homicidio especialmente agravado.
Las investigaciones continúan y resta ahora decidir la suerte del otro sujeto que está procesado por este hecho, a quien aún no le han tipificado el delito, pero que ahora cuentan con los elementos necesarios como para ello.
ACLARADO
Para la Policía se trató de otro homicidio aclarado. Sin embargo, para los familiares de la víctima se hizo justicia. Tiempo atrás, los allegados a la víctima acusaban a este mismo joven que ahora fue procesado, como el autor del crimen de “la Negra” Toriani, tal como se la conocía a la almacenera de larga trayectoria en su comercio de la calle Orestes Lanza 458, en pleno barrio Salto Nuevo.
La mañana del 19 de diciembre del 2006 no fue una más. La conmoción ganó la calle de inmediato y el barrio se vio enlutado con el aberrante hecho. La mujer había cerrado las puertas de su comercio el lunes por la noche cuando se la vio con vida por última vez.
A la mañana siguiente, su cuerpo fue hallado por su hermana y el panadero que iba cada mañana a dejarle la mercadería y que halló raro que el almacén estuviera cerrado, por lo que acudió hasta la casa de una hermana de la comerciante que vive enfrente y con ella ingresaron al lugar encontrándose con el macabro escenario, dando aviso inmediato a la policía.
El tiempo pasó y las investigaciones empezaron a dar sus frutos. En consecuencia, un hombre fue procesado con prisión por “la participación en un delito de homicidio”, debido a que quedó claro que no fue el autor, pero que sí estuvo en el momento en que se cometió el crimen. Pero a todo esto, faltaba dar con el autor del hecho para que el caso quedara cerrado y por declaraciones del sujeto procesado y otros indicios que ya manejaba la policía, todo apuntaba a una sola persona.
En las últimas horas, ese individuo fue detenido en el departamento de Canelones, donde se encontraba trabajando en un viñedo. La Policía le dio captura y tras esto, lo remitió ante la justicia que investigaba la causa en nuestra ciudad, siendo el mismo magistrado que concurrió a la escena del hecho en aquella oportunidad, quien actuó ahora en el procesamiento, el juez Francisco Massitta.
Luego de tomarle declaraciones, el sujeto fue trasladado hasta la casa de la calle Orestes Lanza 458 donde procedió a realizarse la reconstrucción del hecho. En ese momento, el individuo se reencontró con la gavilla con la que actuó esa noche. Una tormenta que azotaba la ciudad, permitió que el crimen pasara desapercibido ya que motivaba que en las calles no anduviera nadie. Pero ayer el sujeto narró y mostró a las autoridades presentes en el lugar cómo sucedió todo.
Junto al otro procesado por este hecho, declaró que ingresaron a la casa por un pasillo del fondo con intenciones de robarle dinero, ya que sabían que la mujer vivía sola a los fondos de la misma casa en la que tenía el almacén. Ingresó por una banderola del baño que da hacia el lateral oeste de la casa, y lo hizo con tranquilidad puesto que la finca lindera estaba vacía y con cartel de alquiler, mientras que afuera estaba el otro individuo que lo ayudaba en su fechoría.
Pero de repente es sorprendido por la dueña de casa que había sentido ruidos y cuando estuvieron frente a frente, este despreciable sujeto la empujó contra la pared y la tiró al piso, golpeándola en la cabeza donde sufrió las heridas que le causaron la muerte.
Una vez que el cuerpo de Toriani yacía en el suelo del living de su propia casa ensangrentado, este delincuente buscó por todos lados una suma de dinero, pudiendo robar algunos objetos de valor y algo de plata pero no la que buscaba, huyendo por el mismo lugar por el que entró.
Tras esto, se dieron a la fuga con todos los demás sujetos que los esperaban afuera y se dirigieron hacia la Costanera Sur donde amanecieron y luego se dispersaron.
Pasaron más de tres años para que el crimen pudiera ser aclarado. Aunque ahora las investigaciones continúan, ya que la justicia deberá tipificarle el delito al individuo que hace tiempo está procesado, del que ahora se confirmó su participación en este hecho.
Mientras tanto, F.M.B. de 22 años de edad y residente del barrio Horacio Quiroga, fue enviado a la cárcel por un delito de “homicidio especialmente agravado” en calidad de autor. Delito cuya condena se paga con 15 a 30 años de penitenciaria.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...