Profesores del liceo 11 del Cerro ocuparon para pedir seguridad

Los docentes del liceo 11 realizaron ayer un paro con ocupación en ese centro de estudios del barrio del Cerro debido a la situación de inseguridad y de otros problemas que padece esa institución.
Los profesores anunciaron el paro a través de un comunicado en el que dicen estar necesitando “un grupo técnico fijo que aborde situaciones de vulneración compleja” y exigen que se adopten medidas que sirvan como “herramientas” a los problemas que ocurren en el liceo.
“Se reitera la exigencia de la provisión inmediata de vacantes (tres puestos de auxiliar administrativo) con el objetivo de lograr un funcionamiento institucional, dado que a la fecha se encontraron irregularidades como el retraso en las inscripciones y adjudicaciones de grupos, trámites de escolaridad y pasaje de grado, pases, designación de horas, no cobro de haberes, así como trámites diarios propios de la institución”, señalaron los funcionarios.
Los docentes convocaron a los padres de los alumnos para poder informarles de la situación del liceo y de cuáles son sus reivindicaciones.
Esas reuniones se realizaron a la hora 08:00 y a la hora 17:00. En un comunicado anterior divulgado por la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) también se advirtió acerca de la situación de inseguridad que atraviesa la institución.
“Estamos teniendo problemas en el entorno del liceo, peleas que incluyen personas no solamente ajenas a la institución, sino también mayores de edad”, se explicaba en ese comunicado.
Los docentes sostienen que los incidentes se registran tanto con extraños como con familiares de estudiantes, y que incluyen amenazas con armas a funcionarios y también a los propios alumnos.
El pasado martes 19, la madre de un alumno increpó a una docente que llegaba a trabajar porque dos estudiantes se estaban peleando en la esquina del liceo.
La mujer permaneció afuera del centro “para pedir explicaciones en tono amenazante”, aseguran los docentes.
Reclamos
“Nos encontramos imposibilitados de ‘separar’ peleas que se desarrollan en el entorno porque en la mayoría de los casos involucran personas ajenas e incluso armas”, afirman.
Los docentes del Liceo 11 adheridos a ADES exigen al Consejo de Educación Secundaria la formación de un equipo especializado para atender la situación, y que el liceo cuente con al menos un asistente social.
También reclaman que se cubran tres puestos de auxiliar administrativo, que se encuentran vacantes, “con el objetivo de lograr un normal funcionamiento institucional”.