Programa Escolar de Salud Bucal

El programa de Salud Bucal, originario de Presidencia de la República desde el año 2005, ya cuenta con su móvil en Salto.

Dotado de un equipamiento odontológico completo y de última generación, es brindado por la Delegación Uruguaya de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.
La tarea, está siendo llevada a cabo en conjunto con cinco profesionales odontológicos, los cuales vienen trabajando

Con las Dras. en Odontología: Fabiana Beneditto y Pamela Bacci

Con las Dras. en Odontología:
Fabiana Beneditto y Pamela Bacci

desde el comienzo del Programa de Salud Bucal, en todo el departamento, en zonas urbanas y rurales, así como se lo viene llevando a cabo, en todos los departamentos del país.
Con el mencionado móvil, se ha optimizado el servicio, ya que sus condiciones están dadas para poder lograrlo y de esta forma beneficiar a muchos niños en contexto crítico.
Los Odontólogos que comparten el servicio, son: Alice Carcabelos, Ricardo Azpiro, Alejandra Prisker, Fabiana Beneditto y Pamela Bacci, con quienes en esta oportunidad dialogamos y quien termina de conformar el equipo de trabajo, es el Chofer Soldado del Ejército Nacional, Darío Argain.

El proyecto:
-Pamela Bacci: El proyecto lo viene llevando a cabo la Presidencia de la República, con el gobierno de Tabaré Vázquez desde el año 2005. Donde comienza un plan piloto, brindando el servicio solamente a los niños de primero y sexto año.
En el año 2006, hay un llamado a concurso donde concursamos varios técnicos y quedamos en el plan cinco colegas, comenzando a trabajar en el 2007.
Allí ya fue incrementado el servicio: no se lo hacía solamente a los niños de primer año, se continuó cuando pasaron a segundo.
Actualmente estamos presentes en todas las escuelas públicas y de contexto crítico, llamadas “Escuela Aprender”, donde el niño desde primero a sexto año, recibe atención.
No son todas las escuelas urbanas. Fueron solamente algunas, seleccionadas por la inspección, conjuntamente con las autoridades del programa, por su contexto.
¿También se trabaja en escuelas rurales?
Sí, de la misma manera que se trabaja en una escuela urbana. Atendemos por ejemplo, escuelas rurales que están más cerca de Tacuarembó que de Salto, abarcando todo el departamento.
Se concurre a una escuela y luego de dejarla totalmente rehabilitada, allí se procede a cambiar de escuela, pero esta sigue en control y con un seguimiento de nuestra parte.
En este caso de las escuelas rurales, estamos divididos con otras instituciones como por ejemplo Gastesi Martinicorena, no perteneciente al programa. Lo mismo sucede con ASSE derivando los niños a las distintas UBA (policlínicas), recibiendo la atención donde existen sillones odontológicos.
Ellos por un lado y nosotros por otro, cubrimos toda el área rural. Y en lo urbano, en escuelas de contexto crítico sí, solamente el programa de Presidencia de Salud Bucal desarrolla la tarea.
¿Cuáles son los servicios que brinda el móvil?
-Fabiana Beneditto: la asistencia consiste en dos áreas: una, que es preventivo educativo, correspondiendo a la parte de educación.
Hoy en día estamos nosotros cubriendo el área, existiendo esa necesidad de Higienistas. Que es quien realiza la tarea del reparto dos veces al año, de pasta, cepillo y un vaso, donado por el programa, incluso en los preescolares, aunque no se le realice la asistencia.
Se comienza a los dos años, a insistir con los buenos hábitos, incluido enseñándole al niño a cepillar los dientes.
La idea es que si un niño sabe cepillarse, no tendría que tener caries, por ello tanto se insiste en esta parte de motivación y prevención.
Y la otra parte es asistencial, donde corresponde: el sellante dental, realizándole cuatro flúor al año al niño, eliminaciones de caries y las extracciones según el prestador, ya que en las escuelas por medidas de bioseguridad, no contamos con medios para realizar la cirugía.
Hay niños a los cuales les corresponde ASSE y los que están dentro de la mutualista, en Centro Médico.
Nuestra tarea es el “alta básica”, dejándolo libre de enfermedad.
¿Cuentan con el apoyo de los maestros para la tarea?
-Pamela Bacci: Sí, hay docentes que acompañan en el desarrollo tan necesario, y otros que no, porque entendemos que es más tarea para ellos.
Lo ideal sería que el niño, como tiene el cepillo en la escuela, luego de la merienda se cepille los dientes. Pero en escuelas, que son más de treinta por clase, que la maestra tenga que estar vigilándolos, es complicado. Incluso los bebederos no dan abasto.
-Fabiana Beneditto: esto funciona más que nada, contando con la buena voluntad de cada uno y todo lo que se comprometa con la causa.
Pero el hogar tiene mucho que aportar también.
¿Se sienten los profesionales comprometidos con la causa?
-Pamela Bacci: Sí, mucho.
Sentimos que nuestra tarea es más el compromiso de nosotros con las escuelas.
-Fabiana Beneditto: Lo nuestro es más voluntario.
Creo firmemente que todos los compañeros que seguimos firmes acompañando el programa, es porque nos gusta lo que hacemos.
Está por otro lado el cariño que recibimos de los niños, que es muy reconfortante.
¿Cómo es el cronograma de visitas?
-Fabiana Beneditto: El móvil, sale todos los días de lunes a viernes para la zona rural y cada uno de esos días va un colega diferente, cubriendo así a todo lo que corresponde a cada escuela.
Así sucesivamente hasta rehabilitar, seguimos con cada una. En ocasiones, logramos hacer dos en el día, ya que se encuentran cerca una de la otra.
Pero en otras, debemos hacer tres horas de viaje para llegar y otras tres horas para regresar a Salto.
¿Por qué le llaman programa de Presidencia?
-Fabiana Beneditto: porque desde que el programa comenzó a funcionar, nunca se nos trasladó a los profesionales a ASSE, o a ninguna otra área.
Siempre estamos dependiendo de Presidencia de la República.
¿Fue muy difícil organizarse al comienzo?
Comenzamos el programa, dividiéndonos la tarea por registros.
En cada uno de ellos, había un Odontólogo que cubría toda la parte asistencial y un Higienista que lo hace con todo lo que es educación y prevención.
Hoy en día el recurso humano es muy escaso. En todo el país, existen colegas que no pertenecen más al programa y no se han tomado esas vacantes. Causando esto que realice la tarea un solo profesional, el trabajo de dos.
Es esa una gran falencia, una necesidad. Porque el programa tiene problemas con el presupuesto que no alcanza y hoy lamentablemente es algo sumamente necesario poder cambiarlo, para que siga funcionando, ya que empezó de manera espectacular.
Y esta donación de la camioneta, que nos hace la Delegación Uruguaya de CTM, es realmente valorada por nosotros. Nos mejora nuestra forma de trabajo y a la cual estamos muy agradecidos. Nos motiva mucho para seguir adelante.
Solamente esperamos los profesionales abocados al programa, una mejor respuesta a la tarea encomendada.
Poder contar con mejoras, con más apoyo económico de parte del programa en el presupuesto nacional, ya que creemos que la tarea que realizamos es de gran importancia.
¿Anteriormente a la donación, cómo funcionaban sus tareas?
-Pamela Bacci: el móvil con el que contábamos, era una camioneta y al llegar a una determinada escuela, armábamos una camilla en un salón, montábamos el equipo móvil y realizábamos la atención con cada niño acostado.
Se lo ha realizado así todo este tiempo hasta ahora y se lo hace aún en muchos lugares del país.
Nosotros tenemos la suerte hoy, de contar con este móvil diferente. ¡Somos unas privilegiadas!







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...