Programa nacional de Detección Prenatal de Cardiopatías Congénitas del Uruguay

Este es un programa, que a raíz de su importancia, viene notoriamente dando sus frutos. Es importante destacar, la convicción y voluntad, con que se comenzó con toda este proyecto hoy hecho realidad, de parte de su creador y organizador, el Dr. Manuel Melnik. Con él dialogó EL PUEBLO, para conocer todos los detalles:
-¿De qué se trata el Programa Nacional de Detección de CC del Uruguay?
“Se trata de un programa creado y organizado por dos instituciones la SUCAF Sociedad Uruguaya de Cardiología Fetal y la Sociedad de Ecografía Ginecotocológica del Uruguay, la idea básica del programa es hacer docencia a nivel de todo el país, enseñar a los obstetras y radiólogos los cortes cardiovasculares básicos para aumentar la tasa de detección prenatal de cardiopatías congénitas que en nuestro país es extremadamente baja.
-¿Qué datos se tiene de la tasa de detección de cardiopatías congénitas en nuestro país?
La tasa de detección es muy baja, datos aportados por el Fondo Nacional de Recursos (FNR) nos permitieron estimar una tasa de 11% para el año 2013, este cálculo fue realizado para cardiopatías congénitas críticas, es decir aquellas en las que se realiza algún procedimiento hemodinámico o quirúrgico durante el primer año de vida. Si tomamos en cuenta todas las cardiopatías congénitas la tasa de diagnóstico prenatal es de un 4,4%, en otras palabras en nuestro país no se detectan el 90% de las cardiopatías congénitas más graves.
-¿Se podría decir que este es un problema grave?
Los números son evidentes, estamos ante un grave problema de salud pública que hay que comenzar a resolver y la única manera es promover  el tamizaje, pesquisa, screening o cribado de las cardiopatías congénitas durante la ecografía obstétrica. Las cardiopatías congénitas son la congenituras más frecuente del feto, prácticamente la mitad de las malformaciones congénitas son cardiovasculares.
-¿Una forma de comenzar es hacer el tamizaje en los embarazos de alto riesgo?
En realidad el 90% de las cardiopatías congénitas se dan en embarazos de bajo riesgo, solo el 10% de las cardiopatías congénitas se dan en embarazos de alto riesgo, por lo tanto el tamizaje hay que hacerlo en el 100% de las embarazadas.
-¿En nuestro continente existe algún programa similar al que ustedes están desarrollando?
El único país de Latino América que tiene un programa de detección prenatal de CC es Cuba, ellos tienen una tasa de detección prenatal de cardiopatías congénitas del 90%, pero ese programa tiene muchos años de funcionamiento, la estrategia siempre es la misma, es realizar el cribado cardiológico fetal al 100% de las embarazadas. Es exactamente lo que estamos tratando de desarrollar en nuestro país.
-¿De qué forma se va a desarrollar?
Vamos a realizar talleres de ecocardiografía fetal a lo largo de todo el país, la idea es recorrer la mayoría de las ciudades del interior, el taller tiene un componente más interactivo, más práctico, más dinámico, permite una mayor interacción y por lo tanto un mayor aprendizaje.
-¿Cuándo comenzarían los talleres de ecocardiografía fetal?
En realidad ya realizamos en la semana que pasó, el primer taller en la ciudad de Bella Unión, tenemos un compromiso muy fuerte con el interior del país y comenzar por el norte para nosotros, es muy importante.
-¿Cuál es el costo del programa para el país?
El programa es organizado por las dos sociedades científicas, la SUCAF y la Sociedad de eco ginecología del Uruguay, no cuenta con apoyo económico público, en realidad es un voluntariado donde los docentes trabajan gratis, todo está hecho a conciencia, esta es la única manera de aumentar la tasa de diagnóstico prenatal.
-¿Qué otras personas están  detrás de este programa?
Por suerte son muchas las personas comprometidas con el programa, la lista es larga, el Dr. Diego Abdala cardiólogo pediátrico y cardiólogo fetal, juntos vamos a dar todos los talleres a lo largo del interior del país, el Dr. Marcelo De Agostini jefe de la diplomatura de ecografía fetal del Hospital de Clínicas es una pieza fundamental dado que él desde el primer momento nos dio su apoyo incondicional, la Dra. Inés Alonzo presidenta de la Sociedad de eco ginecología también nos ha apoyado desde el primer momento, el Dr. Víctor Recchi de Rivera es el secretario de la SUCAF y también forma parte de este proyecto. La lista es muy larga y tendría que seguir nombrando a muchos colegas.
-¿El programa tiene apoyo del gobierno?
Nosotros tuvimos una reunión con la Ministra de Salud Pública la Dra. Susana Muñiz hace un mes donde le comentamos del proyecto, ella nos apoyó, nos estimuló a seguir y vio con mucho agrado que todo comenzara por el interior del país, además ella conoce muy bien el proyecto que yo estoy desarrollando en  Artigas, creo que a corto plazo vamos a tener el apoyo logístico del gobierno a través del Ministerio de Salud Pública. También tuve una reunión con la Coordinadora del programa Uruguay Crece Contigo Dra. Cristina Lustemberg, quién también quedó muy interesada por el proyecto, de hecho nosotros le hacemos gratuitamente a todas las beneficiarias del programa un ecocardiograma fetal en el departamento de Artigas, dentro del proyecto que le presentamos hace dos años a la intendencia de Artigas.
-¿Qué beneficios le puede dar al país el desarrollo de este programa?
En primer lugar el beneficio es para los pacientes, el diagnóstico prenatal te da poder de decisión, poder de organización, poder de elaboración, es decir la familia se prepara mejor. Por otro lado es mejor trasladar una embarazada que un recién nacido en condiciones inadecuadas. El diagnóstico prenatal permite el nacimiento en un centro de referencia. El diagnóstico prenatal disminuye la morbimortalidad del recién nacido, disminuye los costos de traslado, disminuye los costos de internación, se estima que se puede ahorrar hasta un 35% de los costos totales determinados por las cardiopatías congénitas, es decir estamos hablando de muchos millones de dólares de ahorro para un país pequeño como el Uruguay.
-¿Cuánto se podría ahorrar con un programa de estas características?
Se puede ahorrar mucho dinero, si nosotros extrapolamos los datos de otros países podemos estimar que Uruguay gasta cerca de 90.000.000 de dólares al año en malformaciones congénitas, de este gasto total las congenituras cardíacas son las más costosas, se gasta cerca de 40.000.000 de dólares al año, si estimamos que se podría ahorrar cerca de un 35% del gasto total si realizamos el diagnóstico prenatal de las cardiopatías congénitas, estamos hablando de un ahorro de 14.000.000 de dólares al año, es decir que en un período de gobierno se podría ahorrar 70.000.000 de dólares, esos números son tan impactantes como reales. Todos estos datos son determinantes, impactantes, objetivos e incuestionables y la solución es desarrollar el Programa Nacional de Detección Prenatal de Cardiopatías Congénitas del Uruguay”.
Mary Olivera
maryssabel11@hotmail.com

Este es un programa, que a raíz de su importancia, viene notoriamente dando sus frutos. Es importante destacar, la convicción y voluntad, con que se comenzó con toda este proyecto hoy hecho realidad, de parte de su creador y organizador, el Dr. Manuel Melnik. Con él dialogó EL PUEBLO, para conocer todos los detalles:

-¿De qué se trata el Programa Nacional de Detección de CC del Uruguay?

“Se trata de un programa creado y organizado por dos instituciones la SUCAF Sociedad Uruguaya de Cardiología Fetal y la Sociedad de Ecografía Ginecotocológica del Uruguay, la idea básica del programa es hacer docencia a nivel de todo el país, enseñar a los obstetras y radiólogos los cortes cardiovasculares básicos para aumentar la tasa de detección prenatal de cardiopatías congénitas que en nuestro país es extremadamente baja.

-¿Qué datos se tiene de la tasa de detección de cardiopatías congénitas en nuestro país?

Con el Dr. Manuel Melnik

Con el Dr. Manuel Melnik

La tasa de detección es muy baja, datos aportados por el Fondo Nacional de Recursos (FNR) nos permitieron estimar una tasa de 11% para el año 2013, este cálculo fue realizado para cardiopatías congénitas críticas, es decir aquellas en las que se realiza algún procedimiento hemodinámico o quirúrgico durante el primer año de vida. Si tomamos en cuenta todas las cardiopatías congénitas la tasa de diagnóstico prenatal es de un 4,4%, en otras palabras en nuestro país no se detectan el 90% de las cardiopatías congénitas más graves.

-¿Se podría decir que este es un problema grave?

Los números son evidentes, estamos ante un grave problema de salud pública que hay que comenzar a resolver y la única manera es promover  el tamizaje, pesquisa, screening o cribado de las cardiopatías congénitas durante la ecografía obstétrica. Las cardiopatías congénitas son la congenituras más frecuente del feto, prácticamente la mitad de las malformaciones congénitas son cardiovasculares.

-¿Una forma de comenzar es hacer el tamizaje en los embarazos de alto riesgo?

En realidad el 90% de las cardiopatías congénitas se dan en embarazos de bajo riesgo, solo el 10% de las cardiopatías congénitas se dan en embarazos de alto riesgo, por lo tanto el tamizaje hay que hacerlo en el 100% de las embarazadas.

-¿En nuestro continente existe algún programa similar al que ustedes están desarrollando?

El único país de Latino América que tiene un programa de detección prenatal de CC es Cuba, ellos tienen una tasa de detección prenatal de cardiopatías congénitas del 90%, pero ese programa tiene muchos años de funcionamiento, la estrategia siempre es la misma, es realizar el cribado cardiológico fetal al 100% de las embarazadas. Es exactamente lo que estamos tratando de desarrollar en nuestro país.

-¿De qué forma se va a desarrollar?

Vamos a realizar talleres de ecocardiografía fetal a lo largo de todo el país, la idea es recorrer la mayoría de las ciudades del interior, el taller tiene un componente más interactivo, más práctico, más dinámico, permite una mayor interacción y por lo tanto un mayor aprendizaje.

-¿Cuándo comenzarían los talleres de ecocardiografía fetal?

En realidad ya realizamos en la semana que pasó, el primer taller en la ciudad de Bella Unión, tenemos un compromiso muy fuerte con el interior del país y comenzar por el norte para nosotros, es muy importante.

-¿Cuál es el costo del programa para el país?

El programa es organizado por las dos sociedades científicas, la SUCAF y la Sociedad de eco ginecología del Uruguay, no cuenta con apoyo económico público, en realidad es un voluntariado donde los docentes trabajan gratis, todo está hecho a conciencia, esta es la única manera de aumentar la tasa de diagnóstico prenatal.

-¿Qué otras personas están  detrás de este programa?

Por suerte son muchas las personas comprometidas con el programa, la lista es larga, el Dr. Diego Abdala cardiólogo pediátrico y cardiólogo fetal, juntos vamos a dar todos los talleres a lo largo del interior del país, el Dr. Marcelo De Agostini jefe de la diplomatura de ecografía fetal del Hospital de Clínicas es una pieza fundamental dado que él desde el primer momento nos dio su apoyo incondicional, la Dra. Inés Alonzo presidenta de la Sociedad de eco ginecología también nos ha apoyado desde el primer momento, el Dr. Víctor Recchi de Rivera es el secretario de la SUCAF y también forma parte de este proyecto. La lista es muy larga y tendría que seguir nombrando a muchos colegas.

-¿El programa tiene apoyo del gobierno?

Nosotros tuvimos una reunión con la Ministra de Salud Pública la Dra. Susana Muñiz hace un mes donde le comentamos del proyecto, ella nos apoyó, nos estimuló a seguir y vio con mucho agrado que todo comenzara por el interior del país, además ella conoce muy bien el proyecto que yo estoy desarrollando en  Artigas, creo que a corto plazo vamos a tener el apoyo logístico del gobierno a través del Ministerio de Salud Pública. También tuve una reunión con la Coordinadora del programa Uruguay Crece Contigo Dra. Cristina Lustemberg, quién también quedó muy interesada por el proyecto, de hecho nosotros le hacemos gratuitamente a todas las beneficiarias del programa un ecocardiograma fetal en el departamento de Artigas, dentro del proyecto que le presentamos hace dos años a la intendencia de Artigas.

-¿Qué beneficios le puede dar al país el desarrollo de este programa?

En primer lugar el beneficio es para los pacientes, el diagnóstico prenatal te da poder de decisión, poder de organización, poder de elaboración, es decir la familia se prepara mejor. Por otro lado es mejor trasladar una embarazada que un recién nacido en condiciones inadecuadas. El diagnóstico prenatal permite el nacimiento en un centro de referencia. El diagnóstico prenatal disminuye la morbimortalidad del recién nacido, disminuye los costos de traslado, disminuye los costos de internación, se estima que se puede ahorrar hasta un 35% de los costos totales determinados por las cardiopatías congénitas, es decir estamos hablando de muchos millones de dólares de ahorro para un país pequeño como el Uruguay.

-¿Cuánto se podría ahorrar con un programa de estas características?

Se puede ahorrar mucho dinero, si nosotros extrapolamos los datos de otros países podemos estimar que Uruguay gasta cerca de 90.000.000 de dólares al año en malformaciones congénitas, de este gasto total las congenituras cardíacas son las más costosas, se gasta cerca de 40.000.000 de dólares al año, si estimamos que se podría ahorrar cerca de un 35% del gasto total si realizamos el diagnóstico prenatal de las cardiopatías congénitas, estamos hablando de un ahorro de 14.000.000 de dólares al año, es decir que en un período de gobierno se podría ahorrar 70.000.000 de dólares, esos números son tan impactantes como reales. Todos estos datos son determinantes, impactantes, objetivos e incuestionables y la solución es desarrollar el Programa Nacional de Detección Prenatal de Cardiopatías Congénitas del Uruguay”.

Mary Olivera

maryssabel11@hotmail.com