Proliferación preocupa a la Policía. La pasta base invade los ambientes juveniles

En la antesala de la muerte

La pasta base es una de las drogas más pesadas de las que se trafican en nuestro país y a quienes la consumen los lleva indefectiblemente a la muerte. Si bien se ha planteado un problema frontal contra esta droga y se ha establecido como imperioso un cambio en la legislación para que se penalice con mayor dureza a quienes la comercializan, la pasta base o “paco”, como se la conoce en la jerga de los consumidores, ya se ha cobrado varias vidas en Uruguay y lo peor de todo, es que cada vez tiene una mayor presencia en Salto.
Algo que si bien preocupa a las autoridades, por el momento se está bastante lejos de que se le pueda poner fin. Si bien las primeras incautaciones de esta droga datan de principios de esta década, su presencia se ha incrementado en los últimos tiempos y solamente el mes pasado, hubo dos procedimientos en los que pudieron desbaratarse algunas bocas de venta de pasta base.
A esto, se le suma el ingreso por el paso de frontera del puente internacional de Salto Grande, de esta droga con la utilización de mulas. En 2008, al menos dos mulas fueron detenidas por las autoridades cuando pretendían pasar por la represa con decenas de “tizas” de pasta base adheridas al cuerpo.
Ambas eran jóvenes de 19 años de edad, que por problemas económicos y un embarazo en ciernes, accedieron a ser contratadas por una organización argentina para pasar esta droga desde Buenos Aires, hacia su ciudad de origen, Montevideo.
Sin embargo, en los últimos días, dos procedimientos policiales permitieron desbaratar dos bocas de venta de pasta base en diferentes puntos de la ciudad. Y si bien la Policía local admite que tiene en la mira a varias bocas más, todavía no cuenta con los elementos adecuados como para realizar los procedimientos respectivos. Un panorama de la problemática de esta droga y sus avatares en el siguiente informe de EL PUEBLO.
Nos da en la nuca
La pasta base ingresó aproximadamente a nuestro medio a mediados del año 2003. Es una droga pesada que es consumida principalmente por los adolescentes de los estratos más carenciados de nuestra sociedad. Tiene un alto poder adictivo y sus consecuencias son letales. En Uruguay existen casos de padres que se han enfrentado a sus hijos, incluso dándoles muerte, para que estos dejen de robarles para drogarse y causar daños a otras personas.
La pasta base es la cocaína no tratada, extraída de las hojas de coca a través de un proceso de maceración y mezcla con solventes tales como parafina, bencina, éter, ácido sulfúrico, etc. Tiene la apariencia de un polvo blancuzco o amarillento, dependiendo de la sustancia con que ha sido mezclada. El hecho que la pasta base contenga el alcaloide más los solventes, que son sustancias tóxicas, la hace mucho más peligrosa para el organismo. Generalmente se la consume fumándola mezclada con tabaco o con marihuana
Efectos
El efecto que produce se puede dividir en 4 etapas: 1. Etapa de euforia, en la que se observa una disminución de inhibiciones, sensación de placer e intensificación del estado de ánimo. 2. Etapa de disforia, en que el sujeto bruscamente empieza a sentirse angustiado, deprimido e inseguro. 3. Etapa en que el sujeto empieza a consumir ininterrumpidamente para evitar la etapa «2» cuando aún tiene dosis en la sangre. 4. Etapa de psicosis y alucinaciones. Finalmente la psicosis o pérdida del contacto con la realidad.
Adicción
La pasta base es una sustancia muy adictiva porque la sensación inicial de excitación y bienestar dura muy poco y es seguida rápidamente por una angustia (por eso se les llama «angustiados» a los que consumen pasta base) que empuja a seguir consumiéndola. La dependencia a la pasta base se manifiesta en un deseo irresistible de consumir la droga.

…………..

La Policía local desbarató dos bocas de venta  de pasta base y sabe de otras a las que intentan combatir

os procedimientos que se han realizado en Salto en los últimos tiempos han dejado en evidencia que el fenómeno de la pasta base es algo creciente.
En los últimos meses, la Policía logró capturar a una persona, que sin antecedentes penales, estaba vinculado al tráfico de pasta base desde una precaria vivienda de la zona portuaria. La droga se la traían desde Concordia y el joven, había montado su propia boca de venta en un lugar sumamente transitado. Luego de haber sido detenido, la justicia lo mandó a la cárcel.
Se trata de un hombre de 25 años de edad que no tenía antecedentes penales y que operaba desde hace algún tiempo desde una vivienda de la zona portuaria. El procedimiento se llevó a cabo en horas de la tarde del martes 6 de octubre, y el responsable fue remitido ante la Justicia Penal, que lo procesó con prisión por tráfico de estupefacientes.
EL PROCEDIMIENTO
La Policía le venía siguiendo la pista a esta boca de venta de drogas desde hacía buen tiempo. Pero ese día hubo que actuar y listo. Se trataba de una modesta vivienda ubicada de la calle 19 de Abril al 300. Para ingresar al lugar donde se llevaban a cabo las tranzas, los efectivos tenían una orden de allanamiento.
Al montar el operativo, sobre las cuatro y media de la tarde, los funcionarios ya estaban prontos para entrar, cuando de repente la concubina del hombre que buscaban, una mujer de 19 años de edad que tampoco tenía antecedentes penales, salía a la vereda y vio el desarrollo del operativo, por lo cual atinó a regresar hacia el interior de su casa y darle aviso a su concubino de que la Policía iría tras él.
En ese momento los efectivos no tuvieron más remedio que correr tras ella y allí la mujer atinó a avisarle a viva voz a su compañero lo que estaba sucediendo. Fue entonces que el sujeto pudo ser atrapado preparando las “palancas” de venta, y al entrar la Policía, quiso deshacerse de las mismas de  inmediato, porque contaba con dos envoltorios con pasta base en una de sus manos. Mientras que en la otra tenía una bolsa blanca de las que se utilizan para las medidas de venta.
En el lugar fueron apresados este hombre y su concubina y al ser inspeccionada la casa por la Policía pudieron incautar tres teléfonos celulares, cuarenta y un encendedores nuevos, un televisor color de 20 pulgadas marca JVC y un equipo de audio. Además, en un cuarto contiguo fue hallado un recipiente con decenas de tizas de pasta base.
Una vez esto, los detenidos fueron conducidos hasta la Jefatura de Policía donde fueron interrogados sobre este asunto. El hombre de 25 años de edad permaneció detenido hasta ser remitido al juzgado, para que el magistrado actuante dictara el procesamiento y prisión preventiva de esta persona de iniciales W.A.S.D.E. a quien se le tipificó un delito de “comercialización de estupefacientes” y después fue alojado en la Cárcel Departamental.
EN LAZARETO SE LES
ESCAPO PERO
CERRARON LA BOCA
DE VENTA
La Policía logró frenar boca de pasta base en la Diagonal Lazareto y Justicia mandó preso a vendedor de marihuana. En el momento en que durante la campaña electoral, los dos candidatos a la presidencia de la República hablan de entablar un combate frontal a la pasta base por tratarse de una de las drogas más duras que se hayan conocido y cuyos efectos pueden llegar a causar la muerte de un consumidor en poco tiempo, esta droga ya ganó terreno en Salto y se instaló entre los consumidores de drogas de los diferentes barrios de la ciudad.
Es que un intenso operativo policial realizado en la última semana de octubre por la noche, logró frenar una boca de venta existente en la Diagonal Lazareto. Si bien en la redada varias personas fueron detenidas, el principal responsable de la venta de drogas, huyó por los fondos de las viviendas aledañas y la Policía no pudo dar con él.
Hay varios detenidos, pero el autor no pudo ser atrapado y la boca de venta de pasta base sigue en pie, pero no más en ese barrio. Fue sobre las diez de la noche en la Diagonal Lazareto. Una redada policial pudo atrapar a varias personas, entre ellas algunos menores de edad que habían adquirido pasta base en una vivienda del lugar.
La Policía detuvo a una persona de 36 años de edad, la que había arrojado una lágrima, con 4 tizas de pasta base. Pero minutos más tarde, estando a una cuadra de la Diagonal Lazareto, la Policía detuvo a dos personas mayores de edad que salían de allí con otras dos lágrimas de pasta base.
Como en un momento determinado, la presencia policial en el lugar se hizo notoria y el sujeto autor de la venta de droga fue informado de esto, la Policía optó por arribar hasta la vivienda ubicada en el corazón de la Diagonal Lazareto con la finalidad de poder atraparlo. Pero este se dio a la fuga por los fondos de las vivienda aledañas.
Asimismo, la Policía montó un operativo de rastrillaje por la zona para dar con el sujeto apodado “el Chino”, a quien buscan por distintos lugares pero hasta el momento no aparece. En total en este operativo antidrogas fueron detenidos siete personas mayores de edad y otras cuatro menores, así como también fueron incautadas varias lágrimas de pasta base, 1 bolsa de celofán con dos trozos pequeños de marihuana y 1 tuca de bronce.
LAS MULAS
Fue a finales del año 2007, dos jóvenes mujeres de 19 años de edad, cayeron a diferencia de un mes de la misma forma. Ambas tenían la misma historia y seguramente habrían sido contratados por los mismos traficantes para llevar adelante su plan delictivo.
Ninguna de las dos se conocía entre sí, pero ambas provenían de dos barrios humildes de Montevideo. Al estar sin trabajo, solas y con un embarazo a cuestas, se largaron a lo que consideraron una aventura que les deparó como consecuencias, varios meses de prisión en Salto.
Contactadas con narcotraficantes argentinos, los que le pagaron el pasaje hasta Buenos Aires, llegaron con diferencia de un mes al mismo contacto que les dio la droga. Eran decenas de tizas de pasta base adheridas al cuerpo con cinta. Las dos quisieron pasar en taxi por el puente de Salto Grande, pero despertaron sospechas y fueron revisadas por una funcionaria de la Armada que les detectó la droga.
Ambas pasaron meses en la cárcel de Salto, incluso una de ellas dio a luz el día que fue apresada y convivió con su hijo en los meses de reclusión. Pero ninguna de las dos, aportaron datos que permitieran dar con quienes las metieron en esto.