Pronostican buenas perspectivas para el comercio mundial de la carne vacuna en el año 2017

El comercio mundial de carne retomaría en 2017 los volúmenes previos a la crisis de 2014, con precio firmes, si no se afectado por nuevos proteccionismos. Otra buena noticia es que el Mercosur podrá ampliar su participación en China, ocupando los espacios que dejó la fuerte caída de la oferta australiana. Estas son algunas de las conclusiones que expuso Miguel Gorelik, director de la publicación “Valor Carne”, en su último número de enero. El reconocido analista hizo un repaso de la situación de los principales países productores y exportadores, el que compartimos a continuación.
El análisis establece que en el segundo semestre de 2016 hubo un repunte de las exportaciones de carnes de los seis países líderes, que representan el 75 % del mercado internacional, saliendo así del bajón registrado durante el año y medio previo.
Lo más destacado es que esta mejora se pudo lograr a pesar de la fuerte retracción de las exportaciones australianas y la debilidad de la oferta de Brasil. Así las cosas la recuperación quedó en manos de Estados Unidos, la India y Uruguay.
Ampliando la m irada, si se toma todo el último año y se l o compara con el previo, se ve que mientras Australia redujo sus venta un 20 % , Brasil y la India las mantuvieron y Paraguay, EE.UU. Y Uruguay las incrementaron entre 2 y 11 por ciento.
De esta forma, 2016 cerró con una baja de sólo el cuatro por ciento en relación a 2015, aunque con tendencia creciente. Más aún, l os volúmenes embarcados en el último semestre fueron alcanzando el promedio de los últimos dos años. En tanto los precios también se recobraron a pesar de la baja de los Estados Unidos, pero aún muestran un cierto rezago con respecto al promedio del trienio.
APROVECHAR CAIDA
AUSTRALIANA
Cabe aclarar que los países que se miden para hacer este análisis son la India, Brasil, Australia, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay. Para completar el cuadro con los ocho líderes, están faltando los datos de Canadá y Nueva Zelanda, que exportan algo más que Paraguay y Uruguay, pero cuyas estadísticas no están disponibles con tanta inmediatez.
De este análisis global, se desprenden dos conclusiones importantes. El mercado mundial de carnes tiene posibilidades de retomar niveles de comercio y precios que no se veían desde antes de la crisis finaciera y dematerias primas del 2014, siempre y cuando fenómenos como el reciente protecionismo de Estados Unidos y el Brexit no generen disrupciones importantes de los flujos inernacionales.
Un factor que jugará a favor de muchos países exportadores es el “agujero” que deja Australia, con la fuerte retracción de su oferta, algo que puede ser aprovechado por sus competidores.
En efecto, a raíz de una sequía muy prolongada, el país oceánico comenzó un raid de exportaciones crecientes a finales de 2012, que pasaron de 950 mil toneladas peso embarque por año, a 1,35 millones a mediados de 2015, pero luego volvieron apenas por encima de su nivel inicial. Es decir que “desaparecieron” de la oferta mundial unas 500/600 mil toneladas anuales equivalentes carcasa, lo que contribuyó a mostrar cifras de comercio más bajas, pero esto no fue acompañado por una menor voluntad de los importadores en comprar carne.
MIRANDO A CHINA
En cuanto al provecho que pueden obtener los principales exportadores de la contracción de la oferta australiana, hay que tener en cuenta que sus ventas están muy concentradas en cuatro mercados: Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China, que en conjunto representan el 80% del total.
El único mercado en el que la mayoría del Mercosur compite abiertamente con Australia es en el de China,. En Corea sólo lo hace Uruguay y en Estados Unidos son éste y Brasil desde hace pocos meses. La Argentina podría sumarse en cierto plazo.
También hay que considerar que la reducción australiana no ha sido pareja en todos sus mercados, Mientras que en Estados Unidos y China la caída ha sido del orden del 40 % en Japón sólo redujo 7% y en Corea aumentó 8%
En definitiva para el Mercosur el gran objetivo a analizar es China, al que lamentablemente aún no ingresa Paraguay, pero tampoco accede la carne de los Estados Unidos ni de la India, a pesar de recientes promesas chinas hacia ambosd países.
De todas formas Chinas es el gran mercado para Brasil, Uruguay y la Argentina, representando el 32 por ciento, incluyendo los fuertes embarques a Hong Kong el 43 u el 36 por ciento respectivamente. Como dato contundente, Australia le vendió a China 75 mil toneladas peso canal, menos en 2016 que un año atrás y cubrir ese faltante puede ser un objetivo interesante.
Fuente: revista de Plazarural (remate 176)-