«Que el fútbol salteño recauda lo que recauda, es poco menos que milagro»

Casi 70 mil dólares en cuatro fechas

En cuatro fechas de la tercera rueda (exliguilla), la recaudación total se sitúa en $ 1.989.850, por concepto de la venta de 11.705 entradas. El promedio por fecha en materia de venta de boletos: 2.926. La recaudación promedio por fecha: $ 497.462. Hay que hablar de casi 70.000 dólares en cuatro fechas.

La formidable respuesta del hincha de Gladiador. Pero los seis han sabido de sumas

La formidable respuesta del hincha de Gladiador. Pero los seis han sabido de sumas

Por eso, el pasado lunes al cabo del Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, delegados que coincidieron sin más trámite en una sentencia: «que el fútbol salteño recauda lo que recauda, es poco menos que milagro».
Y desde esos mismos delegados se admite que «para muchos de los clubes, es el oxígeno económico de final de temporada». Porque además desde esos mismos clubes se reconoce que el momento crítico en el plano financiero, nace a mitad de la segunda rueda y la conclusión de esta, desde el momento que la recesión de aficionados se transforma en hecho letal.
LA GOTERA QUE SURGE
Es que además, la disputa de una rueda de definición como esta, no solo implica beneficios económicos para quienes son protagonistas, sino para el propio sostenimiento de la Liga Salteña de Fútbol. Durante la segunda quincena de noviembre, más diciembre y enero, la Liga permanece al margen de recaudaciones en función de la inactividad. Se plantean egresos, pero no ingresos y a partir del Campeonato del Interior, la gotera surge, más allá de sponsor que puedan tender la mano.
En esos meses la Liga permanece abierta, gastos que se generan, pagos que es imperativo contemplar (luz, agua, sueldos, funcionamiento en general), por lo tanto a los neutrales y los delegados, les cabe el eje de la coincidencia: sin una rueda de definiciones, el chasco económico sería real y las pérdidas en el tiempo, poco menos que terminantes. A la exliguilla no le falta magia: la tiene. Como desde aquel 1978, lejano en el tiempo cuando se la instauró.
La vigencia de de definiciones de esta naturaleza es cosa concreta. Desde el aficionado, por lo pronto, no existe una postura en contrario. 70.000 dólares en cuatro domingos de fútbol….no está mal.