Qué sentimos y cómo vivimos las fiestas de fin de año

Con Martín Mas

Son sin lugar a dudas, momentos especiales los de Navidad y fin de año.
Más allá de creencias religiosas, el entorno en el que vivimos y cómo se presenta la situación actual general, podemos ver diferencias bien marcadas.
Las sentimos como una época de cambio. Martín Mas
Es nuestro invitado de hoy, Psicólogo, Psicoterapeuta Psicoanalítico, Martín Mas, quien dará una visión de estos momentos.
Quisimos saber en primer lugar, cuáles son los significados en esta fecha tan especial y esto nos respondía:
Pueden ser muy variados y eso dependerá de muchos factores dependiendo de cada persona. Si hablamos de las fiestas tradicionales, en realidad hay dos hechos concretos de carácter diferente.
Uno la Navidad y otro el fin de año y el comienzo del siguiente.
Respecto a la Navidad como celebración religiosa que se recuerda el nacimiento de Jesucristo, es una fecha muy importante para mucha gente en nuestro país y en el resto del mundo.
Pero además, para quienes esta fecha no sea un evento que lo represente por sus creencias, también es un momento significativo ya que congrega a la familia de una manera que comprende prácticamente a todos, más allá de sus creencias. Respecto al año que finaliza y celebrar el que comienza con apenas unos días de diferencia, es inevitable mirar para atrás y también hacia adelante, pensar y sentir todo lo que nos ha sucedido como también en proyectos para el año que comienza y los sentimientos que esto nos genera.
¿Qué sentimientos experimentamos en estas fechas?
Naturalmente que aquí también habrán muchos elementos que podrán variar según cada situación.
Por ejemplo para un niño o un joven en edad de estar estudiando, una de las cosas que lo marcará, será como haya sido ese año con el estudio y el inicio de un período de vacaciones que marca un momento diferente del año.
Pero no se agota solo con eso, sino que también hay otros aspectos como la familia que integra, en qué situación se encuentra, si han habido cambios significativos o no, como la continuidad o no de la pareja de sus padres u otras que hubiesen formado.
También puede haber situaciones como la llegada o próxima llegada de un nuevo integrante o también la pérdida de alguien muy cercano.
Para una persona adulta por ejemplo, podrá ser también lo referido a cómo siente que está el vínculo con su pareja y naturalmente si hubiese acontecido un cambio claro como ruptura o formación de un nuevo vínculo.
Lo referido a la salud de cada uno, como la de los seres queridos más próximos, también será muy importante para un adulto. Dependiendo de la edad del adulto y también de su estado de salud, puede haber sentimientos y expectativas muy fuertes, como una marcada mejoría de una enfermedad o por el contrario un panorama incierto y a veces sombrío difícil de predecir.
También pudo haber sido un año muy difícil en lo laboral, por ejemplo, habiendo perdido el trabajo o un año con menos cantidad del mismo, a veces generando deudas que van complicando la marcha de la vida cotidiana, que pueda comprometer en el mediano plazo la situación general.
Aunque las situaciones sean diferentes en cada persona, ¿cuáles son las más difíciles de transitar?
La pérdida de seres queridos por fallecimiento es sin dudas, de las más complicadas porque es algo irreversible y definitivo. En este caso se deberá transitar por una etapa de duelo, que dependerá mucho de la importancia que tenga para cada uno ese ser querido fallecido y que podrá variar en tiempo de acuerdo a las características personales y su propia historia.
En otro orden de dificultad, puede haber situaciones que se vienen generando hace tiempo y no resultan fáciles de cambiar o de tomar decisiones al respecto. Aquí pueden haber por ejemplo, una situación de pareja o vínculos familiares o laborales que no viene siendo lo suficientemente satisfactoria y la persona siente que no puede lograr los cambios necesarios que quisiera.
Por otro lado no está seguro de tomar una decisión determinante que naturalmente suele generar muchas dudas por el cambio que esto implicaría y las repercusiones. Cuando esta situación se viene arrastrando desde cierto tiempo es un momento del año donde suelen aparecer con más fuerza las dudas e ideas de un posible cambio.
También dentro de situaciones difíciles pero no irreversibles, puede estar cuando una persona en su trabajo, no se encuentra conforme con el mismo hace ya un tiempo y esta situación se prolonga sin que pueda generar un cambio o tomar una decisión para iniciar una nueva etapa.
A veces si esto se prolonga en el tiempo, puede generar efectos importantes en la salud de la persona aunque no siempre pueda tener conciencia de ello y afectar su estado de ánimo general y vínculos tanto de los más cercanos como de su capacidad de socializar y de disfrutar en general. Entonces muchas veces en estas situaciones la persona puede sentirse mal, estar angustiada por sentir que pasa un año más, sin llegar a generar un cambio al respecto.
¿Existe la posibilidad de revertirlas para las próximas fiestas, y cuáles serían las actitudes a adoptar?
Dependiendo de cada situación naturalmente.
En el caso de una pérdida por fallecimiento esto no hay posibilidad de revertir la pérdida en sí misma. Lo que sí se puede, es mitigar esa pérdida lo mejor posible y poder encontrar la forma de continuar con la vida de forma tal, que puedan aparecer nuevos elementos que nos motiven de alguna forma. También es importante poder valorar lo que se haya podido vivir y disfrutar con esa persona que ya no tenemos, esto es no quedar encerrados con lo que ya no tenemos, sino poder recordar y revalorar en el presente toda esa experiencia que pudimos compartir con la misma.
Con relación a la situación conflictiva en los vínculos que mencionaba, es importante que la persona pueda encontrar la manera de comunicación con el otro donde se puedan hablar de los problemas que lo preocupan. También es importante, poder valorar adecuadamente los aspectos sanos del vínculo cuando los haya y pensar si por su lado las dificultades encontradas, puedan ser manejadas de forma apropiada y con flexibilidad.
Tenemos que recordar que todos somos diferentes y nuestras necesidades no tienen porqué ser las mismas.
¿Pueden las fiestas generarnos estrés?
Además de estas situaciones concretas que puedan estar presentes, también tenemos que pensar que hay una cantidad de pequeños detalles que pueden generar tensión, preocupación y desgaste.
Como decía al inicio esta época no es un momento más del año, porque suele remover muchos sentimientos por algo que nos ha pasado o nos está pasando. Pero además, hay que definir y hacer muchas cosas, que suelen juntarse en este momento del año.
También es momento de muchas reuniones. Sean de trabajo, sociales y familiares. En estas ocasiones muchas veces, hay gente que se puede sentir comprometida a asistir a estas reuniones donde no necesariamente sienta ganas de estar y compartir con gente con la que si hubiese podido elegir libremente, tal vez no asistiría.
Desde la clásica pregunta a resolver con quién se pasa una fecha u otra de las fiestas, los compromisos con una y otra familia de cada una de las partes. También es un momento muchas veces tenso, cuando hay parejas separadas con hijos de por medio y las tensiones son tanto para unos, como para otros. Otros detalles que se van sumando y muchas veces complicando más de lo debido, es por ejemplo cuando se debe decidir los regalos a hacer por la Navidad y también los Reyes Magos cuando hay niños o nietos y esto lleva tiempo y naturalmente dinero y no siempre se logra un acuerdo entre las partes acerca del dinero a gastar.
¿Una reflexión final?
Es un momento del año complejo e intenso donde las personas suelen estar más cansadas, lo que disminuye la tolerancia y a veces provoca momentos de tensión y malestar emocional y por tanto es importante tratar de ser razonablemente, flexibles.
También tenemos que considerar que muchas personas pueden sentirse obligadas por la presión social y de los diversos medios, a tener que estar contentas y festejar cuando pueden existir circunstancias que en este momento no le permitan sentirse bien ni contentas y es importante aceptar esto.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...