Recuperan una moto que había sido robada

Cuando realizaba una recorrida por su jurisdicción, un móvil de la seccional 4ª encontró una motocicleta abandonada en un descampado lleno de malezas ubicado en la intersección de las calles Arenal Grande y Magallanes.
Tras realizar la consulta de rigor a la Mesa Central de Operaciones de la Jefatura de Policía, se confirmó que el birrodado estaba requerido, luego de haber sido robado el martes pasado entre las 0.00 y las 2.00 de una finca del Centro de la ciudad.
Se trataba de una Yumbo Max de color rojo, que fue incautada a la espera de que el propietario presente los documentos pertinentes para recuperar su vehículo.
DOS ROBOS DE MOTOS
Los hurtos de motocicletas siguen siendo un problema constante para las autoridades policiales, quienes no paran de recibir denuncias al respecto.
Una de las tantas que se efectuaron en los últimos días aludió al caso de una mujer que estacionó su moto Yumbo Max en calle Colón y Artigas a las 16.30 del miércoles, y 50 minutos más tarde, cuando retornó al lugar a ocuparla, la misma había desaparecido. La damnificada, que dio cuenta del caso al personal de la seccional 1ª, acotó que en el baúl del vehículo había colocado un casco de color gris y varias herramientas.
Otro hurto denunciado en la misma sede policial fue el una moto Vital 110 de color rojo, que fue estacionada en calle Varela casi Lavalleja con traba de seguridad colocada, a las 2.45 de la víspera. A las 3.10, cuando el dueño fue a buscarla, se encontró con que alguien se la había llevado sin pedirle permiso.
Cuando realizaba una recorrida por su jurisdicción, un móvil de la seccional 4ª encontró una motocicleta abandonada en un descampado lleno de malezas ubicado en la intersección de las calles Arenal Grande y Magallanes.
Tras realizar la consulta de rigor a la Mesa Central de Operaciones de la Jefatura de Policía, se confirmó que el birrodado estaba requerido, luego de haber sido robado el martes pasado entre las 0.00 y las 2.00 de una finca del Centro de la ciudad.
Se trataba de una Yumbo Max de color rojo, que fue incautada a la espera de que el propietario presente los documentos pertinentes para recuperar su vehículo.
DOS ROBOS DE MOTOS
Los hurtos de motocicletas siguen siendo un problema constante para las autoridades policiales, quienes no paran de recibir denuncias al respecto.
Una de las tantas que se efectuaron en los últimos días aludió al caso de una mujer que estacionó su moto Yumbo Max en calle Colón y Artigas a las 16.30 del miércoles, y 50 minutos más tarde, cuando retornó al lugar a ocuparla, la misma había desaparecido. La damnificada, que dio cuenta del caso al personal de la seccional 1ª, acotó que en el baúl del vehículo había colocado un casco de color gris y varias herramientas.
Otro hurto denunciado en la misma sede policial fue el una moto Vital 110 de color rojo, que fue estacionada en calle Varela casi Lavalleja con traba de seguridad colocada, a las 2.45 de la víspera. A las 3.10, cuando el dueño fue a buscarla, se encontró con que alguien se la había llevado sin pedirle permiso.