Reflotan la idea de fusionar la «B» y la «C»: 22 equipos jugando en series

Comisión de Planificación o de Calendario, de las dos maneras parece bien dicho y porque responde a la realidad que se va pretendiendo. La comisión fue integrada, desde el punto de partida de los neutrales de la Liga Salteña de Fútbol y en los primeros encuentros, las cartas sobre la mesa. En la comisión, acuden representantes clubistas de las tres divisionales, por lo que afloran matices desde varios frentes, si de opinión o eventuales posiciones se trata.
Por ahora, tiempos de debates que no han faltado, a los efectos de unificar objetivos. Pero no han faltado hojas que se van llenando, para que la idea en algún caso, se transforme en proyecto.
AQUELLA PRETENSIÓN DE PEÑAROL QUE FRACASÓ
No tanto tiempo atrás, desde Peñarol de la Liga Salteña de Fútbol, se echó a andar la pretensión. No otra que fusionar las divisionales «B» y «C». La cúpula de los aurinegros liderada por Orestes Rolfo, reveló el sentido de esa búsqueda y sobre todo una: potenciar a clubes que caso contrario, no irían a trascender más allá de sus modestas posibilidades. Sin embargo, en la propia «C», el rechazo fue visceral, terminante. Peñarol quedó en soledad. Una tentativa fracasada. Pero el hecho es que la Comisión de Calendario se va proponiendo reflotar ese fin. Lo dejó en claro. Se sabe de esa opción en carpeta. Los 12 de la «B» y los 10 de la «C» juntos. El formato menciona la chance de dividir en series a los equipos, intercalando equipos de una divisional y otra.
CON PLAY OFF INCLUIDOS
En el Torneo Salteño de la «A», la inclusión este año de los play off. Se trata de una alternativa que contempló de hecho a neutrales y representantes de clubes. A ese sistema se lo pretende establecer también como área de definición en algún momento, si se juntasen las divisionales «B» y «C». Se pretende que cada equipo juegue POR LO MENOS 10 PARTIDOS, porque además, partidos interseries también estarán planteándose. Se trata de ideas que se van afinando.
«Vamos avanzando y no solo se trata de tirar pretensiones al aire, desde el momento que también hay que concretar», en el apunte de uno de los neutrales a EL PUEBLO.
La idea de fusión, surge reflotada. Los representantes clubistas tendrán su derecho al rechazo o al aval, pero en cada caso, los hombres de mando de las divisionales también pretenden jugar su partido. Y un partido no es menor: el del convencer al otro. Para que el otro entienda que es necesario beneficiar «al todo».Para que ese mismo» todo», sea quien se dignifique.