- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Repetir, ¿sí o no?, ¿alternativas?

Los métodos tradicionales de evaluación educativa frente a nuevas formas de adquirir el conocimiento.

Repetir, ¿sí o no?” Estaríamos simplificando mucho el tema si abordáramos únicamente el tema de la repetición a nivel educativo, cuando la cuestión va más allá. Los nuevos modelos educativos muestran una forma diferente de abordar el tema del aprendizaje a nivel educativo y las formas de evaluación. Países como Finlandia, admirados en el mundo por su calidad educativa abandonaron el método de la repetición hace mucho tiempo y el estigma de “repetidor” parece ir perdiendo peso ante una realidad que busca encontrar otras formas de evaluación.
El tema de la repetición resurgió en estos días tras un fallo judicial amparó la pretensión de los padres de una niña para que sea promovida a quinto año escolar en el colegio privado al que concurre. El magistrado actuante entendió que en el caso “se afectó un derecho esencial que va más allá del acceso a la educación, esto es, el derecho legítimo de todo niño en cuanto a que su esfuerzo escolar pueda lograr ser coronado con el avance en su carrera educativa y en definitiva, que no se le prive anticipadamente (ilegitimidad manifiesta) de su legítimo derecho a la razonable probabilidad y/o posibilidad de hacer frente a un nuevo año escolar”.
El tema, generó todo tipo de comentarios, sobre todo por el traslado de la toma de decisiones respecto a la promoción de los alumnos desde el ámbito educativo al ámbito judicial y un pronunciamiento en un ámbito como el judicial que carece de los conocimientos técnicos suficientes como para determinar la evaluación de un alumno.
En el presente informe, EL PUEBLO buscó recoger la opinión de los sectores directamente involucrados en la cuestión planteada a nivel de educación primaria, partiendo del caso judicial que en estos momentos se encuentra en la agenda pública hasta llegar a los sistemas de evaluación y las ventajas e inconvenientes de repetir un grado frente a otras alternativas para adquirir el conocimiento.

Dr. Bruno Rivero, abogado patrocinante de la familia de la niña que presentó una Acción de Amparo ante la Justicia.
“Si pusimos el caso a decisión de la Justicia, porque confiamos en su criterio; después no podemos decir lo contrario”.

EL PUEBLO dialogó con el Dr. Bruno Rivero, quien especificó que, sus clientes, se basaron en la opinión calificada de un equipo técnico, que les manifestó que entendía que su hija estaba en condiciones de pasar de año.

Relátenos cómo fueron los hechos
Los padres de la niña se enteran a fin del año pasado, en el mes de noviembre precisamente, que la misma reprobaba el curso. INFORME DR. BRUNO RIVERO [1]
Como ellos venían acompañando a la niña en el proceso educativo, con un grupo especializado, que estaba integrado por un psicomotricista, psicopedagogo, un pediatra, un maestro especializado; se basaron en la opinión de dichos especialistas, quienes le manifestaron que entendían que la niña debía de pasar de año, ya que tenía las aptitudes, los conocimientos y las destrezas necesarias para hacerlo, y que sería peor que reprobara.
Por lo tanto, por un lado estaba la Maestra de la niña que entendía, de que debía reprobar; y por el otro, este equipo multidisciplinario de especialista, que evaluaron a la niña y consideraron que no.
Con ese panorama, es que los padres van al Colegio, esgrimiendo el informe del grupo especializado; por su parte el Colegio se mantiene firme, respaldando la decisión de la maestra, sosteniendo que la niña, repetiría el año; sin perjuicio de eso, les recomendaron que fueran a Primaria.
En Primaria tuvieron una reunión con la Inspectora, quien les expresó que por la altura del año en la que se encontraban, no había otra cosa por hacer, y que se apoyaba lo resuelto por la maestra.
Con los plazos tan breves, y sin posibilidad de tener otra instancia, es que se lleva a cabo el proceso de amparo; con un plazo límite de 30 días para presentar la demanda, luego de haberse enterado la parte (padres y la niña) de la vulneración de sus derechos.
En primera instancia, lo que resuelve el Juez -por sentencia que sale el 22 de diciembre de 2017-, es que la prueba que surgía del expediente, señalaba que la niña estaba en condiciones de aprobar el año.
Una vez levantada la Feria Judicial, en los primeros días de febrero, el Colegio apela la sentencia; recordemos que, tomó la decisión en base a destrezas y no a los conocimientos de la niña, además de no presentar ante la Justicia más que la declaración de la maestra. Nosotros contestamos la apelación el día 9 de febrero, y al otro día, el hecho toma estado público y se mediatiza la discusión de si la pequeña debía o no debía reprobar.

La discusión generada en torno a la repetición de la niña, ¿cree que transitó por el carril correcto o se tergiversó?
Lo que hubo más que nada fue una discusión por una decisión técnica; no es que hubo un capricho de los padres en decir “yo no quiero que mi nena repruebe”. Los padres se basaron en la opinión calificada de un equipo técnico que les manifestó que entendían que su hija estaba en condiciones de pasar de año; respondiendo a un soporte y un asesoramiento profesional, y eso queremos dejarlo en claro, una vez más. Los padres, en todo su derecho, en el entendido que el defender el pase de año de su hija, con el respaldo de ese equipo, era lo mejor para la misma, lo hicieron.
Cuando toma estado público, comienza la otra discusión, de si no había otros medios y si este tipo de decisiones pueden o no ser llevadas ante la Justicia.

¿Qué opinión le merece el fallo de Segunda Instancia?
Ahí entra en el tema el Tribunal de Segunda Instancia, que zanja algunas de estas discusiones, expresando, primero que nada, que todo es judicializable; por lo tanto, la educación lo es también, y podemos discutir temas de la educación en la Justicia, en tanto que vulnere derechos. Es más, el Tribunal es lapidario, cuando manifiesta que negarnos, sería una denegatoria de Justicia. Ese fue un primer aspecto.
Y después analiza el artículo 195 del Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA), que da una presunción relativa de que no existen otros medios, o que los que existen son insuficientes para defender los derechos de la niña. Por tal motivo, nosotros no podemos discutir durante seis o siete meses si la niña debe o no pasar de curso. La resolución debía de estar, a nuestro entender, antes del inicio del nuevo año lectivo, ya fuere a favor o en contra.
Cualquier otro medio que existiera, los cuales desconocíamos y si existían no fueron propuestos, debía expedirse antes del comienzo de clases. Por ese lado se zanja la discusión.
Lo que entiende el Tribunal, es que no hubo una ilegitimidad manifiesta; con eso es que difiere nuestra apreciación, y que modificó la sentencia de Primera Instancia. Lo que sostuvimos al respecto, fue que acataríamos el fallo, al no haber otros recursos para plantear, y tampoco se iban a estudiar otras acciones, porque lo que siempre se intentó proteger fue el interés superior de la niña, e intentar evaluar otras acciones en este momento, sería, no darle un cierre al tema, ni un inicio lectivo tranquilo. Tampoco podíamos alargar el asunto, y que dentro de tres o cuatros meses se nos dijera que tenía que pasar, aunque era lo deseado, ya no servía. Después existe otro aspecto que es fundamental para los operadores del derecho, que es que si pusimos el caso a decisión de la Justicia, porque confiamos en su criterio; después no podemos decir lo contrario, porque el fallo nos haya sido adverso, porque deslegitimaría nuestro proceder.

La decisión que desató la pólemica. Juez Álvarez ordenó a colegio privado promover alumna a quinto grado escolar

13.02.18, de DICOMI-SCJ.- El Juez Letrado de Familia de 18ª Turno, Dr. Gerardo Alvarez, actuando como subrogante al frente del Juzgado Letrado de Familia de 20º Turno, amparó la pretensión de los padres de una niña para que sea promovida a quinto año escolar en el colegio privado al que concurre. Ahora se tramita la apelación.
La decisión data del pasado mes de diciembre, pero cobró fuerte relevancia pública luego de que un matutino de la capital se ocupara del tema.
Los padres de la menor utilizaron la vía del amparo (ley 16.011) que, como bien lo señala mediante cita doctrinaria el sentenciante, “es un instituto de carácter excepcional, residual y sobre todo reservado para las delicadas y extremas situaciones en las que por falta de otros medios legales peligra ciertamente la salvaguarda de los derechos fundamentales”.
En su resolución, el magistrado actuante entendió que en el caso “se afectó un derecho esencial que va más allá del acceso a la educación, esto es, el derecho legítimo de todo niño en cuanto a que su esfuerzo escolar pueda lograr ser coronado con el avance en su carrera educativa y en definitiva, que no se le prive anticipadamente (ilegitimidad manifiesta) de su legítimo derecho a la razonable probabilidad y/o posibilidad de hacer frente a un nuevo año escolar”.
Añade Álvarez que “la limitante en cuanto a la motricidad para la escritura y cierto grado de déficit atencional no son a juicio de este decisor razones valederas para no ser promovida, máxime si se tiene en consideración que desde la oralidad la menor en cuestión compensa su limitación en la escritura”.

http://poderjudicial.gub. uy/

Días después Tribunal de Apelaciones de Familia revocó fallo que ordenaba promover de grado a niña.

Tribunal de Apelaciones de Familia revocó fallo que ordenaba promover de grado a niña en edad escolar
“Cuando los tribunales son requeridos legalmente no sólo pueden sino que deben actuar ejerciendo la función jurisdiccional”

El Tribunal de Apelaciones de Familia de 1º Turno, por Sentencia del 20 de febrero de 2018, revocó el fallo del Juzgado de Familia de 20º Turno, desestimando la pretensión de amparo de los padres de una niña para que sea promovida a 5to.P año escolar en el colegio privado al que concurre.
EL PODER – DEBER ACTUAR DE LA JUSTICA

En el punto II de los Considerando, el Tribunal de Apelaciones de Familia de 1º Turno, sostuvo, respecto a la discusión generada de si la decisión de Primaria de no promover de curso a la niña debía o no ser revisada por la Justicia, que: “Cabe indicar, con carácter previo, que el agravio relativo a la judicialización de la educación (ver fs. 90), no es de recibo legal.
Ello porque cuando los tribunales son requeridos legalmente no sólo pueden sino que deben actuar ejerciendo la función jurisdiccional (artículo 5 LOT).
Por tanto, estando reclamado el amparo contra una decisión adoptada en el ámbito de la enseñanza u otro ámbito público o privado, siempre y cuando no se trate de actos exceptuados por la norma como lo son los actos jurisdiccionales, actos de la Corte Electoral y leyes y decretos de los Gobiernos Departamentales que tengan fuerza de ley en su jurisdicción, los tribunales están en la situación jurídica de poder deber de actuar.
Lo contrario, sería una injustificada denegación de acceso a la justicia. La llamada autonomía de la Enseñanza no puede privar a los ciudadanos de reclamar el amparo del Poder Judicial si entienden que los requisitos establecidos en el artículo 195 CNA están presentes”.
NO HUBO ILEGITIMIDAD EN EL ACCIONAR DE LA INSTITUCIÓN DE ENSEÑANZA

Los Ministros Dres. María Lilián Bendahan, Eduardo Cavalli y Álvaro Messere sostuvieron que “la decisión atacada, puede ser cuestionable, pero está muy lejos de revestir la nota de manifiestamente ilegítima”.
“El acto cuestionado, la reprobación de 4º año de la niña A., podría eventualmente ser cuestionable del punto de vista técnico, pero el fallo resulta insuficiente para el acogimiento de la pretensión, ventilada, in folios”.
“El amparo exige ilegitimidad manifiesta, extremo que no solo restringe la aplicación de este proceso a situaciones excepcionales, sino que, además debe ser posible con una prueba sumarísima habilitar el acogimiento del mismo”.
“En la sentencia hostilizada, se sostiene, que la institución de enseñanza demandada, arribó a una decisión clara y manifiestamente ilegítima, que afecta el derecho de A., a la razonable expectativa de seguir avanzando en su educación y preparación, en flagrante violación a lo recomendado en el art. 1º del Acta Extraordinaria Nº 119, Resolución Nº 7, de fecha 14 de noviembre de 2017”.
“A juicio de la Sala, integrada, in folios, la parte actora, no ha cumplido con la carga de demostrar que existió ilegitimidad manifiesta en el proceder de la institución demandada”.
“La decisión de la Maestra L. G., con relación a la no promoción de la niña A., a 5º año, fue adoptada dentro del marco de atribuciones que le confiere la normativa incidente”.
NORMATIVA

“La ley de educación Nº 18.437, de fecha 12 de diciembre de 2008, sienta determinados principios generales. Artículo 5º. (Del sujeto de la educación).
– Los titulares del goce y efectivo ejercicio del derecho a la educación, son los educandos.
Los educadores como agentes de la educación deben formular sus objetivos y propuestas, y organizar los contenidos en función de los educandos, de cualquier edad. Inc. 2º del Artículo 7º. Los padres, madres, o responsables legales de niños, niñas y adolescentes, tienen la obligación de inscribirlos en un centro de enseñanza y observar su asistencia y aprendizaje. 16 Inc. 1º del Artículo 12. (Concepto).
– La política educativa nacional tendrá como objetivo fundamental, que todos los habitantes del país logren aprendizajes de calidad (destacado pertenece al redactor), a lo largo de toda la vida y en todo el territorio nacional, a través de acciones educativas desarrolladas y promovidas por el Estado, tanto de carácter formal como no formal. Artículo 25. (De la educación primaria).
– La educación primaria tendrá el propósito de brindar los conocimientos básicos y desarrollar principalmente la comunicación y el razonamiento que permitan la convivencia responsable en la comunidad. Artículo 73. (De los deberes de los educandos).
– Los educandos de cualquier centro educativo tendrán el deber de: A) Cumplir con los requisitos para el cumplimiento de los planes y programas de estudio aprobados y para la aprobación de los cursos respectivos (destacado pertenece al redactor).
Artículo 120. (Principio específico de interpretación e integración).
-Para la interpretación e integración de la presente ley se deberá tener en cuenta el interés superior del educando, que consiste en el reconocimiento y respeto de los derechos inherentes a su calidad de persona humana.
En consecuencia, este principio no se podrá invocar para menoscabo de tales derechos. Por su parte, el Acta Extraordinaria Nº 119, Resolución Nº 7, de fecha 14 de noviembre de 2017, art. 1, del Consejo de 17 Educación Inicial y Primaria, establece que la decisión de una promoción es competencia del Maestro de Clase, el que para adoptarla utilizará información proveniente de diferentes ámbitos, entre los que se incluye a la Dirección Escolar, Maestro de Apoyo, Maestro Comunitario, Psicólogos y Asistentes Sociales, según el caso, así como el asesoramiento y orientación correspondiente al ámbito de la supervisión (Circular 200 del 19/08/2008). La norma en cuestión, se halla además inserta en un sistema jurídico: la carta Magna, que en su art. 8, dicta: “Todas las personas son iguales ante la ley, no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes”, indica el texto de la sentencia.

Carlos Varela, director general de Colegio y Liceo Crandon
La repetición es válida siempre y cuando se maneje con criterios, no es una herramienta para castigar a nadie

Carlos Varela, director general de Colegio y Liceo Crandon, en su experiencia –de más de 40 años- como docente siempre ha manejado la repetición ‘’como una posibilidad’’.

En este sentido explicó que el concepto de repetición ha cambiado muchos en estos 40 años desde que inició su carrera como maestro.
‘’Algo que ha cambiado es que antes uno pensaba que todos los alumnos tenían que aprender lo mismo, en el mismo momento, y así es como esas generaciones aprendieron todas las letras al mismo tiempo, así como las tablas en el mismo tiempo y nunca se respetaron los tiempos de cada alumno; hoy eso es radicalmente diferente –al menos desde Crandon- se procura acompañar a cada alumno al proceso que va llevando cada uno’’.
De esta manera ‘’en Crandon se trabaja mucho con el maestro que va siguiendo al alumno en las características que tiene, pero además se trabaja con maestros de apoyo que acompañan las dificultades específicas de los alumnos y en una relación muy estrecha con la familia’’, expresó.
Varela destacó que la base de toda la situación de repetición es el diálogo desde el centro educativo con la familia, ‘’no puede uno como docente esperar a octubre para llamar a una familia y decirle ‘su hijo no aprendió tal cosa; va a tener que repetir’’’.
Indicó que si desde el comienzo del año, a partir de abril-mayo, el docente va viendo que un alumno tiene dificultades, primero tiene que buscar qué estrategias puede usar con ese alumno que le permita avanzar en sus conocimientos.
Agregó que para eso es básico que los docentes aprendan a mirar cuáles son las fortalezas que tiene cada uno de sus alumnos.
El docente comentó que cuando era director de primaria les decía a los maestros cuando recibían a sus grupos en marzo y tenían que presentar un informe de la clase, ‘’no quiero que escriban las dificultades que encontraron, quiero que escriban las fortalezas, porque a partir de las fortalezas es que uno puede empezar a trabajar’’.
Recalcó que además de acompañar al alumno es importantísimo el diálogo con los técnicos especializados –si los hay- que trabajan con el alumno; ‘’uno no puede cerrar las puertas del colegio y no escuchar la opinión del psicólogo, el psiquiatra , el psicomotricista o el fonoaudiólogo que está trabajando con un alumno que tiene dificultades’’.
De esta manera, ‘’en el colegio, el porcentaje de repetición es mínimo’’. Manifestó que entre Crandon Salto y Crandon Montevideo, hay en el entorno de 1.900 alumnos y el año pasado en primaria no repitió ningún alumno.
En secundaria se están corroborando los exámenes ya que en este ciclo hay un sistema de evaluación diferente y el alumno que se fue a examen de varias materias y no le quedan menos de tres, no puede promover, aunque también son mínimos.
Destacó que cuando hay una situación en que realmente se entiende que el alumno no logró los mínimos necesarios para seguir avanzando; en esos casos se resuelve una repetición y nunca en el colegio han tenido problemas.
Asimismo indicó que la mayoría de los alumnos que han repetido siguen en el colegio, es decir que los padres no se ofenden ni tampoco desde el colegio les dicen que se tienen que ir porque repitieron.
A propósito de esto, contó que hay una mamá –madre de un hijo que repitió- que siempre le dice que cuando precise convencer a una familia que el hijo tiene que repetir, la llame porque para ella, fue la mejor experiencia.
Reiteró que de su parte, siempre apuesta al diálogo entre la institución y la familia, ‘’si no existe ese diálogo, y las cosas se plantean a último momento, la familia puede no estar de acuerdo’’.
Varela resaltó que también está el estigma de la repetición, recordó que en su época de escolar, ‘’decir que uno quedaba repetidor, era lo peor que podía pasar, pero hoy se mira de otra manera la repetición’’.
RECURSAR NIVEL INICIAL

El director de Crandon destacó que incluso en nivel inicial, si bien en este nivel no es repetir, sino recursar, han tenido casos de niños (4 o 5 a lo largo de estos años) que se les ha planteado recursar el nivel por un problema de maduración.
Uno de los casos fue el año pasado; el niño cursó nivel 5 en el año 2016 y volvió a hacer nivel 5 en el año 2017 porque entre los especialistas que trabajaban con el niño fuera del colegio, los especialistas internos, las maestras (de español y de inglés), la dirección y la familia, entendieron que lo mejor para él, era recursar porque no había logrado las competencias necesarias para poder pasar a primero, y poder aprender a leer y escribir como tenía que aprender en primer año.
De esta forma el niño hizo nivel 5 el año pasado, avanzó muchísimo y la familia reconoció los logros que había tenido y el año anterior no había logrado.
Aclaró que hay familias que les cuesta entenderlo, y otras que lo comprenden de una manera más sencilla porque acompañan mejor el proceso.
‘’Creo que la repetición es una herramienta válida siempre y cuando se maneje con criterios, no es una herramienta para castigar a nadie, es importante que lo entiendan , y hay que estar seguro cuando se va a dejar repetidor a un alumno, que esa es la mejor solución para él’’.

La repetición es una ayuda para el niño

Elena Arrestia, presidente de la Asociación Magisterial de Salto, opinó que el concepto de la repetición ha tenido distintas miradas desde algunas décadas atrás al día de hoy.
En este sentido indicó que hoy en día se mira la trayectoria del niño, se lo va acompañando y la repetición no es como antes que, “cuando quedabas repetidor, tenías un mancha”.
Hoy con todos los equipos de ayuda que tienen las escuelas con otros profesionales que van acompañando a ese niño en sus dificultades, la repetición no es vista de esa manera. “Creo que si un niño tiene que repetir después de haber sido acompañado por la mirada de otros profesionales que están acompañando al maestro, es una ayuda para el niño».
Arrestia hizo hincapié en que ningún maestro va a decidir dejar repetidor a un niño porque quiere o le molesta en clase, y tampoco hay en estos momentos índices tan altos de repetición en las escuelas. Asimismo explicó que este bajo índice de repetición se debe a que el maestro hoy no trabaja solo, sino que cuenta con el apoyo de otros profesionales que lo acompañan en su trabajo y la ayuda de la familia.
“El niño que tiene alguna dificultad debe ser acompañado por su familia en ese proceso».
Si bien los padres en su mayoría trabajan y a veces se hace cuesta arriba, en diálogo con los docentes se puede ir subsanando ese tipo de problemática.
Respecto a la reacción de los padres cuando existe una repetición, manifestó que no es que llega fin de año y el padre se entera en ese momento que su hijo tiene dificultad sino que es todo un proceso durante todo el año que se va hablando con los padres, por lo tanto no es una sorpresa a fin de año que el niño haya quedado repetidor.
El diálogo entre los padres y el maestro es fundamental, y no solo en estos casos, sino para todo el hacer en la escuela, para el aprendizaje es muy importante el diálogo entre ambas partes, recalcó.
En caso de niños con dificultades de aprendizaje, indicó que no es que no puedan adquirir ciertos conocimientos, sino que cada uno aprende a su ritmo, entonces es una enseñanza más personalizada; se va viendo y trabajando con los padres y además esos niños tienen acompañante pedagógico. De esta manera, en un diálogo en común con la familia y los profesionales que apoyan en la escuela, se va viendo sus avances en el aprendizaje, no se trata de pasarlos de clase por pasarlos, es de acuerdo a los avances que el niño es capaz de realizar.

El índice de repetición en Primaria bajó a un nuevo mínimo histórico

Publicado: 03 Enero 2018

http://ceip.edu.uy/prensa

Lograr otra vez un mínimo histórico en el índice de repetición es un gran avance que da el país, ya que no se trata sólo de un logro en el que interviene el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), sino todos y cada uno de los actores vinculados a la educación de los niños: maestros y directores –quienes implementan diversos dispositivos y programas que existen desde hace tiempo, como el de Maestros Comunitarios y el Maestro más Maestro– y padres, familias y vecinos, quienes asumen el compromiso y obligación de enviar a los niños a la escuela.
En términos estrictamente numéricos, el índice de repetición alcanzado por el CEIP en 2017 fue del 4,48%, siendo los alumnos de 1º año los que concentraron el porcentaje más alto con 11,70%, cifra que va disminuyendo en forma sistemática hasta alcanzar 6º año, que marcó un 0,82%. Para ser más precisos: 1º año marcó un 11,70%, 2º año un 5,54%, 3º año un 3,98%, 4º año un 2,50%, 5º año un 1,75% y 6º año un 0,82% de repetidores.
Desde el punto de vista de las regiones, el departamento de Montevideo fue el que concentró el 50,58% de los repetidores, mientras que el otro 49,42% estuvo distribuido en los 18 departamentos restantes del país, en los que cabe señalar se concentra el 70% de la matrícula del CEIP.
Desde el punto de vista del contexto sociocultural, las escuelas que concentran el 20% más vulnerable de la población (quintil 1), fueron las que obtuvieron los porcentajes más altos de repetición, siendo aproximadamente del 6,92%.
Ahora bien, retomando la cifra del nuevo mínimo histórico de repetición en todo el país, el 4,48% (promoviendo el 95,52% del total de los alumnos), vale recordar los datos que muestran esta mejora global respecto a años anteriores. En el caso de los ciclos lectivos más cercanos, 2011 a 2016, esta cifra pasó del 6,1% al 4,7% respectivamente, siendo en el 2012 del 5,6%, en 2013 del 5,4%, en 2014 del 5,2% y en 2015 del 5,0%.
Si remontamos estos datos al año 2002, con un índice de repetición de 10,3%, eran más de 30.000 alumnos los que no promovían, cifra que ahora disminuyó notoriamente y que permitió abatir el número de alumnos repetidores gracias a una fuerte y sostenida intervención de políticas educativas bien definidas: mejora de los aprendizajes, la expansión de la educación inicial temprana y extensión del tiempo pedagógico, con Escuelas de Tiempo Extendido y Tiempo Completo.
De hecho, en este último sentido, es interesante observar cómo la extensión de la jornada pedagógica impacta en la baja de la repetición según los quintiles. Por sólo citar un ejemplo, en 2017, en el caso del quintil 1 el índice de repetición en Escuelas de Tiempo Completo fue del 5,26%, mientras que en Escuelas del Programa A.PR.EN.D.E.R. (Atención Prioritaria en Entornos con Dificultades Estructurales Relativas) fue del 7,36%.
También cabe señalar que, junto a los programas e intervenciones específicas, existen otros dispositivos que sirven de apoyo para alcanzar mejores cifras en los índices de repetición, como por ejemplo, la Evaluación formativa en línea, que comenzó a desarrollarse en 2009 para analizar los contenidos que los alumnos no resolvían y debían enseñarse nuevamente; o bien, algo más cercano en el tiempo, como las especificaciones de logros y perfiles de egreso para alumnos de 3º y 6º año, fundamentalmente en lectura, escritura y cálculo, ambas herramientas necesarias para seguir construyendo una educación pública de calidad, integralidad, inclusión y participación.

Elizabeth Nessi; madre de una joven con dificultades de aprendizaje
“Aún nuestro sistema educativo está muy lejos de una real inclusión”

Elizabeth Nessi es una profesional vinculada al área de la salud y es madre de dos hijas; Eugenia y Andreína.

Esta última tiene dificultades motrices y de aprendizaje desde su nacimiento pero con el estímulo de su entorno familiar ha logrado sortear obstáculos y pudo concluir cuarto año liceal, aparte de ser muy madura para sus veinte años. Elizabeth Nessi junto a sus hijas Andreina (medio) y Eugenia. Una familia comprometida en salir adelante siempre [2]
Pero para Elizabeth no ha sido fácil porque dentro del sistema educativo tuvo que chocarse con duras realidades. En pocas instituciones logró que consideraran a Andreína una niña más… y en esas fue que pudo avanzar.
Andreína tiene pasión por Historia y en esa asignatura ha demostrado mucha capacidad.
Nessi comparte su testimonio haciendo mención de las fortalezas y vulnerabilidades del sistema educativo, convencida de que aún estamos muy lejos de dar un real paso hacia la inclusión.

-¿Cómo fue la experiencia de sacar adelante una hija con dificultades en el
aprendizaje?
-“Difícil pero también pudimos vivir a nivel familiar – ya que todos nos involucramos – buenos momentos a nivel educativo. Puedo advertir que quince años después de que comenzamos se ha logrado una mayor inserción de los jóvenes y niños con capacidades diferentes en el sistema formal”.

¿Toda la familia se ocupó de apoyar a Andreína?
-”Por supuesto y fue desde el vamos y desde mi punto de vista como madre el saber que vas a tener un hijo con dificultades o con otras capacidades – al menos desde mi sentir – tenemos que hacer un duelo del hijo ideal y comenzar a considerar al hijo real, pues como madres siempre tenemos otras espectativas.
Tuve un embarazo gemelar y si bien pude ver a lo que podía haber sido, tener a Andreína viva fue lo más grande.
Entonces se comienza con el paso a paso… es un tanto difícil de asumir creo que para todos los órdenes de la vida.
Andreína caminó a otro tiempo… a diferencia de su hermana mayor. Y el poder entender como madre es el primer paso… ello me lo explicó una pediatra y me lo tuve que ir aprendiendo.Lo cierto es que esa realidad nos trae muchas dificultades, porque todos los integrantes familiares deben aceptar las cosas como son y no siempre sucede. Luego a nuestro hijo tenemos que insertarlo en la sociedad y la primera epata de sociabilización se da en la escuela”.

-¿Cómo fue la etapa escolar de Andreína?
“Bastante complicada. Andreína arrancó su vida de sociabilización en un jardín a los tres años como cualquier otro niño. Yo soy muy defensora de la escuela pública.
Lamentablemente allí surgió la primera barrera porque en aquel momento nos dijeron que Andreína que recursar Jardinera porque no estaba capacitada para cursar un primer año.
Entonces hubo que sortear la dificultad de que Andreína tenía dificultades motrices.
Las intervenciones quirúrgicas que se le practicó la llevaron a atrasarse un poco más en los estudios.
Recursó jardinera… no puedo juzgar a los docentes pero puedo decir que como sociedad nos falta muchísimo y es necesario abrir cabezas.
Los docentes muchas veces pueden tener las mejores intenciones, pero la sobreprotección no es beneficiosa para los niños con problemas.
Creo que hoy se busca la inserción y se está en vías de capacitación.
Fui una madre y tuve una hija nómade porque tuvimos que recorrer cuatro escuelas para que lograra terminar sexto año. En una escuela de contexto crítico Andreína finalmente logró culminar sexto año y fuimos inmensamente felices.
Andreína fue totalmente insertada en el ámbito escolar con sus pares, con los maestros y desde la dirección de la escuela se la apoyó totalmente.
Por eso creo que cuando la autoridad superior está capacitada el equipo va a funcionar en consonancia.
Anteriormente había concurrido a un colegio privado donde era tremendamente discriminada.
Al pagar una cuota y al haber menos alumnos pensamos que iba a haber mayor dedicación, pero no fue así.
También está aquello de que si tengo cuarenta y un alumnos no puedo dedicarme exclusivamente a uno.
Existe mucha falta de información y educación. Es duro cuando un niño con dificultades tiene que sufrir la discriminación de sus compañeros”.
Andreína tiene una parálisis cerebral global que le afecta el área del razonamiento y por ende también experimenta problemas motrices y de motricidad fina.
Por ello hay disciplinas tales como la matemática con la que podrá avanzar hasta cierto punto nada más.
La estrategia de recursar la materia en ese caso no funciona.

¿Cómo se dio la etapa liceal?
-“Atravesamos muchos estadíos. Andreína terminó cuarto año. Con la ayuda de los informes médicos se pudo lograr que estudiara mediante el régimen de amplia tolerancia. Si bien Andreína concurre a todas las materias se le tiene tolerancia en las áreas en las que tiene dificultad. Pese a que existe esa documentación, también hay que lograr que cada docente entienda la situación. Por eso nunca dejás de ser la madre especial que recibe un carnet donde dice que no llega a un rendimiento aceptable.
Por ejemplo, para ayudarla tuve que volver a hacer ecuaciones que hacía treinta años que no las resolvía… lo cierto es que tuve que volver a estudiar durante horas y horas.
Andreína salía muy cansada del liceo porque le significaba un esfuerzo sobrehumano. “Considero que a los docentes hay que brindarles más herramientas y capacitación para que la inclusión sea un hecho. Hay que valorar el esfuerzo que hace ese alumno. Es una lucha ardua pero se logran muchas satisfacciones”. Andreína concurre al centro SER donde recibe apoyo pedagógico y este año realizará Computación, Locución y otros pequeños cursos en un instituto privado.

Dra. María del Carmen Silva
“No podemos trasladar un modelo de otro lugar a un sistema educativo tan diverso como el nuestro”

La Dra. En Ciencias de la Educación María del Carmen Silva – salteña radicada desde hace muchos años en la ciudad de Salamanca – brinda su punto de vista sobre el sistema educativo actual, haciendo una lectura real.
“Desde un punto de vista muy personal no podemos decir que en nuestro país se aplica un paradigma educativo concreto, sino que existen diferentes modos, perspectivas y metodologías en la Educación. Luego también existen diversas estrategias que tienen que ver con cuestiones sociopolíticas, de correspondencia a ciertos estándares o exigencias de carácter internacional. maría del carmen silva 001 [3]
Si la evaluación integra o no la posibilidad de repetir, es un tema que hay que trabajar y hablar. Finlandia no es que retira la posibilidad de repetición sino que todo el sistema gira en torno a un aprendizaje de calidad. No se puede trasladar un modelo a otra nación – que está sostenido por todo un sistema político y social de un determinado país” – reflexionó. Con respecto a las modalidades de evaluación y con respecto a las decisiones que se toman para resolver situaciones que tienen que ver con la promoción estudiantil, es necesario contemplar la exigencia final. Si vemos que al finalizar el ciclo educativo en cada nivel el estudiante tiene que haber integrado competencias, conocimientos y capacidades que tienen que ver con la convivencia ciudadana y la construcción de un país democrático y soberano. Ello se logra cuando todo el sistema educativo responde a unos mínimos que son legítimamente exigibles.
El sistema democrático se sostiene cuando nosotros tenemos una población educada que basa la toma de decisiones en conocimientos, en la razón y en un corpus cultural que tiene que ver con lo que aprendió en la escuela, en el liceo y con la familia.
“Si bajamos los niveles y exigencias lo que hacemos es condenar a la población a la incapacidad de resolver y de ser soberanos” – indicó la docente. María del Carmen Silva no está de acuerdo en comparar el sistema de nuestro país con los de otros países, solamente que esa comparación nos lleve a analizarnos y a ser más autocríticos.
EL SISTEMA EDUCATIVO Y SU CONTEXTO
Empero no en términos comparativos de resultados porque la educación tiene que ver con el contexto en el cual se gesta, no solamente las connotaciones actuales sino a nivel histórico, una perspectiva evolutiva de ese sistema. Entonces los resultados objetivos por ejemplo de una prueba PISA pueden servir y es muy importante en términos de stándares que se den. El “cómo estamos” real, no lo vemos comparando con PISA sino a través de la política educativa nacional, mediante los indicadores de coherencia interna del sistema y los de evaluación respecto del grado y de los mínimos exigibles a cada uno de los niveles educativos.
En el sistema educativo se trata de asegurar una educación de calidad que se consolide en los contextos de mayor criticidad social, es donde más se tiene que trabajar y exigir en términos de calidad y de contenido.
En nuestro país en las salas docentes del día a día se habla que el profesor que domina la metodología está mejor posicionado y no es así.
Se necesitan profesionales que sepan su asignatura… un sistema educativo fuerte en contenidos es un sistema cualificado que aporta garantías sociales fundamentales para el desarrollo de cada uno de los ciudadanos y de su capacidad soberana. Los docentes deben dominar su propia disciplina y trabajar en investigación didáctica.
De esa forma se va a mejorar la calidad de egreso en cada uno de los niveles. Las dinámicas que no aportan conocimiento no dan respuestas positivas.
EL VALOR DEL CONTENIDO
Lo que sostiene el conocimiento son los contenidos que llevan adelante la capacidad de poder resolver a nivel conceptual, la comprensión.
Los docentes deben trabajar en forma cualificada con sus alumnos, estos deben salir de la clase sintiendo que aprendieron, de lo contrario se estará fallando en el sistema educativo.
La escuela debe seguir siendo un lugar de garantías para la formación humanista.
La prioridad en nuestro país es restaurar el profesionalismo y la imagen social a nivel institucional de nuestros profesionales docentes.
En las escuelas de contextos de alta exigencia, en liceos, centros educativos vale recuperar los contenidos y el dominio de las asignaturas.
Vale rescatar los conocimientos con los cuales los estudiantes egresan… si estos son bajos se genera una gran brecha social a la hora de continuar estudios y prepararse para la vida profesional. En los niveles terciares se advierten graves problemas de conocimientos básicos.
En algunos países de una alta capacidad de consumo, las escuelas han integrado las fechas de promoción de productos, producción de imágenes de acuerdo a las perspectivas del mercado y no es positivo
La escuela tiene que seguir brindando las garantías y protección del menores de la tendencia del mercado que busca manipular. En un futuro la escuela debe continuar en el camino de garantías en formación humana con la capacidad de proteger y defender de otras tendencias que tienen que ver con el hiperconsumo, salvando el sentido del diálogo, valores humanos y la buena convivencia.