Requerimientos, técnicas de alimentación y manejo preferencial de los terneros durante el verano

ste año ha sido bueno en términos de terneros nacidos y hemos tenido además el acompañamiento de una primavera excepcional, con abundancia de pastos, que ha permitido muy buenas tasas de ganancia de los terneros; sin embargo en las últimas semanas se han empezado a sentir los calores del verano y hay pronósticos de que este verano va a ser uno de los más calurosos de las últimas décadas”, explicó en una nota publicada en la web del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la Dra. Carolina Viñoles, quien indicó que por lo tanto y teniendo en cuenta que la mayoría de los productores ya han comenzado el entore y que tenemos vacas – en su mayoría- que tienen más de 60 días de paridas , tenemos que considerar qué requerimientos tienen esos terneros de ahora en más y durante el verano.
SUPLEMENTACIÓN
DIFERENCIAL O
CREEP FEEDING
“Sabemos que a partir de los 60 días de vida, los terneros empiezan a tener requerimientos que no pueden ser cubiertos por la producción de leche de las madres que baja a partir del mes, no les alcanza para cubrir esos requerimientos de mantenimiento, y mantener esas buenas tasas de ganancia que venían logrando al pie de la madre. Una estrategia que tenemos para mejorar esas tasas de ganancia de los terneros es la suplementación diferencial del ternero o creep feeding”, informó.
¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN PREFERENCIAL?
Respecto a qué es la alimentación preferencial en los terneros, Viñoles explicó que “es el hecho de hacer una barrera física que solamente permite el pasaje del ternero al área de suplementación, en donde le damos una dieta de mejor calidad que permita cubrir  esos requerimientos que tiene un animal en plena fase de crecimiento”.
CÓMO SE REALIZA
En cuanto a cómo se realiza indicó que hay diferentes modelos para realizar estas barreras físicas, y “todos ellos funcionan muy bien”. Agregó que lo importante “es que se realicen en áreas en donde se congrega el ganado naturalmente en zonas de sombra o de aguadas y que podamos entonces estimular naturalmente a que el ganado venga a acercarse a esas áreas”, asimismo advirtió que esto requiere de un acostumbramiento previo del ternero a la ración, en donde no solamente se tiene que acostumbrar el ternero a consumir esa ración, sino también el rumen a la nueva dieta, “lo que hemos logrado utilizando diferentes estrategias, donde la más adecuada o la más sencilla de aplicar es a través del uso de las madres para enseñar a comer a esos terneros.
¿Cómo hacemos esto? Obviamente no podemos usar a todo el rodeo para enseñarles a comer, ya que sería demasiado costoso, pero sí podemos apartar a 4 o 5 vacas que consideremos que requieren de esa suplementación extra, y con esas 4 o 5 vacas con sus terneros al pie, las apartamos y les enseñamos a comer. Una vez que esos terneros aprenden a comer junto a sus madres, los integramos al rodeo que queremos aumentar su tasa de ganancia en los terneros y esos terneros van a ingresar al área de suplementación y les van a enseñar a comer a los demás terneros del rodeo”.
TIPO DE RACIONES
Por otra parte la profesional mencionó qué tipo de ración necesitamos administrarles a los terneros, en este sentido indicó que se han utilizado diferentes fuentes alimenticias, desde raciones con 18% de proteínas y raciones peleteadas hasta afrechillo de trigo.
A propósito de ello afirmó que se han obtenido muy buenas tasas de ganancia de los terneros, que llegan al destete con 20 a 40 kilos más que los terneros que no son suplementados.
“Esto se ha realizado con eficiencias de conversión muy buenas que rondan entre 3,5 a 5 kilos de ración por cada kilo extra de ganancia de esos terneros”, destacó.
IMPACTO EN LA EFICIENCIA REPRODUCTIVA DE LAS MADRES
“¿Tiene impacto esta suplementación preferencial de los terneros del ternero en la eficiencia reproductiva de las madres?- En los experimentos  que hemos realizado en vacas multíparas no hemos tenido un impacto en la eficiencia reproductiva de las madres, pero sin embargo sí lo hemos logrado en vacas de primera cría”, señaló,  y agregó que “esta estrategia además cuando la asociamos al destete temporario enseñando a comer a los terneros  días antes de aplicar la tablilla, nos permite tener tasas de ganancia que normalmente son de 200 gramos al pie de la madre sin suplemento a duplicarlas a 400 gramos, lo que implica que cuando llegamos al destete definitivo de esos terneros, ese 10% de diferencia de peso a favor de los terneros que no reciben tablilla se soluciona ya que los terneros saben comer el suplemento, además de todos los beneficios que tiene cuando realizamos el destete definitivo de tener animales que ya saben comer, por lo tanto todo el stress del destete se ve disminuido por el hecho de que los terneros ya están acostumbrados a comer una ración que no es solamente pasto y leche de la vaca”.
Este año ha sido bueno en términos de terneros nacidos y hemos tenido además el acompañamiento de una primavera excepcional, con abundancia de pastos, que ha permitido muy buenas tasas de ganancia de los terneros; sin embargo en las últimas semanas se han empezado a sentir los calores del verano y hay pronósticos de que este verano va a ser uno de los más calurosos de las últimas décadas”, explicó en una nota publicada en la web del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la Dra. Carolina Viñoles, quien indicó que por lo tanto y teniendo en cuenta que la mayoría de los productores ya han comenzado el entore y que tenemos vacas – en su mayoría- que tienen más de 60 días de paridas , tenemos que considerar qué requerimientos tienen esos terneros de ahora en más y durante el verano.
SUPLEMENTACIÓN
DIFERENCIAL O
CREEP FEEDING
“Sabemos que a partir de los 60 días de vida, los terneros empiezan a tener requerimientos que no pueden ser cubiertos por la producción de leche de las madres que baja a partir del mes, no les alcanza para cubrir esos requerimientos de mantenimiento, y mantener esas buenas tasas de ganancia que venían logrando al pie de la madre. Una estrategia que tenemos para mejorar esas tasas de ganancia de los terneros es la suplementación diferencial del ternero o creep feeding”, informó.
¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN PREFERENCIAL?
Respecto a qué es la alimentación preferencial en los terneros, Viñoles explicó que “es el hecho de hacer una barrera física que solamente permite el pasaje del ternero al área de suplementación, en donde le damos una dieta de mejor calidad que permita cubrir  esos requerimientos que tiene un animal en plena fase de crecimiento”.
CÓMO SE REALIZA
En cuanto a cómo se realiza indicó que hay diferentes modelos para realizar estas barreras físicas, y “todos ellos funcionan muy bien”. Agregó que lo importante “es que se realicen en áreas en donde se congrega el ganado naturalmente en zonas de sombra o de aguadas y que podamos entonces estimular naturalmente a que el ganado venga a acercarse a esas áreas”, asimismo advirtió que esto requiere de un acostumbramiento previo del ternero a la ración, en donde no solamente se tiene que acostumbrar el ternero a consumir esa ración, sino también el rumen a la nueva dieta, “lo que hemos logrado utilizando diferentes estrategias, donde la más adecuada o la más sencilla de aplicar es a través del uso de las madres para enseñar a comer a esos terneros.
¿Cómo hacemos esto? Obviamente no podemos usar a todo el rodeo para enseñarles a comer, ya que sería demasiado costoso, pero sí podemos apartar a 4 o 5 vacas que consideremos que requieren de esa suplementación extra, y con esas 4 o 5 vacas con sus terneros al pie, las apartamos y les enseñamos a comer. Una vez que esos terneros aprenden a comer junto a sus madres, los integramos al rodeo que queremos aumentar su tasa de ganancia en los terneros y esos terneros van a ingresar al área de suplementación y les van a enseñar a comer a los demás terneros del rodeo”.
TIPO DE RACIONES
Por otra parte la profesional mencionó qué tipo de ración necesitamos administrarles a los terneros, en este sentido indicó que se han utilizado diferentes fuentes alimenticias, desde raciones con 18% de proteínas y raciones peleteadas hasta afrechillo de trigo.
A propósito de ello afirmó que se han obtenido muy buenas tasas de ganancia de los terneros, que llegan al destete con 20 a 40 kilos más que los terneros que no son suplementados.
“Esto se ha realizado con eficiencias de conversión muy buenas que rondan entre 3,5 a 5 kilos de ración por cada kilo extra de ganancia de esos terneros”, destacó.
IMPACTO EN LA EFICIENCIA REPRODUCTIVA DE LAS MADRES
“¿Tiene impacto esta suplementación preferencial de los terneros del ternero en la eficiencia reproductiva de las madres?- En los experimentos  que hemos realizado en vacas multíparas no hemos tenido un impacto en la eficiencia reproductiva de las madres, pero sin embargo sí lo hemos logrado en vacas de primera cría”, señaló,  y agregó que “esta estrategia además cuando la asociamos al destete temporario enseñando a comer a los terneros  días antes de aplicar la tablilla, nos permite tener tasas de ganancia que normalmente son de 200 gramos al pie de la madre sin suplemento a duplicarlas a 400 gramos, lo que implica que cuando llegamos al destete definitivo de esos terneros, ese 10% de diferencia de peso a favor de los terneros que no reciben tablilla se soluciona ya que los terneros saben comer el suplemento, además de todos los beneficios que tiene cuando realizamos el destete definitivo de tener animales que ya saben comer, por lo tanto todo el stress del destete se ve disminuido por el hecho de que los terneros ya están acostumbrados a comer una ración que no es solamente pasto y leche de la vaca”.