Ricardo Laforcada internado; entre martes y miércoles, cirugía: doble fractura de maxilar

La doble fractura se produjo en el maxilar inferior (mandíbula). Es lo que padeció el delantero salteño RICARDO GABRIEL LAFORCADA el sábado a la noche en el Parque Dickinson, en ocasión del juego entre Salto y Dolores por la zona Litoral Norte del Campeonato del Interior. Tras la agresión consumada por el futbolista visitante a la salida de una jugada desde campo de juego de Dolores y ya en la recta final del partido, increíblemente Laforcada fue expulsado. A raíz de la decisión del médico de la selección, Dr. Manuel Azambuja, el traslado inmediato a un centro asistencial donde se le practicaron las primeras atenciones. En consecuencia, este tipo de lesión requiere una atención médica inmediata y la rápida inmovilización del maxilar, cerrando la boca y encajando los dientes en su sitio antes de proceder a un vendaje que rodee la cabeza en su perímetro vertical y por debajo del mentón.
RUMBO A LA CIRUGÍA
De acuerdo a lo que es sabido en situaciones como estas, es necesario recurrir a la cirugía para reparar la fractura del maxilar mediante la colocación de una placa tanto en la parte exterior como en la interior o alambres que permitan mantener los dientes en su sitio. Estas fijaciones deben mantenerse durante un periodo de seis a ocho semanas antes de ser retiradas..
Después del mediodía de la víspera, el Director Técnico de la selección salteña, Jorge Ariel Noboa, confirmaba a EL PUEBLO que entre martes y miércoles al jugador se le practicará una cirugía, tras afincarse el diagnóstico: doble fractura de maxilar inferior.
«Permanece internado. La cirugía será entre martes y miércoles», al decir del entrenador. Más allá de la salud del jugador (qué es básicamente lo importante), no hay dudas que la selección resigna un jugador de declarada trascendencia para los partidos que se vendrán. Ricardo Laforcada fue el autor del empate ante Paysandú en el Parque Artigas sanducero y en el último juego ante Dolores, parte misma de la receta para desnivelar en el trámite y llegar a la conversión.