RoboProk: la primer escuela de robótica del país crece en Salto

Con cursos para niños, adolescentes y adultos, RoboProk crece en Salto, ampliando su propuesta educativa para todas las edades. «Nuestra idea es completar la educación tradicional con un espacio formativo extra curricular en dónde el alumno es capaz de diseñar y crear sus propios robots, juegos, máquinas y proyectos a partir del estímulo de sus habilidades científicas y tecnológicas», explicó el Prof. Alejandro Martínez, referente de RoboProk en Salto.Prof. Alejandro Martínez y Prof. Lucía Medina de RoboProk. «Pero además, destacamos que nuestra metodología de trabajo también potencia la creatividad, la innovación y las habilidades blandas de nuestros alumnos, promoviendo el trabajo en equipo, la iniciativa y el hecho de que tengan una actitud pro-activa como protagonistas de su propio aprendizaje, a partir de lo que van descubriendo», agregó.

RoboProk Salto está ubicado en el edificio Abech, en calle Uruguay 1028, dónde actualmente están tomando inscripciones para este año lectivo.
El lunes 9 de marzo ya comienzan las clases algunos grupos, pero otros lo estarán haciendo a lo largo de marzo y de abril. Al consultarle, sobre el perfil del alumno que elige estudiar en RoboProk, Martínez señaló: «Algunos chicos y adolescentes que llegan son fans de las nuevas tecnologías, otros son creativos, a otros les gusta armar y desarmar, a otros programar. Lo que no saben algunos de estos chicos, es que a través de sus pasiones se están formando para el futuro, desarrollando habilidades que les servirán para la vida. Si bien no están realizando la carrera de ingeniería, puede que el futuro sean ingenieros, y si no lo son, la robótica educativa les despertará ese interés por la ciencia y la tecnología y aprenderán a verlas como una herramienta de formación académica, personal y profesional». Las clases se dictan una vez por semana, durante entre una hora y media y dos horas (según el nivel del curso), y la edad de inicio es a partir de los 5 años.
RoboProk, como escuela de robótica y programación, surge en Paysandú en el año 2016, contando con el apoyo de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE). Su fundadora, la docente Lucía Medina, impulsó su expansión en el interior del país, siendo Salto la primer sede que se abrió en el año 2017. Desde entonces, más de 230 alumnos se han formado en RoboProk en nuestra ciudad. Martínez agradeció la confianza de los padres y alumnos que eligen RoboProk y deja el celular de contacto de la institución (096 478 010), para que le escriban o llamen por consultas que surjan.