Roció con nafta a su concubina y la casa en la que vivía

Los hechos de violencia doméstica no tienen fin y se tornan cada vez más violentos. En este caso, un hombre discutió con su mujer, la roció de nafta y también a parte de la casa en la que vivían ambos y el sujeto amenazó con prenderla fuego, hasta que vecinos del lugar y un hijo de la pareja, lo impidieron.
El incidente ocurrió el domingo, tras la denuncia la Policía registró la zona porque el sujeto se había dado a la fuga, la justicia había emitido orden de captura y custodia policial permanente para la casa de la víctima, pero ayer lunes el agresor se entregó por su propia voluntad ante una seccional policial y ahora permanece a disposición de la justicia, ante la cual será remitido esta tarde.
LOS HECHOS
Según informó ayer la Policía de la Unidad de Violencia Doméstica, una mujer mayor de edad, denunció a su concubino de quien dijo que cuando ingiere bebidas alcohólicas se torna una persona agresiva.
Tras esto, el domingo, el sujeto llegó en estado de ebriedad a su casa y comenzó a discutir con la denunciante, donde éste de un momento a otro saco un bidón de nafta, rociando diferentes partes de la finca e incluso tirándole sobre el cuerpo de la denunciante parte del combustible, amenazando con prender fuego el lugar así como a la mujer.
Pero el hecho fue interrumpido luego que intervinieran los vecinos de la zona y un hijo de la mujer. Por lo cual solicitaron la presencia policial, por lo cual el individuo agresor se dio a la fuga. La mujer solicitó a la Policía que se pida el retiro del hogar de esta persona, así como también la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación del agresor hacia su persona, exigiendo que se le dé cuenta del caso a la justicia penal por las amenazas sufridas.
De este hecho fue enterada la jueza de Familia de Tercer Turno, la Dra. Ialisa Briano quien dispuso una orden inmediata de detención del denunciado, así como que la Policía realice una custodia permanente en el domicilio de la víctima, hasta que el agresor sea ubicado. Además dio pase del caso al juzgado penal, por entender que trasciende la esfera de la violencia doméstica, situando el hecho en un caso delictivo.
Tras esto, el juez penal de segundo turno, Dr. Ismael Falco, fue enterado del asunto por la Policía y dispuso una orden de captura para el denunciado y el relevamiento con Policía Científica del lugar del hecho. Además, ordenó que se cumpliera la declaración bajo acta de la denunciante, de los testigos y que se realicen informes con los vecinos de la zona con la finalidad de poder saber cómo es la convivencia de esta familia.
Además, el magistrado actuante, exhortó a la denunciante que concurra a la oficina del Instituto Nacional de la Mujer (Inmujeres) o a algún programa estatal o de la Intendencia de Salto, para víctimas de Violencia Domestica, a los efectos de ser asesorada en cuanto a su situación. Una vez esto, pidió ser enterado nuevamente del caso.
SE ENTREGÓ
Pero tras cartón, ayer el sujeto se presentó por sus propios medios ante la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de la Policía, procediendo a su detención. Al ser enterada de esto, la juez de Familia dispuso que “se deje sin efecto la custodia en el domicilio de la víctima y que sea enterado el juez penal de turno”.
Pero tras ser enterado el juez penal de turno, dispuso que “el detenido sea conducido en la tarde de ayer para instruir las acciones a emprender en este caso”, por lo cual ordenó emplazar a la víctima y a los testigos para esta tarde a primera hora en la sede judicial penal de la calle Artigas 1080, además de ordenar elevar los antecedentes del caso con todas las actuaciones cumplidas.
Luego de esto, ordenó que el sujeto permaneciera detenido y que fuera llevado esta tarde al juzgado, por lo cual intervino la Unidad Especializada en Violencia Doméstica.