¿Sabor a trico?

Fénix-Nacional

No se discute la porfiada y generosa actitud de Fénix, a la hora misma de ofrecer respuesta, entre anímica y técnica. E incluso, va rescatando puntos. De última, la victoria ante Saladero. Con Nacional, no es un duelo clásico. Ni mucho menos. Pero sí abierta, una bien entidad rivalidad “de barrio”. Porque los dos son del Cerro y porque los dos se sustentan en motivaciones concretas. Nacional aún, sin el repertorio del que es capaz. La sensación es una: le falta pulimento para alcanzar una más confiable actitud de funcionamiento. Pero a diferencia de Fénix, sabe de una superior capacidad de gol. Es por eso que el equipo orientado por Ramón Romero, produce una chance superior desde la teoría. La práctica, es capaz de situar la diferencia entre uno y otro. No se trata de disminuir a Fénix, pero Nacional consigna una serie de argumentos superiores. Por eso, algo más que sabor a trico. Acaso, la senda más abierta, de cara a los tres puntos.