Salchicha paraguaya de 200 metros puso a Paraguay en el libro de Records de Guinnes

8Realmente para Paraguay es la primera vez, que se llega al Libro Guinnes. Finalmente ayer a la tarde, fue reconocida la idea, y la firma Ochsi pasó a integrar la nómina de eventos que alcanzó la tan mentada distinción. Ante la presencia de muchas personas, se desarrolló ayer a la tarde el evento por segunda vez, ya que en la madrugada se había hecho una prueba a fondo de todo el mecanismo, y se había instrumentado el uso de todos los productos para la primera confección de dicho «pancho». Se buscó la calle más plana de la muestra y se fueron incorporando los tramos del horno, que son de seis metros, para luego soldarlos sobre estructuras de hierro, que debían tener solamente un declive desde los 100 metros de 15 centímetros.

LA ESTRUCTURA

La estructura tenía un recipiente de 200 metros, donde se introducía el agua, que luego iría a cocer la salchicha. La misma tenía que tener un mismo nivel para no desbordar dicho recipiente. Dentro de ese recipiente había una pequeña parrilla de varillas, que se colocaba a la vez, por más de 100 personas y cuando la salchicha estaba pronta se retiraba y se colocaba sobre el pan. Allí se daba por concluida la acción, sin que el producto se rompiera. Eran 200 metros lineales de salchicha.

EL PAN

El pan, se colocó en un compartimiento de chapa que actuaba como un horno, de aproximadamente unos 10 centímetros de ancho y 200 de largo.

Previamente se lo enmantecó, se lo retiró del horno, levantando todos a la vez y se lo depositó sobre mesas alineadas. Se colocó en ese recipiente la masa, y se lo tapaba con un nylon color negro para que leudara. Luego de unos minutos y con el crecimiento esperado, se lo volvía al horno y se cerraba definitivamente la tapa, donde cada seis metros tenía al medio un reloj que controlaba la temperatura.

EL GAS

Dentro de recipientes de gran volumen llenos de agua, se colocaron los cilindros de gas, que mediante mangueras quedaron ligados a una cañería que pasaba por debajo del horno. A la orden del conductor del evento, se arrimaron funcionarios y encendieron los quemadores. Cuando el pan estaba pronto, se destapó y se lo cortó en su parte central, como en cualquier pancho.

Aquí mediante ganchos de hierro fue levantada la salchicha del agua sin que la misma se rompiera, y se la colocó dentro del pan. Así se consolidó el record, superando a España que tenía uno similar pero con 150 metros. Todo el personal trabajó con uniforme blanco y tapabocas, con guantes de nylon. Parecería que no es algo muy difícil hacer un pancho, pero este realmente llevó varias horas de ajustes, y fueron cientos las personas que disfrutaron de su sabor.

8-2

Claudino Ferreira Pinto, enviado de EL PUEBLO recibió el primer trozo de la salchicha.







Recepción de Avisos Clasificados