Salteño fue implicado por error en un caso de contrabando de combustible, fue detenido acá y liberado en Montevideo

Un funcionario público, padre de familia, de 56 años de edad y oriundo del barrio Salto Nuevo, fue detenido en nuestra ciudad el pasado jueves 23 de octubre, por el personal policial asignado al Juzgado Especializado en Crimen Organizado de Montevideo que en esos momentos venía investigando en nuestro medio, casos de contrabando de combustible para su venta al público.
Luego de ser detenido, el hombre permaneció incomunicado por más de 24 horas y fue sometido a  “presiones para que admitiera su participación en los delitos que se venían investigando en los cuales nada tenía que ver”, según declaró su abogado defensor, el Dr. Pablo Perna a EL PUEBLO. En el curso del procedimiento, la policía judicial trasladó al detenido hasta la capital del país para que prestara declaraciones ante el magistrado del tribunal a cargo del caso.
Sin embargo, luego que se precisaran las pesquisas que dieron lugar a la actuación policial, pudieron determinar que el sujeto detenido, no era el delincuente que estaban buscando y lo soltaron. Tras esto, el hombre quedó varado en Montevideo ya que había viajado con lo puesto y su familia se hizo cargo de su regreso a Salto.
Su abogado analiza los hechos y considera probable que en los próximos días sea presentada una demanda contra el Poder Judicial y el Ministerio del Interior, por el daño moral causado contra esta persona, además de haberse registrado un caso confirmado de detención indebida.
DETENIDO
Perna dijo que en el curso de las investigaciones por el contrabando de combustibles que ocurre en nuestro medio, los funcionarios policiales que trabajan para el Juzgado Especializado en Crimen Organizado “detuvieron a una persona de acá de Salto, fueron hasta su casa y ahí lo tuvieron incomunicado y lo acusaron de estar vinculado a las personas acusadas de estar implicadas en este presunto hecho delictivo que se estaba investigando”.
El abogado consultado señaló que “obviamente que el detenido negaba absolutamente todo y le exigían que respondiera afirmativamente que conocía a los demás sospechosos, así lo llevaron incomunicado a Montevideo”.
El Dr. Perna manifestó a este diario que el episodio se registró el pasado jueves 23 y permaneció detenido hasta el día sábado 25 donde fue liberado. “Cuando le fueron a tomar declaraciones en la sede del Juzgado Especializado de Crimen Organizado detectaron que las grabaciones de la persona que tenían que detener no correspondían con el detenido, pero resulta que ambos tenían el mismo apellido, entonces lo llevaron de forma equivocada. Por lo cual al cotejar las voces no coincidía la que estaba grabada con la de la persona que había sido detenida”, consignó el abogado defensor del salteño detenido.
Perna dijo que luego de constatar el error en el procedimiento, los funcionarios policiales tuvieron que venir a Salto a detener a la persona que tenía el mismo apellido que el detenido, pero que sí era el implicado en el caso que se venía investigando.
“Pero a todo esto mi defendido estuvo más de 24 horas detenido e incomunicado, fue trasladado a Montevideo, con un maltrato psicológico total y ahí cuando se percataron del error quedó en libertad. Pero quedó en libertad un sábado, el día antes de las elecciones, el hombre había sido detenido y estaba solo y sin dinero y no tenía cómo regresar a Salto. Lo tuvo que ayudar su familia, pero es parte de la operativa de la policía, lo largan y de ahí tiene que volver a su lugar de origen como pueda”, comentó el letrado.
ANALIZAN JUICIO
Por otro lado, el abogado Pablo Perna, confirmó que actualmente junto a su defendido y la familia, evalúan la posibilidad de entablar una demanda contra el Poder Judicial y el Ministerio del Interior, “él ha sufrido daño, es un padre de familia, un funcionario público, tiene problemas de salud, actualmente está con licencia médica, sufrió un perjuicio importante”.
Si bien el abogado señaló que más allá de que en la detención, su cliente “sufrió una presión psicológica y moral muy grande”, admitió que el mismo “no recibió apremios físicos, no hubo nada de eso, sino el maltrato psicológico que le hacen a todo el mundo que es detenido, pero en este caso puntual no hubo maltrato físico, sí moral y psicológico”, sostuvo.
Asimismo, el letrado consultado afirmó que están evaluando la posibilidad de entablar la demanda y que esta situación será definida en los próximos días. “No queremos que las cosas queden así, pero eso es algo que está en manos de mi cliente, si él toma la decisión de iniciar la acción judicial por esta situación que tuvo que sufrir de parte de la policía y del juzgado de Crimen Organizado, nosotros la vamos a presentar, pero por el momento no hay nada concreto”.

Un funcionario público, padre de familia, de 56 años de edad y oriundo del barrio Salto Nuevo, fue detenido en nuestra ciudad el pasado jueves 23 de octubre, por el personal policial asignado al Juzgado Especializado en Crimen Organizado de Montevideo que en esos momentos venía investigando en nuestro medio, casos de contrabando de combustible para su venta al público.

Luego de ser detenido, el hombre permaneció incomunicado por más de 24 horas y fue sometido a  “presiones para que admitiera su participación en los delitos que se venían investigando en los cuales nada tenía que ver”, según declaró su abogado defensor, el Dr. Pablo Perna a EL PUEBLO. En el curso del procedimiento, la policía judicial trasladó al detenido hasta la capital del país para que prestara declaraciones ante el magistrado del tribunal a cargo del caso.

Sin embargo, luego que se precisaran las pesquisas que dieron lugar a la actuación policial, pudieron determinar que el sujeto detenido, no era el delincuente que estaban buscando y lo soltaron. Tras esto, el hombre quedó varado en Montevideo ya que había viajado con lo puesto y su familia se hizo cargo de su regreso a Salto.

Su abogado analiza los hechos y considera probable que en los próximos días sea presentada una demanda contra el Poder Judicial y el Ministerio del Interior, por el daño moral causado contra esta persona, además de haberse registrado un caso confirmado de detención indebida.

DETENIDO

Perna dijo que en el curso de las investigaciones por el contrabando de combustibles que ocurre en nuestro medio, los funcionarios policiales que trabajan para el Juzgado Especializado en Crimen Organizado “detuvieron a una persona de acá de Salto, fueron hasta su casa y ahí lo tuvieron incomunicado y lo acusaron de estar vinculado a las personas acusadas de estar implicadas en este presunto hecho delictivo que se estaba investigando”.

El abogado consultado señaló que “obviamente que el detenido negaba absolutamente todo y le exigían que respondiera afirmativamente que conocía a los demás sospechosos, así lo llevaron incomunicado a Montevideo”.

El Dr. Perna manifestó a este diario que el episodio se registró el pasado jueves 23 y permaneció detenido hasta el día sábado 25 donde fue liberado. “Cuando le fueron a tomar declaraciones en la sede del Juzgado Especializado de Crimen Organizado detectaron que las grabaciones de la persona que tenían que detener no correspondían con el detenido, pero resulta que ambos tenían el mismo apellido, entonces lo llevaron de forma equivocada. Por lo cual al cotejar las voces no coincidía la que estaba grabada con la de la persona que había sido detenida”, consignó el abogado defensor del salteño detenido.

Perna dijo que luego de constatar el error en el procedimiento, los funcionarios policiales tuvieron que venir a Salto a detener a la persona que tenía el mismo apellido que el detenido, pero que sí era el implicado en el caso que se venía investigando.

“Pero a todo esto mi defendido estuvo más de 24 horas detenido e incomunicado, fue trasladado a Montevideo, con un maltrato psicológico total y ahí cuando se percataron del error quedó en libertad. Pero quedó en libertad un sábado, el día antes de las elecciones, el hombre había sido detenido y estaba solo y sin dinero y no tenía cómo regresar a Salto. Lo tuvo que ayudar su familia, pero es parte de la operativa de la policía, lo largan y de ahí tiene que volver a su lugar de origen como pueda”, comentó el letrado.

ANALIZAN JUICIO

Por otro lado, el abogado Pablo Perna, confirmó que actualmente junto a su defendido y la familia, evalúan la posibilidad de entablar una demanda contra el Poder Judicial y el Ministerio del Interior, “él ha sufrido daño, es un padre de familia, un funcionario público, tiene problemas de salud, actualmente está con licencia médica, sufrió un perjuicio importante”.

Si bien el abogado señaló que más allá de que en la detención, su cliente “sufrió una presión psicológica y moral muy grande”, admitió que el mismo “no recibió apremios físicos, no hubo nada de eso, sino el maltrato psicológico que le hacen a todo el mundo que es detenido, pero en este caso puntual no hubo maltrato físico, sí moral y psicológico”, sostuvo.

Asimismo, el letrado consultado afirmó que están evaluando la posibilidad de entablar la demanda y que esta situación será definida en los próximos días. “No queremos que las cosas queden así, pero eso es algo que está en manos de mi cliente, si él toma la decisión de iniciar la acción judicial por esta situación que tuvo que sufrir de parte de la policía y del juzgado de Crimen Organizado, nosotros la vamos a presentar, pero por el momento no hay nada concreto”.