Salto después del empate de visitante, para rubricar el avance Sub 18: que el Dickinson no sea la tumba de los sueños

Tiempo atrás en EL PUEBLO, Marcos “Cacho” Erburo, de los más notorios técnicos en el fútbol salteño, década de los 70 y 80, daba en el blanco de la reflexión, “porque el Dickinson es poco menos que la tumba del fútbol salteño”. El estratega rememoraba las últimas frustraciones de los combinados de mayores, cuando en casa propia, los sueños le abrieron paso a la condena.
A la desolación misma.
Pues bien. Hoy a las 20 en el Dickinson, Salto y Soriano Interior, afrontan el partido de vuelta por semifinales del Campeonato de OFI de selecciones juveniles.
Fue 0 a 0 en suelo sorianense. Con Salto de local, la chance es capaz de incrementarse a despecho de las ausencias de Jonhatan Do Santos, Martín González, Jacques, De Souza y Diego Medina. El que gana avance: así de simple. Un gol de diferencia es suficiente.
Ese es el de Salto?.
LO QUE PUDO SER
Y NO FUE
El fin de semana pasado, la condición de visitante no le pesó en el alma al equipo de Gabriel Paique. En la medida que pudo, se atrevió, quiso, fue, propuso, generó. Ambientó tiempos ofensivos a favor, pero la notable producción del golero Germán Gómez, evitó el colapso del local.
Si desde Paique, se rearma el sentido grupal y solidario de Salto, las fichas están jugadas y el Dickinson, no será entonces, “la tumba de los sueños”.
De todas maneras, Soriano Interior arribará con la ilusión intacta: la tiene y la sostiene. No lució apto a la hora de manejar la pelota, pero de contragolpe, cuál es su carpeta de distinción si la tiene?. Hay que suponer que Salto partirá en la escena, desde una actitud a la medida del imperativo de vencer.
PEREGRINOS
DE UNA
CONVICCIÓN
No es menos cierto que Salto ha ido y venido en el actual certamen, reflejando la avidez de su búsqueda. El sentido del querer a partir de un bloque defensivo sólido (Regueira y Fraga, símbolos auténticos). La influencia de Maicol Suárez en zona de volantes, mientras las dudas parecen germinar en los metros finales, frente a tanta ausencia consumada. La apuesta por Ruben Flores, saludablemente dotado, pero quiénes más para asociarse a la idea del gol?.
Es Salto. Es Soriano Interior. Es el partido de vuelta. Salto se plantea el objetivo de victoria. De avance.
Va creyendo.
Quiere creer.
Lo está haciendo.