Salto ganó y ahora tiene enfrente a Nueva Palmira

En el transcurso del segundo tiempo la parcialidad de Young lanzó un objeto contundente a Javier Gómez, el jugador salteño se lo mostró al árbitro, el ambiente comenzaba a caldearse, pero al final del partido que clasificaba a Salto a la final ante Nueva Palmira vino lo peor, se generó una batalla campal con la participación de jugadores titulares e integrantes de los bancos de suplentes.
El DT del equipo visitante acusaba un corte en la cabeza, hubo de todo, hasta “patadas voladoras” en lo que se puede decir que fue un triste e inmerecido final.
Los jueces rodeados por la guardia policial miraban los incidentes individualizando a los participantes, así como el veedor del partido Consejero de OFI Miguel Alfonso.
El más perjudicado por estos incidentes es Salto, que continúa en carrera, seguramente los informes del árbitro de partido y del mismo veedor involucraría a más de un jugador salteño, y esto le costaría caro a nuestra selección.