Salto Rowing Club cerró un año de resurgimiento

Por Nicolás Caiazzo

A mediados del 2018 El Pueblo conversaba con autoridades del Salto Rowing Club sobre el despliegue de un proyecto que fomentara el crecimiento, o mejor dicho el resurgimiento, de un club que siempre ha sido insignia en nuestro departamento. Un trabajo serio a nivel directivo que rápidamente entendió que para atraer nuevos socios y motivar a seguir estando a los que aún permanecían, era fundamental afrontar una mejora estructural de la institución, promover una cartelera de ofrecimientos de nuevas propuestas dentro del club y un reflotamiento de las disciplinas deportivas que tanto le habían dado destaque a la institución en su pasado. Ante esto, el Salto Rowing Club dio a conocer el balance de un año que ha culminado de gran manera y que promete nuevos horizontes para el 2019:
“Finalizando un nuevo año -2018-, nos pone reflexivos e intentamos hacer un balance de lo hecho y acontecido. Simplemente porque queremos ver los errores e intentar mejorar para el próximo año, y así que los actuales, próximos socios y un sin fin de becados puedan disfrutar de nuestro Club.
Desde lo estructural nos hemos propuesto recomponer las instalaciones del viejo Salto Rowing, tanta veces castigado por las crecientes, así encaramos la remodelación de: barbacoas, baños de mujeres y hombres, quinchos de costanera, sala de botes para canotaje y remo, nuevos vestuarios con duchas de agua caliente, refacción integral del gimnasio de pesas, ampliación de espacios verdes, refacción total (por parte de los nuevos adjudicatarios) de la cantina, además de obras menores.
En carpeta tenemos el proyecto del natatorio, un viejo anhelo que ojalá podamos cumplir.
Desde lo deportivo volvimos a competir en nuestras disciplinas insignias el Canotaje y el Remo. Iniciando el año fuimos invitados al entrerriano de Remo en la ciudad de Concordia, posteriormente también lo hicimos en modalidad canotaje organizado por la Federación entrerriana.
El remo con muchísimo esfuerzo participó de las fechas nacionales de: Salto, Mercedes y Paysandú.
Cerrando el año, 32 atletas del club se animaron, como casi todos los años, al desafío del Lago de Salto Grande (lado Argentino). En un contexto más familiar también nos atrevimos a las travesías de kayaks y canoas, como la del río Queguay en marzo y esteros de Farrapos por noviembre. No es pertinente hablar de logros y medallas, no porque no lo hayamos conseguido, sino que en un contexto tan desfavorable en cuanto a apoyo recibido (excepto del propio club), pretender más podios es una quimera. Mención aparte para nuestros deportistas que compitieron con muchísimo esfuerzo personal, en embarcaciones antiguas y deterioradas pero aún así llevaron orgullosos los colores de nuestro Salto Rowing Club.
Cerrando lo deportivo hay que mencionar el trabajo de la escuela de Patín Recreativo a Cargo de la Pro. Adriana Echeverriborda, el karate siempre presente con un inclaudicable profe como Gary Arribillaga, el Zumba con altos y bajos, la durísima ultra maratón de 100 k en Villa Soriano, donde el eterno Walter Cavallo logró el vice campeonato en su categoría y nuestro reciente socio Rodrigo Sánchez Leal hizo la mejor marca del año.
También llegó para quedarse la Primera Edición 7K “Salto Rowing Corre” donde año a año la pensamos mejorar.
En lo institucional se renovó la directiva con la presencia de 6 nuevos integrantes de las sub comisión de Remo y Canotaje. Antes se había constituído la misma y comenzó a trabajar de una manera notable, sin pausa, tanto en la infraestructura de los espacios deportivos como así también poniéndose al hombro la organización de actividades deportivas.
Desde la comisión Directiva se comenzó con un profundo análisis acerca de la situación actual del club, buscando la manera de mejorar todos los aspectos que se necesitan para situar a la institución en el lugar que se merece.
En cuanto a lo social, hemos organizado jornadas de aprendizaje sobre náutica, formulado convenios con instituciones como la IdS, de la cual heredamos un sin número de jóvenes que hoy forman parte de nuestra “Escuela Social de Canotaje” en la que el club aporta embarcaciones, chalecos, profesores, y un espacio de recreación donde intentamos mentalizar a esos gurises del beneficio de la náutica.
Queremos destacar también el programa “Salto Rema” organizado en conjunto con el Club Remeros Salto, donde más de 80 adolescentes concurren de lunes a viernes a realizar Canotaje, Natación y Gimnasia Funcional, donde ambas instituciones de manera desinteresada, ponen a disposición todos sus recursos para que estos liceales, también personas en situación de discapacidad, puedan tener un verano diferente.
Cerrando, tenemos que agradecer a tanta gente e instituciones y destacar al Club Remeros Salto por creer que podemos encarar proyectos en común; a Gonzalo Ugolini quien continuamente nos asiste con embarcaciones para el canotaje y para el Remo, a los profes ad honorem como el maestro Silvio Rodríguez formador de tantos valores, pero por sobre todas las cosas agradecer a nuestros socios, muchos de los cuales con su diario y desinteresado quehacer ponen su granito de arena, ese que nos ayuda a crecer. SALUD. FELIZ 2019 !!
Consejo Directivo 2018”.

 







Recepción de Avisos Clasificados