Se agudizan conflictos de violencia doméstica, el fin de semana hubo varios episodios donde intervino la Policía

Continúan los episodios de violencia doméstica, donde se registraron las habituales agresiones verbales, físicas y las preocupantes amenazas de muerte, se trata de un problema social, el cual las autoridades reconocen que va en aumento.

DROGADICTO AMENAZA DE MUERTE A SU FAMILIA
Un hombre denunció a su hermano consumidor de estupefacientes, con el que ya habría tenido un altercado en el mes de diciembre del año pasado, habiéndose dispuesto medidas cautelares, las que ha incumplido.
En la noche del pasado sábado, llegó a la casa alterado bajo los efectos de las drogas y agredió físicamente a su abuela, además de insultarla y amenazarla de muerte; al manifestarle la mujer que se encuentra cansada y no aguanta más la situación, éste le contestó burlonamente que de la casa no lo iba a sacar nadie y que primero iban a morir todos ellos.
Tras la imposibilidad de una pacífica convivencia, solicitó el retiro del hogar de su hermano y prohibición de acercamiento hacia el domicilio y su familia. Interviene la Dirección Departamental de Violencia Doméstica y de Género.

MUJER AGREDIDA FÍSICA Y SEXUALMENTE SE ANIMÓ A DENUNCIARLO
Una mujer que recurrentemente era agredida física y sexualmente por su concubino, se atrevió a denunciarlo a las autoridades. Manifestó la denunciante que no había actuado anteriormente por el miedo que el individuo le provocaba y por no tener un lugar adónde ir.
Ante la actual situación, solicitó prestación de garantía para retirar sus pertenencias de la casa, poder llegar a tener la instancia penal y pidió que se decretara una prohibición de acercamiento y comunicación del denunciado hacia su persona.
Interviene en el caso, el personal de la Dirección Departamental de Violencia Doméstica y de Género.

ALCOHÓLICO Y AGRESIVO
Un hombre fue denunciado por su esposa, al no ser la primera vez que tienen problemas ya que cada vez que éste ingiere bebidas alcohólicas se pone agresivo, llegando a agredirla físicamente, no habiéndolo denunciado en todas las oportunidades. En la noche del sábado, éste tomó unas copas de más, discutieron y se ofuscó, agrediéndola físicamente una vez más, por lo que procedió inmediatamente a denunciarlo, solicitando en la ocasión, el retiro del hogar de su esposo. Interviene la Dirección Departamental de Violencia Doméstica y de Género.

HOMBRES DESPECHADOS
La Dirección Departamental de Violencia Doméstica y de Género, interviene en tres casos, donde tres mujeres son hostigadas y amenazadas por sus ex parejas, las que no aceptan que las mismas reiniciaron sus vidas.
La primera manifestó que su exesposo, con el que hace algún tiempo culminó la relación, viene agrediéndola verbalmente a ella, al hijo de ambos y a su nueva pareja; inclusive, ha llegado a amenazarlos de muerte en caso de verlos juntos. Temiendo por el desarrollo de los acontecimientos y deseando proteger la integridad física y la vida tanto de sus seres queridos como la propia, solicitó el retiro del individuo del hogar.
Otra denuncia recayó sobre un hombre, el que al enterarse de que su expareja habría iniciado una nueva relación, comenzó a perseguirla telefónicamente por medio de llamadas y mensajes de textos, exigiéndole juntarse para hablar; ante la constante negativa de la denunciante, el individuo se apersonó en el domicilio de la misma, a lo que ante la insistencia, ésta debió llamar inmediatamente a la Policía, por lo que el denunciado se retiró del lugar.
La mujer, deseando evitar que la situación pase a mayores, solicitó que su expareja no la moleste más, de ninguna forma, ni se acerque a su persona, trabajo y domicilio.
Mientras que en el tercer caso, luego de la separación y de algunos inconvenientes, la Justicia estableció medidas cautelares, las que fueron cumplidas por el denunciado, pero una vez que las mismas finalizaron, comenzó nuevamente con las agresiones y el constante acoso, lo cual empeoró cuando se enteró que ella se encontraba conociendo a otra persona; incluso ha concurrido al trabajo y domicilio de su nueva pareja a molestarlo y a denigrarla a ella como mujer.
En la pasada jornada, al concurrir al domicilio de éste a buscar a los hijos que tienen en común, la recibió con insultos, graves agravios, llegando a agredirla también físicamente. Solicitó nuevamente la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación tanto a su persona como a su pareja.