Se ausentó por un mes y le desvalijaron la casa, sus pertenencias las vendieron y estaban a pocas cuadras

Varios casos de robos fueron denunciados durante las últimas horas en diferentes puntos de la ciudad. En su mayoría, se trata de hechos que ocurrieron contra distintas viviendas y automóviles que se encontraban estacionados en la vía pública.
Los damnificados formularon sus denuncias para alertar sobre la situación que se ha vivido últimamente y esperan que la Policía tome cartas en el asunto y así pueda tratar de aclarar alguno de los hechos de marras.
Entre los objetos que han sido denunciados como robados, se encuentran varios electrodomésticos, ropas, así como también otros efectos que se encontraban guardados en un depósito para su venta.
En los casos donde han sido denunciados una serie de daños en el interior de diferentes vehículos que estaban estacionados en la calle, los protagonistas han sido personas menores de edad, algunos de ellos muy conocidos por la Policía debido a que registran anotaciones como menores infractores.
Sin embargo, hasta ayer no había personas procesadas en relación a ninguno de los hechos mencionados, ni tampoco observaciones a los progenitores de los menores sindicados como los autores de los robos y destrozos a vehículos estacionados.
INCAUTAN
ELEMENTOS
ROBADOS
En otro hecho que fue denunciado el pasado martes, una mujer que se ausentó de la ciudad durante un tiempo, pudo ver a su regreso que le habían desvalijado la casa, llevándose consigo gran parte de los muebles con los que cuenta en su interior.
Dijo que había dejado a su hermana cuidando su vivienda y un día en que ésta se ausentó por motivos personales, los malvivientes ingresaron a la misma y le llevaron de todo. Pero una investigación policial permitió en el transcurso de algunas horas poder hallar los efectos robados y a los responsables, entre los cuales uno de los principales implicados es un menor de 12 años de edad y su familia.
La información policial indica que el 22 de julio pasado, una mujer de 39 años de edad, domiciliada en la calle Ramírez al 1900, fue víctima de robo. Se ausentó durante un mes de la ciudad y en ese lapso, su hermana quedó al cuidado de la finca.
Pero el pasado lunes 21, la mujer no pudo ir y en ese momento los vecinos le avisan que algunos individuos desconocidos y ajenos a esa propiedad estaban en el interior de la misma robando. Fue entonces cuando dio aviso a la Policía y pudo ver como le habían llevado de todo.
Entre las cosas que contó, le habían robado una garrafa de 13 kilogramos con válvula, un aparador de madera de color gris, un juego de batería de cocina, vasos, platos, sillas de PVC, una mesa de TV de hierro, una caja de herramientas, una radio para CD, varias ropas.
Pero la investigación policial se centró en algunos sujetos de la zona y el aporte sustancial de un testigo, fue importante para el esclarecimiento del caso.
En ese sentido, la Policía dirigió su investigación hacia una vivienda de la calle Juan Carlos Gómez al 1300.
Tras conseguir una orden judicial de allanamiento sobre esa vivienda, en el procedimiento pudieron incautar el aparador, una radio, la mesa de TV y algunos otros de los elementos que aparecían como denunciados ante la Policía.
Tras tomar declaraciones a los moradores de la vivienda, por la declaración de un menor de 12 años que habría estado vinculado al caso, se arribó hasta otra vivienda de las inmediaciones, ubicada en la calle San Martín al 1300.
En esa finca la Policía interrogó a lo dueños de casa y mediante orden judicial se logró encontrar las sillas robadas, la garrafa y una cocina, todos elementos que les habían sido vendidos a estas personas por sumas irrisorias con relación al valor real de tales objetos.
Pero incluso, los autores del robo, les habían pedido a estas personas que les guardaran en su casa los demás elementos que habían robado, con la finalidad de tenerlos a buen resguardo antes de comercializarlos.
La Policía pretendió dar con la dueña de la casa donde fueron encontrados los primeros objetos robados, pero ésta se encuentra en Montevideo junto a una hija de 19 años de edad, motivados por un problema de salud, según adujeron en la finca investigada por la Policía.
Sin embargo, la Justicia Penal dispuso que a su regreso ambas quedaran emplazadas, al mismo tiempo que el menor de 12 años que está vinculado al hecho delictivo, por su corta edad fue puesto a disposición del Juzgado de Familia, tal como lo establece el Código de la Niñez y la Adolescencia.
ROBOS
Entre otros robos que también fueron denunciados ante la Policía durante las últimas horas, se encuentran el hurto de una moto, la que se encontraba estacionada en la calle Itapebí al 1500 entre Piedras y Michelini. El afectado es un hombre de 31 años de edad que la dejó estacionada en ese lugar por un corto lapso de tiempo y al regresar a ocuparla notó que se la habían robado.
Mientras que en una vivienda de la calle Osimani y Llerena al 800, funcionarios de UTE detectaron que en ese lugar se encontraban robando suministro de energía eléctrica. Al constatar esta irregularidad comunicaron la misma a la Policía y acompañados por los efectivos fueron a notificar al presunto autor de este hecho delictivo.
Tras labrar el acta correspondiente y elevar las actuaciones correspondientes hacia la oficina de UTE, la Policía tomará la denuncia y se la comunicará posteriormente al juzgado penal de turno, para que tome cartas en el asunto.
LIBERADOS
En las últimas horas fueron liberados cuatro reclusos de la Cárcel Departamental, los que se encontraban encarcelados por haber cometido diferentes delitos. Las libertades fueron otorgadas por la Justicia, en algunos casos por haberse vencido las condenas, y en otros casos por haber sido amparados en el régimen de la libertad provisional bajo palabra.
Uno de los liberados es un sujeto que se encontraba recluido por un delito de Violación, desde el pasado mes de julio del año 2006. En tanto, otros dos hermanos que ya tenían antecedentes penales por rapiña y que habían reincidido con un delito de hurto agravado el pasado mes de enero, les fue otorgada la libertad provisional bajo palabra.
Al mismo tiempo que un cuarto sujeto que estaba preso desde el mes de febrero por un delito de Hurto, también fue liberado por haberle sido concedida la excarcelación provisional bajo caución juratoria, esto es libertad bajo palabra.
Actualmente son 147 lo reclusos albergados en la unidad penitenciaria local.