¿Se cae Casa Quiroga?

Sl título de esta nota pude pensarse exagerado y alarmista si no estuvieran los signos de interrogación. Sin embargo, es esa la pregunta que podría hacerse alguien que llegue hasta allí y entre en la Casa (Museo – Mausoleo – Centro Cultural), ya que al recorrer sus salas se encontrará con un montón de cascotes amontonados en un rincón, Casa Quirogaconcretamente, y nada menos, en el pasillo ubicado sobre el ala izquierda (permanentemente transitado por los visitantes) al que da la “Sala Marosa” y que conduce a la “Sala de Escritores Salteños”. Se trata de escombro (algunos trozos de grande y peligroso tamaño) que está permanentemente cayendo del techo. Pero al ver esta realidad, fea y riesgosa, quisimos saber más. Fue así que conducidos muy amablemente por personal de este Museo, un grupo de personas recorrimos todas las instalaciones y la sorpresa iba creciendo: objeto de exhibición desacomodados dentro de las vitrinas; cajas de cartón llenas de libros y cajones de escritorio también llenos de útiles desparramados por el suelo en el hall principal (un día que había actividades por el Día del Libro y se esperaba importante afluencia de visitantes; ¿cómo será entonces un día en que no haya actividades?, se preguntó alguien en ese momento); pero sobre todo es decepcionante el estado de las paredes: grandes humedades están pudriendo (sí, literalmente pudriendo) algunos elementos, como ciertos cuadros que allí lucían y debieron ser retirados.
En especial, la “Sala Marosa” es quizás el espacio más perjudicado. Antes de entrar en ella y percibir el desagradable olor típico de sitio húmedo y cerrado, ya se puede observar, por ejemplo, el alto grado de humedad en su pared norte, la de su puerta. Cabe recordar que la totalidad de los objetos exhibidos en esta Sala (muebles, vestidos, adornos, etc.) pertenecieron a la poeta y quien llegue actualmente allí seguramente pondrá en duda su conservación por demasiado tiempo más.
El curador de esta Sala es el Prof. Leonardo Garet. Fue él quien la creó, como también el impulsor de la idea de Una de las Salascreación de Casa Quiroga en su totalidad, hace ya más de una década. Cuando le tocó ocupar el cargo de Director de Cultura de la Intendencia (enero de 2013 a julio de 2015), pudo concretar una importante cantidad de reformas (entre las más destacadas el reacondicionamiento del Auditorio y del “Espacio Peloduro”), además de haber creado nuevas Salas (en especial la “de Traducciones” y la “de Escritores Salteños”). Personas allegadas a la Casa manifestaron a periodistas de este diario que justamente el Profesor Garet sintió a Casa Quiroga siempre como algo muy propio y en ese sentido la valoró y la cuidó; y él mismo, en persona, estuvo constantemente con los ojos puestos allí.
Y el lugar cobró bríos. Es lo que no ocurre hoy. Las autoridades del área de Cultura de la Intendencia brindan a Casa Quiroga (lugar predilecto por visitantes de todo el mundo interesados en la cultura) poca atención, muy poca, a juzgar por comentarios de personas cercanas y, sobre todo, porque así lo evidencia el estado descripto en líneas anteriores.
Es una realidad que demuestra un lamentable retroceso. Es una triste realidad que indica que no son solamente cascotes lo que cae, eso es lo literal; pero simbólicamente, para la cultura de Salto lo que se cae es mucho más.