“Se ha perdido la cultura de la coctelería y generalmente se opta por lo básico a la hora de los tragos”

Todo comenzó hace cinco años cuando Martín José Volpi da Cunha (22) conocido como “Tincho Volpi” se inició como relacionista público en el ámbito nocturno de las disco y a los dos meses ya era encargado de barra, promocionando eventos…”En ese momento estaba estudiando en la Facultad de Agronomía, aprobé el primer semestre y me percaté que no era lo mío” – recuerda.
De todos modos el trabajo de la noche no había estado dentro de sus planes… “nunca lo había tenido como objetivo…me fue conquistando de a poco” – reveló.
Se formó en conocimientos de Marketing y Diseño Gráfico, también Fotografía.
Fue posteriormente movilizado a hacer el curso de Bar Tender porque quería conocer sobre la preparación de cada bebida y brindarle un buen servicio a la gente.
“Cuando entré a trabajar a un boliche, no sabía nada de la noche… quise aprender todo rápido… en cinco años puedo decir que es uno de mis mayores objetivos y donde dedico la mayor parte del tiempo” – señala.
-¿Trabajar en boliches le deja buenos réditos?
- Sí, pero también tengo un trabajo paralelo, un comercio con mis padres, un emprendimiento familiar.
El tema del estudio por el momento ha quedado en suspenso.
Estudiar profesorado es una idea que tengo pendiente, pero hoy por hoy es imposible… no me dan los tiempos”.
-¿Su trabajo nocturno implica los fines de semana?
- “Así es…tengo barra en un boliche de la Costanera, el trabajo se incrementa los sábados por la noche y paralelamente estoy organizando Cream (boliche en Termas de Arapey), Carnaval y Turismo.
Viajo y me quedo unos días para coordinar la actividad del personal.
Todo el boliche pasa  por mí y cuento con la colaboración de mi amigo Nico Pedrozo.
“ESTAMOS ABURRIDOS DE
HACER SIEMPRE LO MISMO”
NUEVO PROYECTO JOVEN:
UN RESTO BAR
Martín Volpi está llevando adelante un nuevo proyecto; se trata de un resto bar con mesas de pool. “La idea surgió mediante una charla con amigos, donde llegamos a la conclusión de que hay días en que no hay nada para hacer en Salto.
En realidad, hay muchas cosas para hacer pero estamos aburridos de hacer siempre lo mismo.
Tenemos muchos lugares para comer que son exactamente iguales, tienen la misma temática, onda y cierran a la misma hora.
Hay salones de pool pero todos están armados para trabajar en un ámbito solo.
Existe una reglamentación que comenzó a regir luego del 2009 donde se prohíben discotecas, pubs y shows en vivo en el perímetro céntrico.
El tema es que la gente busca un lugar en la zona y la Costanera no tiene infraestructura para estos lugares.
Buscamos qué podíamos hacer dentro de los términos de la ley y el formato que surgió fue el de resto bar Chester (que fue inaugurado el pasado jueves).
Intenta satisfacer la necesidad de ese lugar de encuentro de fines de semana para todas las edades.
EL COMETIDO DE UN
BAR TENDER
“El bar tender vendría a ser el encargado del bar, tiene la característica de ofrecerle al cliente bebidas que éste ya puede conocer, un whisky, un fernet  u otra bebida o ayudar a éste a abrir el paladar, probar otros tragos.
Buscar el balance entre la bebida, la fruta y lo que se le agrega al trago.
El sentido no es embriagarse sino disfrutar del trago y ello se está perdiendo.
En la actualidad se busca embriagarse lo más rápido posible y no disfrutar de una buena copa con hielo molido, o una frutilla decorando.
Justamente el bar tender tiene esa función; de cuidar al cliente, ofrecerle cosas nuevas, aparte de tener un conocimiento se saber qué ingredientes se pueden mezclar y cuáles no.
También en qué momento se puede aconsejar al cliente a que cambie de bebida”.
“LA MÍSTICA DEL TRAGO ES
QUE NO PODAMOS DESCUBRIR
LOS INGREDIENTES”
-¿De qué forma el bar tender trata de llegar al público para que cambie su mentalidad y que busque el disfrute y no embriagarse?
- “El tema es que creo que hay un concepto erróneo de pensar que se disfruta más cuando se está alcoholizado.
Es importante consumir agua para evitar la deshidratación y hay una tendencia a creer que si se trabaja en el ambiente hay que necesariamente consumir alcohol y no es así.
Años atrás se vendían una cantidad de tragos y  hoy se inclinan más por las bebidas clásicas porque sabe que les pega.
Los boliches se han vuelto monótonos y los bar -man no podemos hacer el trabajo que nos gusta.
Un trago bien hecho no tiene que poner al descubierto ningún ingrediente”.
-¿Cómo es su relación con el público del ámbito nocturno?
- “La noche nos abre puertas porque podemos conocer a mucha gente, así como cuando empezamos la facultad y entramos a relacionarnos con compañeros de otros lados – y en este caso – de todas las franjas etáreas.
Fui aprendiendo de la gente grande que ya estaba en la noche y me fui ganando el respeto.
El barman tiene que tener muy buena memoria… nada mejor que llegue un cliente habitual y ya conozcamos sus gustos.
Así como también cuando se acerca una chica bajoneada por alguna circunstancia, intentar levantarle el ánimo
Así como para algunas cosas debemos tener memoria, para otras debemos ser discretos”.
El gusto por determinadas bebidas – en el concepto de Martín Volpi – va por temporadas.
Hubo  un verano donde  estalló el gin con pomelo… ahora ha avanzado el tequila y la cerveza sigue siendo líder”.
“SOMOS EL PAÍS QUE CONSUME MAYOR CANTIDAD DE
WISKY POR PERSONA
EN EL MUNDO”
-¿Qué tragos le recomendaría a una chica?
- “Un trago dulce, como un Daikiri con frutas o un Pantera Rosa. El hombre es más básico y va a lo que ve en la estantería”.
Martín coincide en que el ámbito nocturno en Salto es complicado y lo bueno es que puede mezclar su trabajo con el trato de amigos y lo lleva a crear nuevos proyectos.
El Ser Joven pasa por pensar que está viviendo el mejor momento para llevar estos proyectos adelante… probar cosas nuevas  siempre que éstas no nos lleven a un camino erróneo.
María Fernanda Ferreira

Todo comenzó hace cinco años cuando Martín José Volpi da Cunha (22) conocido como “Tincho Volpi” se inició como relacionista público en el ámbito nocturno de las disco y a los dos meses ya era encargado de barra, promocionando eventos…”En ese momento estaba estudiando en la Facultad de Agronomía, aprobé el primer semestre y me percaté que no era lo mío” – recuerda.

De todos modos el trabajo de la noche no había estado dentro de sus planes… “nunca lo había tenido como objetivo…me fue conquistando de a poco” – reveló.

Se formó en conocimientos de Marketing y Diseño Gráfico, también Fotografía.

Fue posteriormente movilizado a hacer el curso de Bar Tender porque quería conocer sobre la preparación de cada bebida yphoto1brindarle un buen servicio a la gente.

“Cuando entré a trabajar a un boliche, no sabía nada de la noche… quise aprender todo rápido… en cinco años puedo decir que es uno de mis mayores objetivos y donde dedico la mayor parte del tiempo” – señala.

-¿Trabajar en boliches le deja buenos réditos?

– Sí, pero también tengo un trabajo paralelo, un comercio con mis padres, un emprendimiento familiar.

El tema del estudio por el momento ha quedado en suspenso.

Estudiar profesorado es una idea que tengo pendiente, pero hoy por hoy es imposible… no me dan los tiempos”.

-¿Su trabajo nocturno implica los fines de semana?

– “Así es…tengo barra en un boliche de la Costanera, el trabajo se incrementa los sábados por la noche y paralelamente estoy organizando Cream (boliche en Termas de Arapey), Carnaval y Turismo.

Viajo y me quedo unos días para coordinar la actividad del personal.

Todo el boliche pasa  por mí y cuento con la colaboración de mi amigo Nico Pedrozo.

“ESTAMOS ABURRIDOS DE HACER SIEMPRE LO MISMO” NUEVO PROYECTO JOVEN: UN RESTO BAR

Martín Volpi está llevando adelante un nuevo proyecto; se trata de un resto bar con mesas de pool. “La idea surgió mediante una charla con amigos, donde llegamos a la conclusión de que hay días en que no hay nada para hacer en Salto.

En realidad, hay muchas cosas para hacer pero estamos aburridos de hacer siempre lo mismo.

Tenemos muchos lugares para comer que son exactamente iguales, tienen la misma temática, onda y cierran a la misma hora.

Hay salones de pool pero todos están armados para trabajar en un ámbito solo.

Existe una reglamentación que comenzó a regir luego del 2009 donde se prohíben discotecas, pubs y shows en vivo en el perímetro céntrico.

El tema es que la gente busca un lugar en la zona y la Costanera no tiene infraestructura para estos lugares.

Buscamos qué podíamos hacer dentro de los términos de la ley y el formato que surgió fue el de resto bar Chester (que fue inaugurado el pasado jueves).

Intenta satisfacer la necesidad de ese lugar de encuentro de fines de semana para todas las edades.

EL COMETIDO DE UN BAR TENDER

“El bar tender vendría a ser el encargado del bar, tiene la característica de ofrecerle al cliente bebidas que éste ya puede conocer, un whisky, un fernet  u otra bebida o ayudar a éste a abrir el paladar, probar otros tragos.

Buscar el balance entre la bebida, la fruta y lo que se le agrega al trago.

El sentido no es embriagarse sino disfrutar del trago y ello se está perdiendo.

En la actualidad se busca embriagarse lo más rápido posible y no disfrutar de una buena copa con hielo molido, o una frutilla decorando.

Justamente el bar tender tiene esa función; de cuidar al cliente, ofrecerle cosas nuevas, aparte de tener un conocimiento se saber qué ingredientes se pueden mezclar y cuáles no.

También en qué momento se puede aconsejar al cliente a que cambie de bebida”.

“LA MÍSTICA DEL TRAGO ES QUE NO PODAMOS DESCUBRIR LOS INGREDIENTES”

-¿De qué forma el bar tender trata de llegar al público para que cambie su mentalidad y que busque el disfrute y no embriagarse?

– “El tema es que creo que hay un concepto erróneo de pensar que se disfruta más cuando se está alcoholizado.

Es importante consumir agua para evitar la deshidratación y hay una tendencia a creer que si se trabaja en el ambiente hay que necesariamente consumir alcohol y no es así.

Años atrás se vendían una cantidad de tragos y  hoy se inclinan más por las bebidas clásicas porque sabe que les pega.

Los boliches se han vuelto monótonos y los bar -man no podemos hacer el trabajo que nos gusta.

Un trago bien hecho no tiene que poner al descubierto ningún ingrediente”.

-¿Cómo es su relación con el público del ámbito nocturno?

– “La noche nos abre puertas porque podemos conocer a mucha gente, así como cuando empezamos la facultad y entramos a relacionarnos con compañeros de otros lados – y en este caso – de todas las franjas etáreas.

Fui aprendiendo de la gente grande que ya estaba en la noche y me fui ganando el respeto.

El barman tiene que tener muy buena memoria… nada mejor que llegue un cliente habitual y ya conozcamos sus gustos.

Así como también cuando se acerca una chica bajoneada por alguna circunstancia, intentar levantarle el ánimo

Así como para algunas cosas debemos tener memoria, para otras debemos ser discretos”.

El gusto por determinadas bebidas – en el concepto de Martín Volpi – va por temporadas.

Hubo  un verano donde  estalló el gin con pomelo… ahora ha avanzado el tequila y la cerveza sigue siendo líder”.

“SOMOS EL PAÍS QUE CONSUME MAYOR CANTIDAD DE WISKY POR PERSONA EN EL MUNDO”

-¿Qué tragos le recomendaría a una chica?

– “Un trago dulce, como un Daikiri con frutas o un Pantera Rosa. El hombre es más básico y va a lo que ve en la estantería”.

Martín coincide en que el ámbito nocturno en Salto es complicado y lo bueno es que puede mezclar su trabajo con el trato de amigos y lo lleva a crear nuevos proyectos.

El Ser Joven pasa por pensar que está viviendo el mejor momento para llevar estos proyectos adelante… probar cosas nuevas  siempre que éstas no nos lleven a un camino erróneo.

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...