Se registraron robos en toda la ciudad e incautaron el revólver a un sujeto que andaba a los tiros en su casa

Varios hechos signaron la crónica policial de las últimas horas, entre ellos, algunos robos en el interior de casas, pero esta vez con elementos que no fueron de mayor valor. Además, hubo sendos operativos donde se registraron diversas incautaciones de armas de fuego por parte de la Policía, donde en uno de los casos, el portador de una de ellas andaba a los tiros.
Si bien los hechos delictivos con los que arrancó el año, fueron bastante alarmantes para la Policía, sobre todo por los montos de los objetos robados que alcanzaron a ser valores bastante interesantes, sumado a la seguidilla del robo de joyas en distintas casas de la ciudad, donde sus ocupantes se encontraban de vacaciones, se han normalizado relativamente, la ola delictiva no cesa y esto ameritó un cambio de estrategias y planificación por parte de la policía con la finalidad de lograr una mayor eficacia.
Sin embargo, a la falta de personal se le suman los efectivos que se encuentran de licencia y algo que realmente alarma a las autoridades locales, es la cantidad de funcionarios que pasan a retiro a fines de este mes, lo que supone un problema aún mayor para el cuerpo de Policía local.
Pero en las últimas horas, varios hechos requirieron la presencia policial y los efectivos tuvieron que hacerse presentes.
DENUNCIAS
Una de las últimas denuncias registradas en las últimas horas, provino de parte de una empresa que alquila vehículos. Ya que su responsable le hizo saber a la Policía que luego de que un sujeto contratara un servicio, pasaron varios días y el coche no fue devuelto.
Luego de rastrearlo, pudo saber que el mismo había sido abandonado en la ciudad de Montevideo, en un barrio de contexto social complejo, y que desconocía la peligrosidad del lugar, por lo que optaron por dar a conocer el hecho ante la Policía de esa ciudad y solicitarles apoyo. Según pudo saber EL PUEBLO el vehículo todavía no fue traído hasta nuestra ciudad.
VARIOS ROBOS
Por otra parte, varios robos se llevaron a cabo durante los últimos días, principalmente el fin de semana. Esta vez, los delincuentes robaron una computadora portátil, desde una vivienda que está ubicada en la calle Zelmar Michelini al 500.
Los delincuentes serían dos individuos, los que luego de haber perpetrado el robo se habrían dado a la fuga hacia la zona sur de la ciudad, según declararon testigos del hecho a la Policía. Aunque con todo, los mismos no pudieron ser atrapados.
Por otra parte, una caja repleta de herramientas fue robada desde una quinta perteneciente a una empresa citrícola de nuestro medio. El sereno del lugar, denunció ante la seccional policial el hecho, pero no hay detenidos.
El establecimiento está ubicado en el cruce de las calles Apolón y Defensa. Se trata de la quinta de una empresa de citrus en la que no quedan empleados por la noche salvo el guardia de seguridad, pero cuando llegó ya era tarde.
A eso de las cuatro de la mañana del lunes, el funcionario concurre hasta un galpón del lugar donde personas extrañas rompieron el candado y se mandaron buscando lo que se pudieran llevar.
Allí, ubicaron en una caja de herramientas, una carretilla de mano, un machete, varias pinzas y palas de trabajo. Todo sirve, y los delincuentes se alzaron con este botín. La Policía intentará encontrar a los reducidores de estos efectos para poder dar con los delincuentes.
Mientras tanto, en la zona del Cerro a una mujer le robaron dinero y sus documentos desde su cartera. La había dejado en el living de la casa y mediante un descuido se quedo sin nada.
Ocurrió en la madrugada del lunes, cuando una mujer de 48 años de edad que vive en la calle Chile al 1000 había dejado su cartera de cuero de color marrón en el living de su casa.
Desde arriba del sofá, le robaron una cartera para dama de cuero color marrón, la que contenía, la suma de 2300 pesos uruguayos y un teléfono celular, entre otros objetos.
GATILLO FACIL
Un caso de gatillo fácil pudo ser desbaratado por la Policía. Se trataba de un hombre que vive en el barrio Burton y que desde su vivienda, efectuaba disparos con su arma de fuego hacia el aire y sin blanco fijo. Los vecinos alarmados por esta situación, denunciaron el hecho ante la Policía y lograron que la misma detuviera al sujeto y  luego le incautaran el arma. Pese a esto, el tirador, quedó en libertad.
Fue desde una finca de la calle Elizaincín al 100 en el barrio Burton que se escuchaban disparos de arma de fuego. Sobre las diez menos cuarto de la noche del lunes, los vecinos alarmados por lo que estaba pasando dieron cuenta a la policía de lo ocurrido.
Hasta allí concurrieron los efectivos policiales y pudieron detener a un hombre de 43 años de edad el que tenía en su poder un revolver calibre 22, de origen argentino, con 8 proyectiles. La Justicia, determinó la supresión del arma, el apercibimiento del individuo y que fuera puesto en libertad.
ENTRE VECINOS
Un problema entre vecinos determinó la intervención de la Policía con la finalidad de poder disuadirlos y terminó con la incautación de un arma, con el que uno de ellos había llegado a proferir amenazas a su adversario.
Fue en las últimas horas en la zona del Cerro. Dos vecinos habían mantenido incidentes entre sí y uno de ellos optó por llamar a la Policía. Una vez que los efectivos asistieron al lugar, no hubo mayores problemas y pudieron apaciguar la situación.
Incluso supieron que uno de los protagonistas tenía antecedentes penales, aunque el apercibimiento de conducta fue para ambos.
Pero al rato de haberse ido la Policía, otra denuncia por amenazas se recibió de ese lugar. Y debieron volver. Allí se encontraron con que uno de ellos había insultado y amenazado a otro con una escopeta y con su perro. Pero esta vez la Policía incautó el arma y determinó medidas.