Se viene otra recreación de La Redota, “el episodio más importante de toda nuestra historia”

En el momento de anunciar los detalles de la próxima recreación de La Redota -este año ya la número 18-, la Profesora Ofelia Piegas, principal impulsora, con el entusiasmo y la precisión que la caracterizan, explicó algunos aspectos históricos de este hecho que vale la pena compartir:
“Desde hace dieciocho años tomamos la determinación de culminar un proceso de estudio patrimonial de la zona del norte del Río Negro, parte de Entre Ríos y la futura Liga Federal y sur de Brasil. En este estudio había una ausencia de conocimiento en la historia oficial. Y culminamos con la presencia de Artigas en esta región y la importancia de ello en la formación del ideario artiguista. Artigas es la suma de una profunda herencia española más todo aquello que significó el entorno en el cual vivió prácticamente toda su vida de actividad política. Entonces entendemos que nuestra obligación es poner en evidencia la importancia de este contexto regional en el cual prima algo que está absolutamente olvidado, por gusto olvidado, por la historia oficial, que es la enorme incidencia guaraní que tenemos en esta zona.  Culminamos entonces con un hecho histórico que es el más importante de toda nuestra historia, que es La Redota y que es la consecuencia, en realidad,  de lo que fuera ya desde la época colonial, la hermana pobre de la antigua gobernación de Buenos Aires y la actual de esa época del virreinato (…) Cuando se dice que la provincia de Ente Ríos nos recibió, no es tal, porque es como decir que cruzamos el Daymán y Paysandú nos recibe; porque éramos los mismos, todos formábamos el antiguo virreinato y, en ese momento, las Provincias Unidas del Río de la Plata. Este detalle creo que es muy importante. La problemática que se le presenta a la Banda Oriental es: ¿qué hacemos, entregados a la venganza de Montevideo por la Batalla de Las Piedras? Entonces Artigas pega el grito de lo que es la base de todo su ideario: los que resuelven son los pueblos, no el pueblo, sino la suma de las voluntades de las personas que forman la comunidad, y en ese momento la comunidad era la Banda Oriental. Entonces se logra entendimiento de todas esas personas a través de reuniones, congresos, cabildos, reuniones donde las de la panadería Vidal y de la Paraguaya determinaron tres resoluciones importantes: seguir la lucha hasta expulsar todos los portugueses, nombrar a Artigas jefe de los orientales en lo militar y abandonar este sitio tan peligroso por la presión españolista de Montevideo, es decir retirarse hasta lograr el retorno en mejores condiciones. Por eso esto no es un éxodo, es la redota como decían los paisanos, el derrotero, el camino, la marcha hasta tanto podamos retornar otra vez a la Banda Oriental. Este episodio es el que nosotros recordamos año a año, el sacrificio de un pueblo que amaba la libertad, que con coraje, con dientes y uñas defendió su dignidad que acaba de ser probada en la Batalla de Las Piedras. En mi concepto es el episodio más importante de toda nuestra historia y yo diría de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Es importante enseñarle a los niños particularmente, ya nosotros los adultos estamos malformados por una historia oficial incorrecta, pero es importante calibrar lo que significó el abandono de sus tierras, de sus animales, incluso de sus muertos, para acogerse a una idea: la libertad”.
Versos de Víctor Lima leídos por Garet
Por su parte el Director de Cultura de la Intendencia, Ac. Prof. Leonardo Garet, expresó “la alegría para el Departamento de Cultura y para el Intendente y su equipo, de apoyar la recreación de La Redota, que remite a un acontecimiento histórico que es la esencia misma de nuestra nacionalidad y del artiguismo. Que esta sea la número 18 habla muy bien de la Asociación Amigos del Patrimonio Histórico de Salto, al cual tenemos que volcar siempre nuestra admiración, reconocimiento y agradecimiento”. Garet finalizó su intervención con la lectura de algunas estrofas, referidas a este episodio histórico, escritas por Víctor Lima en 1952. Forman parte del extenso poema “Canto a Artigas”, tienen la forma de Cielito, la que practicaba Bartolomé Hidalgo en los fogones artiguistas y son las siguientes:
Cielito, cielo que sí,
cielo de Bartolomé;
cielo de copla emigrante
que sólo sueña en volver.
Adiós, adiós, patria mía.
Me marcho con mi bandera;
que yo no quiero mirarla
flameando en mano extranjera.
Cielo, cielito que sí,
cielo de los desterrados;
cielo que no he de cantar
con los labios apretados.
Adiós, adiós patria mía.
Me voy con Mi General;
prefiero verte de lejos
a verte sin libertad.
Cielo, cielito que sí,
cielo de la libertad;
cielo que se va pensando,
sabiendo que volverá.

En el momento de anunciar los detalles de la próxima recreación de La Redota -este año ya la número 18-, la Profesora Ofelia Piegas, principal impulsora, con el entusiasmo y la precisión que la caracterizan, explicó algunos aspectos históricos de este hecho que vale la pena compartir:

“Desde hace dieciocho años tomamos la determinación de culminar un proceso de estudio patrimonial de la zona del norte del Río Negro, parte de Entre Ríos y la futura Liga Federal y sur de Brasil. En este estudio había una ausencia de conocimiento en la historia oficial. Y culminamos con la presencia de Artigas en esta región y la importancia de ello en la formación del ideario artiguista. Artigas es la suma de una profunda herencia española más todo aquello que significó el entorno en el cual vivió prácticamente toda su vida de actividad política. Entonces entendemos que nuestra obligación es poner en evidencia la importancia de este contexto regional en el cual prima algo que está absolutamente olvidado, por gusto olvidado, por la historia oficial, que es la enorme incidencia guaraní que tenemos en esta zona.  Culminamos entonces con un hecho histórico que es el más importante de toda nuestra historia, que es La Redota y que es la consecuencia, en realidad,  de lo que fuera ya desde la época colonial, la hermana pobre de la antigua gobernación de Buenos Aires y la actual de esa época del virreinato (…) Cuando se dice que la provincia de Ente Ríos nos recibió, no es tal, porque es como decir que cruzamos el Daymán y Paysandú nos recibe; porque éramos los mismos, todos formábamos el antiguo virreinato y, en ese momento, las Provincias Unidas del Río de la Plata. Este detalle creo que es muy importante. La problemática que se le presenta a la Banda Oriental es: ¿qué hacemos, entregados a la venganza de Montevideo por la Batalla de Las Piedras? Entonces Artigas pega el grito de lo que es la base de todo su ideario: los que resuelven son los pueblos, no el pueblo, sino la suma de las voluntades de las personas que forman la comunidad, y en ese momento la comunidad era la Banda Oriental. Entonces se logra entendimiento de todas esas personas a través de reuniones, congresos, cabildos, reuniones donde las de la panadería Vidal y de la Paraguaya determinaron tres resoluciones importantes: seguir la lucha hasta expulsar todos los portugueses, nombrar a Artigas jefe de los orientales en lo militar y abandonar este sitio tan peligroso por la presión españolista de Montevideo, es decir retirarse hasta lograr el retorno en mejores condiciones. Por eso esto no es un éxodo, es la redota como decían los paisanos, el derrotero, el camino, la marcha hasta tanto podamos retornar otra vez a la Banda Oriental. Este episodio es el que nosotros recordamos año a año, el sacrificio de un pueblo que amaba la libertad, que con coraje, con dientes y uñas defendió su dignidad que acaba de ser probada en la Batalla de Las Piedras. En mi concepto es el episodio más importante de toda nuestra historia y yo diría de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Es importante enseñarle a los niños particularmente, ya nosotros los adultos estamos malformados por una historia oficial incorrecta, pero es importante calibrar lo que significó el abandono de sus tierras, de sus animales, incluso de sus muertos, para acogerse a una idea: la libertad”.

Versos de Víctor Lima leídos por Garet

Por su parte el Director de Cultura de la Intendencia, Ac. Prof. Leonardo Garet, expresó “la alegría para el Departamento de Cultura y para el Intendente y su equipo, de apoyar la recreación de La Redota, que remite a un acontecimiento histórico que es la esencia misma de nuestra nacionalidad y del artiguismo. Que esta sea la número 18 habla muy bien de la Asociación Amigos del Patrimonio Histórico de Salto, al cual tenemos que volcar siempre nuestra admiración, reconocimiento y agradecimiento”. Garet finalizó su intervención con la lectura de algunas estrofas, referidas a este episodio histórico, escritas por Víctor Lima en 1952. Forman parte del extenso poema “Canto a Artigas”, tienen la forma de Cielito, la que practicaba Bartolomé Hidalgo en los fogones artiguistas y son las siguientes:

Cielito, cielo que sí,

cielo de Bartolomé;

cielo de copla emigrante

que sólo sueña en volver.

Adiós, adiós, patria mía.

Me marcho con mi bandera;

que yo no quiero mirarla

flameando en mano extranjera.

Cielo, cielito que sí,

cielo de los desterrados;

cielo que no he de cantar

con los labios apretados.

Adiós, adiós patria mía.

Me voy con Mi General;

prefiero verte de lejos

a verte sin libertad.

Cielo, cielito que sí,

cielo de la libertad;

cielo que se va pensando,

sabiendo que volverá.