Secuestro “millonario” de una adolescente sacude Alemania, piden rescate de 1,2 millones de euros

Annelie, una adolescente de 17 años, salió a pasear el perro el pasado jueves y no volvió.

Los secuestradores de la chica piden 1,2 millones de euros a su familia para liberarla.
Todo el país está pendiente de este inaudito caso de ‘secuestro extorsivo’.

Annelie-Marie R, la hija de 17 años de un rico empresario de Meissen, salió el pasado jueves a pasear a su perro a las siete y media de la tarde, como suele hacer a diario, y no volvió a casa. El perro, Gassi, fue hallado unas horas después cerca del lugar donde la Policía sospecha que desapareció la chica. En principio parecía una desaparición de adolescente de manual, pero el delito de secuestro se confirmó el domingo por la tarde, cuando los secuestradores hicieron llegar a la familia un mensaje: deben entregar 1,2 millones de euros si quieren volver a verla con vida.
Alemania entera está ahora pendiente de Annelie y la Policía efectúa registros en varias casas del distrito de Briesnitz, en Dresde, hacia donde han conducido las primeras pistas desde la localidad de Luga, en el estado federado de Sajonia.
“Annelie, te echamos de menos”, han escrito sus padres en una carta que han hecho pública esta mañana y en la que se muestran dispuestos a pagar el rescate y en la que piden a los medios de comunicación que se mantengan al margen.
El portavoz de la fiscalía de Dresde, Lorenz Haase, ha hablado de un caso inaudito de “secuestro extorsivo”, al explicar por qué sus agentes estaban rastreando con perros y con la ayuda de un helicóptero una zona boscosa en la que se asientan varias granjas en Klipphausen. “Por motivos obvios no podemos hacer públicos los detalles de la investigación y todos los esfuerzos se centran en recuperar a la niña con vida”, ha dicho. En esa zona fue hallada la bicicleta abandonada de Annelie y los vecinos han informado que durante el fin de semana un extraño con un Mercedes ha sido visto en torno a una casa que actualmente está deshabitada.
La Policía, que ha destinado 25 efectivos exclusivamente a este caso,ha adoptado un procedimiento poco usual en casos de secuestro, en los que habitualmente trata de mantenerse el mayor secreto posible para no espantar a los secuestradores. En el caso de Annelie, sin embargo, ha sido distribuida una fotografía de la chica “por razones tácticas” y “después de una cuidadosa consideración de ese paso”.
Desde que fue publicada la foto anoche, la Policía ha recibido al menos 15 avisos con posibles pistas que seguirá una por una. “Los secuestradores deben saber que estamos dispuestos a cumplir con todas sus condiciones para tener de nuevo y cuando antes a Annelie entre nuestros brazos. Por favor pónganse en contacto con nosotros”, han anunciado los padres.