- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Según dice el gobierno la tasa de actividad supera el 60% y en el interior urbano hay menos del 9% de desocupación

La situación social del país es cada vez más compleja y el entramado social está perdiendo cohesión a pasos agigantados. Lo que puede verse a simple vista en nuestro medio cada vez que alguien sale a la calle, donde la cantidad de gente durmiendo en la calle y revolviendo los tachos de basura crece cada vez más.
Sin embargo, esto no tiene relación con las cifras auspiciosas que uno puede ver cuando desde el gobierno son lanzadas con bombos y platillos, diciendo que la desocupación es muy baja, que el crecimiento del PIB es formidable y que se mantienen los niveles de crecimiento, a menor intensidad pero que los mismos no retroceden sino que van en aumento.
Según las estadísticas del INE, que se encarga de este tipo de cosas, la tasa de actividad en el país ronda el 63% de la población de las localidades del interior urbano con más de 5.000 habitantes. Esto es en el caso de Salto, que unas 78.000 personas están en plena actividad y practican una labor de manera formal, ya que el INE solamente reconoce el trabajo de manera reglamentaria.
En el caso del desempleo, el gobierno dice que es del 8,8 por ciento en el interior urbano, en tanto que otras voces no reconocidas a nivel oficial, pero no por eso menos importantes, dicen que el desempleo trepa al 17 por ciento en nuestro departamento, situación que determina que es más del doble de lo que se informa a nivel oficial.
En tanto, el salario mínimo nacional está situado en 12.265 pesos al tiempo que dirigentes sindicales denuncian que en el país hay más de 500.000 trabajadores que ganan entre 16.000 y 17.000 pesos mensuales.
Aunque desde el gobierno sostienen que el ingreso promedio es de 32.350 pesos por persona al mes y que al año lo que se llama renta per cápita, o sea lo que gana cada persona, es un promedio de 15.000 dólares. En tanto, las remuneraciones generales distan de estas cifras y se ubican por debajo de los 23.250 pesos por persona en el interior urbano.
En ese aspecto todo sumado está lejos del costo que tiene una canasta básica familiar que se sitúa en los 71.055 pesos. Salto ahora está afectado por una posible desocupación que se suma a la ya existente que puede trepar al menos dos puntos porcentuales más. Hablamos de unas 3.000 personas aproximadamente vinculadas al sector citrícola.
El poder de compra ha disminuido en valor de términos reales a un 24 por ciento y en ese aspecto se registró un retroceso de las conquistas económicas de la última década, donde a la falta de aumentos salariales se le sumaron otras variables como la inflación y el endeudamiento interno, que ronda los 6.000.000.000. de dólares.
Lo importante de todo esto es el desfasaje que se ha creado producto de todas las variables políticas y económicas que se quieran poner juntas que han generado este tipo de cosas, donde la economía tiene un impacto negativo y un retroceso con respecto a los últimos tiempos.

LOS NÚMEROS:

78.000 personas trabajarían en Salto
12.265 pesos el salario más bajo
500.000 trabajadores con 16.000 al mes
23.250 pesos el ingreso real promedio
71.055 pesos la canasta familiar básica