Senado aprobó proyecto de matrimonio igualitario

Fue aprobado por 23 votos en 31; el texto vuelve a Diputados ya que se le realizaron modificaciones menores
Por 23 votos afirmativos y ocho en contra, el Senado dio media sanción al proyecto de Ley de matrimonio igualitario, que autoriza las uniones entre personas del mismo sexo. Ahora el texto volverá a la Cámara de Diputados, que ya lo había aprobado en diciembre, pero que deberá volverlo a tratar ya que la cámara alta introdujo cambios en el texto.homo
Los legisladores que votaron en contra fueron los blancos Sergio Abreu, Juan Chiruchi, Eber Da Rosa, Francisco Gallinal, Ana Lía Piñeyrúa, Carlos Moreira, Jorge Saravia y el colorado Alfredo Solari.
El texto fue aprobado tras un largo debate en la cámara. El Observador recogió en Twitter los aspectos más salientes de la discusión parlamentaria.
Las complicaciones del texto
Pese a que el debate social entorno al proyecto de ley de Matrimonio Igualitario que aprobará hoy el Senado se da entorno a la legitimación de unión entre parejas del mismo sexo, en el ámbito penal y civil advierten de otro centro de polémica. Expertos en derecho consultados por El Observador señalaron que la habilitación a las parejas para definir el orden de los apellidos de sus hijos generará problemas tanto a nivel de la identificación penal de las personas como en materia sucesoria, ya que será difícil comprobar las relaciones de parentescos.El fiscal civil Enrique Viana afirmó a El Observador que la normativa generará “problemas” a la Policía y a los jueces para la identificación de personas. Uno de los aspectos que más preocupa a los juristas a partir del orden indistinto de apellidos es la forma de comprobar los datos filiatorios y la vinculación entre personas.
“Todas estas modificaciones van a perjudicar la identificación de las personas con el agravante que a nivel de prontuarios penales se van a crear problemas”, señaló.
“En los aspectos sucesorios también habrá problemas porque va a ser mucho más difícil la identificación de las personas para determinar si es hijo o nieto de tal o cual persona”, agregó Viana.
Según relató, en los juzgados ubicados en la frontera de la ciudad de Rivera con Brasil estos problemas al momento de definir herencias son frecuentes. Es que en Brasil rige un sistema donde el primer apellido de las personas es el de la madre, entonces cuando hay hombres que tienen hijos de ambos lados de la frontera se generan dificultades al momento de comprobar los parentescos para determinar las herencias.
La catedrática en Derecho de Familia de la Universidad Católica, Mabel Rivero, también advirtió sobre las complicaciones que traerá la normativa para determinar herencias. “Puede traer dificultades por ejemplo en materia sucesoria cuando al cabo de los años sea difícil distinguir quién es pariente de quién en la medida en la cual pueden haber cambiado los apellidos según como quieran los padres”.
La abogada agregó que en materia penal pueden surgir “dificultades” en relación a la identificación de las personas, aunque dijo que no serán “insubsanables”.
Tras la media sanción que le dio Diputados en diciembre, el Senado aprobará hoy el proyecto de ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Además de los votos del Frente Amplio, habrá integrantes de la oposición de la oposición que acompañarán la iniciativa (ver apunte). La iniciativa volverá a Diputados para su ratificación, ya que el Senado le introdujo modificaciones.
Además de las visiones de los juristas, en el campo de las ciencias sociales también se advierten dificultades sobre la cuestión del orden de los apellidos.
El politólogo Oscar Botinelli afirmó que al permitir alternar los apellidos “desaparece la identificación de los genitores en cuanto al genero de cada uno”. Dijo que con estas modificaciones “se licua la identificación familiar” y se pierde la utilidad práctica de los apellidos, que es establecer relaciones de parentezco.
Un cambio en la ley
La nueva redacción del texto permite al niño conocer en todos los casos la identidad de su progenitor, ya que la anterior normativa no lo preveía para los casos en que el niño hubiera sido concebido mediante la fertilización in vitro. El cambio fue aprobado por la comisión de Constitución y Legislación del Senado.
Algunos opositores votarán la ley
Además de los votos de legisladores del Frente Amplio, los senadores blancos Jorge Larrañaga (Alianza Nacional), Luis Alberto Heber y Gustavo Penades (Unidad Nacional), también votarán a favor del proyecto de ley que legitima el matrimonio entre personas del mismo sexo. Los senadores colorados de Propuesta Batllista, José Amorín y Tabaré Viera, y el legislador de Vamos Uruguay, Ope Pasquet, también acompañarán la iniciativa. La normativa tuvo durante la última semana el rechazo de la Iglesia Católica. En particular, el arzobispo de Montevideo, Nicolas Cotugno, criticó la resolución de los legisladores en el marco de la celebración de semana Santa.

Háganos llegar su comentario