- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Sendic está “absolutamente convencido” de haber renunciado a la vicepresidencia “soy una persona libre”

El exjerarca recorre el país y dijo que vivió “momentos muy duros”

Habló con la prensa por largo rato, mientras una veintena de militantes lo esperaban para conversar con él y esperar por sus palabras. Raúl Sendic, fue vicepresidente de la República, en 2014 fue la renovación política del Frente Amplio, tanto que se hablaba que sería el sucesor de Tabaré Vázquez, pero a los pocos años comenzaron los golpes, se recrudecieron, comenzaron los ataques y nadie se abroqueló para respaldarlo.
Cayó y hoy sale a la luz nuevamente, con la bandera de su agrupación y junto a los que quedan en la misma sale a recorrer el país y a dar la cara, junto a los dirigentes locales, entre los que se encontraba Jorge de Souza, actual director de Cultura de la Intendencia de Salto.
El domingo de tarde habló con los medios que allí lo esperábamos, entre ellos EL PUEBLO y así fue la rueda de prensa.
-¿Sintió el apoyo de sus compañeros del Frente Amplio para salir adelante?
Si no hubiera sido por el apoyo de mis compañeros, me hubiera sido imposible seguir, porque los momentos que me tocaron vivir fueron muy duros. Las personas tenemos determinada fuerza interior, yo vengo de una familia que fue muy golpeada, me tocó vivir circunstancias muy difíciles, pero sin dudas que el abrazo de un compañero, y el respaldo en determinados lugares del país han sido fundamentales para que podamos seguir en la lucha.
-¿Cree que esos momentos difíciles que usted dice ya pasaron, ya pasó para usted la tormenta?
Creo que no, yo estoy preparado para todas las tormentas, porque el camino de la transformación y el camino de un militante no es un camino de pétalos de rosa, siempre es difícil y estoy preparado para todas las dificultades que puedan venir y enfrentarlas como lo he hecho hasta ahora, que no es fácil. Pero hay que enfrentarlas porque hay intereses que están por arriba de los intereses propios, que son los intereses de la comunidad.
-¿Se arrepintió de haber renunciado a la vicepresidencia de la República?
No, para nada. Porque todo tiene un límite y en ese momento había una serie de acusaciones que se habían hecho que yo no podía de ninguna manera tolerar y eso me impulsó a tomar la decisión que tomé. Y esa decisión que yo tomé, sé que hay mucha gente que no la tomaría, porque no era un lugar cualquiera (el que ocupaba), porque era un lugar muy importante en el Uruguay y esa decisión yo veo a veces que hay gente que se corre, que cambia de sectores, que se aferra a los sillones o a cualquier banca, mientras que yo tomé esa decisión con absoluta libertad. Y me siento absolutamente convencido y libre de haberla tomado, soy una persona libre.
-¿Usted considera que se equivocó en algún momento, ya sea en la gestión, en lo personal o en lo político?
Sí, porque como todos somos humanos, todos cometemos errores, y tengo la tremenda tranquilidad que no tengo patrimonio propio, no tengo campo, no tengo estaciones de servicio como se dijo, no tengo propiedades, no tengo cuentas bancarias, no tengo cuentas bancarias en el exterior, no tengo Panamá Papers (investigación sobre cuentas off shore en ese país), me escanearon, me investigaron absolutamente todo y no pudieron ni siquiera llegar a la conclusión de que debía estar inhabilitado para la actividad política. Pero hay muchos errores en lo que hacemos, no somos perfectos. Cometimos errores, en cómo comunicábamos lo que hicimos, en las transformaciones, en las inversiones que hicimos y en cómo esas cosas beneficiaron a una enorme cantidad de gente a lo largo y ancho del país, pero no lo hicimos y no fuimos claros en explicar a la sociedad lo que se había hecho. Un error que considero grande, fue no haber terminado la planta de portland de Paysandú y está parada todavía, porque el Uruguay necesita una mayor producción de cemento sobre todo ahora que se va a encarar una nueva papelera, entonces yo considero que he cometido errores sí, como cualquiera de mis compañeros del gobierno y la mejor manera es tratar esos errores con la comprensión y la sinceridad con todos nuestros compañeros.
Cometimos también muchos errores en lo personal y en lo político, porque en mi caso tuvimos una infancia difícil, vivimos en el exilio, volvimos al Uruguay cuando liberaron a los presos políticos y no nos importó la continuidad de nuestra carrera académica. Lo que sí es seguro es que no hicimos la plancha en el lugar que estuvimos. Estuvimos en una empresa que hoy está dando ganancias, no solo porque está desarrollando una buena gestión, sino que hay que reconocer que todas las inversiones que se realizaron allí en estos años ayudan a ese resultado actual.
-¿Se siente fortalecido para la próxima elección?
Sí, la verdad que sí.
-Se habla de que va a ser la elección más competitiva de los últimos quince años, porque por primera vez la izquierda tiene chances de perder y la oposición tiene chances de poder ganar, y en ese sentido se habla de que podrá haber un clima electoral muy hostil ¿cómo lo ve usted?
-La pregunta tiene dos partes, la primera que refiere a si el Frente va a ganar o no la elección, a lo largo de este Siglo, es decir desde el año 2000 par acá, la oposición gana las elecciones todos los días, menos el día de las elecciones. Es decir, todos los días se dice, pero menos el día de las elecciones que es cuando las gana el Frente Amplio. Y la otra parte es que considero que tenemos que salir con fuerza a valorar los desafíos y no solamente a vanagloriarse de las cosas positivas que se hicieron. El tema de si va a ser una campaña dura y de enfrentamiento, creo que debemos todos reflexionar sobre eso. El Uruguay a lo largo de su historia lo tuvo. No es cierto que el Uruguay siempre fue un país de diálogo y pacífico. El Uruguay vivió guerra sangrientas a fines del Siglo XIX y a principios del Siglo XX, vivió situaciones de enfrentamiento político muy fuertes, e incluso hubo un inglés que escribió La Tierra Púrpura por los niveles de derrame de sangre que había. Pero después el país recorrió un nivel de diálogo y de convivencia política muy fuerte y por eso yo apelo que se vuelva a eso y no se caiga en la hostilidad.
Hugo Lemos