Septuagenario aceptó ser llevado en moto por un desconocido y éste le robó 9.050 pesos del bolsillo

Un menor de 14 años robó una cabra del zoológico

Un hombre de 73 años de edad, fue víctima de un peculiar robo, el miércoles pasado próximo a las nueve de la mañana. El septuagenario caminaba por la calle San Eugenio rumbo al Shopping, cuando pasó un individuo en moto y al verlo, detuvo su marcha.
El conductor era desconocido para el caminante, pero pese a ello éste lo saludó efusivamente como si se tratase de un amigo de toda la vida y lo invitó a subirse a la moto para llevarlo al destino que él quisiera.
El hombre aceptó la propuesta y fue conducido hasta la Casa (de retiros espirituales) San José, que  está ubicada en la Avenida Ferreira Artigas y Maciel, donde el joven de estatura baja, complexión gruesa y de ojos verdes, que vestía una remera blanca con vivos rojos, descendió del bi rodado para despedir a su circunstancial compañero con un “prolongado abrazo”, antes de retirarse del lugar en su motocicleta negra (marca Yumbo o Yasuki).
El ingenuo septuagenario quedó pensando durante largo rato en la amabilidad del sujeto en cuestión, hasta que se le ocurrió revisar sus bolsillos, donde llevaba dos billetes de $2.000, cinco de $1.000 y uno de $50. Obviamente, los 9.050 pesos habían desaparecido.
ROBARON UNA
CABRA DEL ZOO
Una cabra fue hurtada del zoológico municipal el pasado domingo en horas de la tarde. El autor del hecho resultó ser un muchacho de 14 años, quien trasladó al animal desde el Parque Harriague hacia su domicilio particular, establecido en el barrio Salto Nuevo.
Esto fue fundamental para esclarecer el robo, ya que el menor fue visto por algunos vecinos de la zona mientras acarreaba la cabra de 15 kilos. Los efectivos policiales incautaron al animal y lo entregaron al funcionario municipal que realizó la denuncia correspondiente, al tiempo que el Juez actuante dispuso el “apercibimiento de conducta al menor autor” del ilícito.
ROCIADAS CON
GAS PIMIENTA
Tres menores fueron protagonistas de un extraño incidente en un almacén del barrio La Estrella. Una muchacha de 14 años de edad y dos adolescentes de 16 y 17, respectivamente, se presentaron en dicho comercio a las 13.00 horas del miércoles pasado y, por circunstancias que no están del todo claras, fueron desalojadas del lugar por las dos mujeres que estaban atendiendo el negocio.
Los tres menores se retiraron con insultos y amenazas, y retornaron al poco rato para rociar a las víctimas con gas pimienta, debiendo una de ellas ser trasladada al hospital público. Tras ser atendida en dicho nosocomio, se le diagnosticó un “edema y rubor en la cara, principalmente a nivel de párpado, nariz y boca, e irritación conjuntiva de fosa nasal”. La Policía investiga el caso.

Un hombre de 73 años de edad, fue víctima de un peculiar robo, el miércoles pasado próximo a las nueve de la mañana. El septuagenario caminaba por la calle San Eugenio rumbo al Shopping, cuando pasó un individuo en moto y al verlo, detuvo su marcha.

El conductor era desconocido para el caminante, pero pese a ello éste lo saludó efusivamente como si se tratase de un amigo de toda la vida y lo invitó a subirse a la moto para llevarlo al destino que él quisiera.

El hombre aceptó la propuesta y fue conducido hasta la Casa (de retiros espirituales) San José, que  está ubicada en la Avenida Ferreira Artigas y Maciel, donde el joven de estatura baja, complexión gruesa y de ojos verdes, que vestía una remera blanca con vivos rojos, descendió del bi rodado para despedir a su circunstancial compañero con un “prolongado abrazo”, antes de retirarse del lugar en su motocicleta negra (marca Yumbo o Yasuki).

El ingenuo septuagenario quedó pensando durante largo rato en la amabilidad del sujeto en cuestión, hasta que se le ocurrió revisar sus bolsillos, donde llevaba dos billetes de $2.000, cinco de $1.000 y uno de $50. Obviamente, los 9.050 pesos habían desaparecido.

ROBARON UNA

CABRA DEL ZOO

Una cabra fue hurtada del zoológico municipal el pasado domingo en horas de la tarde. El autor del hecho resultó ser un muchacho de 14 años, quien trasladó al animal desde el Parque Harriague hacia su domicilio particular, establecido en el barrio Salto Nuevo.

Esto fue fundamental para esclarecer el robo, ya que el menor fue visto por algunos vecinos de la zona mientras acarreaba la cabra de 15 kilos. Los efectivos policiales incautaron al animal y lo entregaron al funcionario municipal que realizó la denuncia correspondiente, al tiempo que el Juez actuante dispuso el “apercibimiento de conducta al menor autor” del ilícito.

ROCIADAS CON

GAS PIMIENTA

Tres menores fueron protagonistas de un extraño incidente en un almacén del barrio La Estrella. Una muchacha de 14 años de edad y dos adolescentes de 16 y 17, respectivamente, se presentaron en dicho comercio a las 13.00 horas del miércoles pasado y, por circunstancias que no están del todo claras, fueron desalojadas del lugar por las dos mujeres que estaban atendiendo el negocio.

Los tres menores se retiraron con insultos y amenazas, y retornaron al poco rato para rociar a las víctimas con gas pimienta, debiendo una de ellas ser trasladada al hospital público. Tras ser atendida en dicho nosocomio, se le diagnosticó un “edema y rubor en la cara, principalmente a nivel de párpado, nariz y boca, e irritación conjuntiva de fosa nasal”. La Policía investiga el caso.