Ser celíaco

La celiaquía consiste en una intolerancia permanente al gluten, el cual es la fracción proteica de 4 cereales: trigo, centeno, cebada y avena. Si bien estudios recientes señalan que la avena, en su estado más puro no produce daño, en general se encuentra contaminada con harina de trigo.
El contacto de la mucosa intestinal con estos cereales en individuos genéticamente predispuestos produce un daño de la mucosa, determinado por mecanismos inmunológicos, con diferentes grados de intensidad.
Para vivir necesitamos alimentarnos (crecer, fortalecernos, etc). Los alimentos llegan al tubo digestivo y pasan a la sangre a través de las paredes intestinales. Esto lo conocemos como absorción intestinal.
Para poder realizar esta absorción, las paredes del intestino tienen una estructura especial formadas por prolongaciones en forma de dedos que se llaman vellosidades intestinales. Es a través de ellas que los alimentos pasan a la sangre.
En los celíacos, el gluten ataca la estructura normal del intestino, aplanando las vellosidades e impidiendo que los alimentos puedan pasar a la sangre. Por lo tanto, aunque esa persona coma todo lo que necesite, los alimentos no son aprovechados correctamente. Esto es llamado malabsorción intestinal.
LOS SÍNTOMAS 
Son numerosos y pueden variar de un individuo a otro. En los niños los síntomas pueden ser: retraso del crecimiento, dolores de barriga, alteración del carácter, distensión (hinchazón) abdominal, deposiciones blandas, voluminosas y fétidas, pérdida del apetito, estreñimiento. En los adultos los síntomas más comunes son: anemia crónica, alteración del esmalte dental, esterilidad, abortos recurrentes, falta de calcio, osteoporosis, dolores musculares, aftas a repetición, dolores de cabeza reiterados, migrañas, estreñimiento, entre otros.
EL DIAGNÓSTICO
Se realiza con anticuerpos positivos en sangre y conformación con biopsias del duodeno por medio de una fibrogastroscopía.
Durante mucho tiempo se la vinculaba solo a la edad pediátrica siendo hoy cada vez más frecuente el diagnóstico en la edad adulta. Actualmente la edad media del diagnóstico es 45 años y en un 25% se diagnostica en mayores de 60 años.
EL TRATAMIENTO
El único tratamiento es una dieta libre de gluten de por vida siendo muy importante evitar la contaminación cruzada.
ALGUNAS RECOMENDACIONES:
• Tener cuidado con los restos de migas en la mesa o superficies de la cocina
• Tener un tostador exclusivo para pan sin gluten
• No freír productos sin gluten en aceite donde se haya cocinado anteriormente productos con gluten
• Almacenar separadamente los productos sin gluten y tenerlos correctamente identificados
• Almacenar siempre los productos sin gluten en los estantes de arriba y almacenar debajo los productos con gluten para evitar que caigan restos de estos últimos encima.
• A la hora de utilizar microondas poner un plato a modo de tapa encima del alimento sin gluten
• Es importante tener productos exclusivos para uso sin gluten (mermelada, manteca, queso untable, etc).
• Elaborar los alimentos con y sin gluten en momentos distintos y con la mesa y utensilios completamente limpios.
• Evitar los utensilios de madera ya que son porosos, es preferible utilizar utensillos de metal.
Para el celíaco es muy importante el apoyo familiar y de asociaciones de celíacos.
En Salto existe este espacio. Las reuniones se realizan los primeros lunes de cada mes en el Club de Leones (Uruguay 1626) a las 19 h. Están invitados a participar pacientes y familiares de celíacos.










El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2017
L M X J V S D
« nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031