Sergio Aguirre le cuenta a EL PUEBLO qué es el “Pagoer Trío” y cómo es su nuevo disco

Entrevista a Sergio Aguirre

Sergio Aguirre es un reconocido músico salteño que acaba de sacar su sexto disco, vinculado en su momento al ambiente carnavalero. Además es docente e investigador universitario en la rama agropecuaria, lo que lo ha llevado a recorrer varios países, aprovechando esos viajes para enriquecer su música.

- ¿Vuelve a la música?
– En realidad nunca la dejé, capaz que en algún momento estuve tocando un poco menos, pero siempre he estado componiendo y tirando ideas. Quizás algunas de las actuaciones no eran acá porque en estos años he estado algo

Perfil de Sergio Aguirre En pareja. Tiene dos hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito vivió en el campo y ya de entonces le tiró la agronomía. Hincha de Peñarol, en algún momento, no soy futbolero. ¿Alguna asignatura pendiente? No, más o menos vengo cubriendo las cosas que quiero. ¿Una comida? Soy bastante diverso.  ¿Un libro? Estoy leyendo “Rayuela” de Cortázar.  ¿Una película? Leí el libro hace casi 30 años, me encantó, y ahora quiero ver la película, “La Tregua”. ¿Un hobby? Entre plantar y hacer música.  ¿Qué música escucha? Hay autores nacionales muy buenos, pero también hay gente de Brasil muy buena, y estoy buscando más del trópico. Te nombro uno, que ha sido compañero mío y que es relativamente desconocido y que tiene un disco bellísimo, el artiguense Ernesto Díaz.  ¿Qué le gusta de la gente? Que sea franca, honesta y amigable.  ¿Qué no le gusta de la gente? Que sea falsa y superficial.

Perfil de Sergio Aguirre
En pareja. Tiene dos hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito vivió en el campo y ya de entonces le tiró la agronomía. Hincha de Peñarol, en algún momento, no soy futbolero.
¿Alguna asignatura pendiente? No, más o menos vengo cubriendo las cosas que quiero. ¿Una comida? Soy bastante diverso.
¿Un libro? Estoy leyendo “Rayuela” de Cortázar.
¿Una película? Leí el libro hace casi 30 años, me encantó, y ahora quiero ver la película, “La Tregua”. ¿Un hobby? Entre plantar y hacer música.
¿Qué música escucha? Hay autores nacionales muy buenos, pero también hay gente de Brasil muy buena, y estoy buscando más del trópico. Te nombro uno, que ha sido compañero mío y que es relativamente desconocido y que tiene un disco bellísimo, el artiguense Ernesto Díaz.
¿Qué le gusta de la gente? Que sea franca, honesta y amigable.
¿Qué no le gusta de la gente? Que sea falsa y superficial.

afuera, bastante por Colombia y por algún otro país. Por otro lado, también hay que decir que en lo local no he sido de los que más ha actuado, siempre un poquito afuera del departamento. Saqué un disco en 2014, lo estuve presentando por algunos lados y ahora preparando desde el año pasado para grabarlo este año al último y armar algunos videos. Pero a su vez toda esa preparación estuvo acompañada de varias actuaciones en un lugar novedoso para Salto.

- Entonces lo que debí preguntar debía referir al retorno a la sala de grabación para un nuevo disco…
– En ese sentido sí. Fue en el 2013 para presentar en el 2014 mi último disco, y ahora este año sacamos el disco rápido.

- Con temas bastantes actuales y críticos, como “Milonga Deslumbrada”, donde alude a los políticos y a la gente en su escaso compromiso por el cuidado del ambiente, con un ritmo diferente a lo que le habíamos escuchado antes.
– Casi todas las canciones que están en este disco las venía haciendo desde 2015 para acá. En ese período estuve afuera, en Colombia, donde intercambié experiencias con músicos. Por eso creo que en este disco hay una mayor mezcla con otros géneros y nuestro folklore. Es una canción que surgió quizás de una manera especial, te explico, me llevó un tiempo pero logré terminar un doctorado en agroecología en Colombia. Al tiempo que estaba trabajando sobre la tesis, pensaba que era dirigida a un público más bien académico, lo que terminaba siendo un reducido número de personas que lo iban a leer. Pero dado al mismo tiempo mi condición de músico y compositor, quería generar un producto que tuviera algo que ver con todo ese proceso reflexivo que había hecho y dirigirlo a un público más amplio en un formato diferente, y que además de sesos tuviera entrañas, para llamarlo de alguna manera…

- ¿Podría decirse entonces que en este tema encontramos resumida su tesis doctoral?
– Capaz que sí, aunque la tesis se deriva a otros terrenos con más profundidad, pero está mencionada de alguna manera en ese trabajo. Me gustó el resultado final de como quedó y respecto al ritmo, cuando me puse a trabajar con los muchachos que grabamos el disco y que conformamos un grupo que se llama “Pagoer Trío” (“uruguayisación” del inglés “power”, poder). Ya venía tocando esporádicamente con el percusionista, Pedro Zeni, y conversando con él sobre quién podría ser una persona más, ahí apareció Charles Prates, que es un bajista muy joven, en realidad los dos son muy jóvenes, con formación sólida pero intuitivamente excelentes músicos. Pedro tiene una formación de ritmos murgueros, afros y Charles también, con una influencia con Brasil. Así que se dio esa confluencia, y en ese intercambio de la canción original hubo un reacomodo, enriquecieron el tema entendiendo por dónde quería ir yo.

- Otra de las canciones que vienen en el nuevo disco, “Candombe del Pepe”, no es lo que uno podría creer, ¿se trata de una canción de amor?
– Es una especie de historia de amor. En realidad, esa es la única reversión que he hecho hasta el momento. Cada disco mío eran canciones nuevas, en este caso, en el 2010 ya lo había sacado en un formato un poco más chico, solo guitarra, voz y percusiones que aparecían al final. En este caso, tocamos casi al mes y medio que empezamos a ensayar y desde ahí en adelante estuvimos tocando por lo menos un par de veces en vivo en un lugar particular, como comenté hace un rato, que es el fondo de mi casa, en la barbacoa. Una vez, debido a un seminario internacional que se hizo en la Regional (CENUR Litoral Salto, Universidad de la República) y que vino gente de todos lados, africanos, europeos, canadienses, de Estados Unidos, nos invitaron a tocar para cerrar ese evento, pero como a su vez querían comer un asado y no tenían dónde, les ofrecí un paquete si iban para allá, hacían el asado y tocábamos al mismo tiempo. Eso salió tan bien que pensamos aprovechar ese espacio, que era nuestro lugar de ensayo, ya estaba todo armado, solo faltaba que fuera la gente. Transformamos eso en “La Barbacoa”, que lo difundimos por Facebook. Así que un par de veces al mes hacemos pizzas, jugos caseros y vino. Ahí ya hemos hecho como treinta actuaciones, en un ambiente muy particular de intercambio directo con la gente.
Eso hizo madurar las canciones de alguna manera cuando llegamos a grabar. Estuvimos un fin de semana instalados y concentrados en Montevideo, pero grabando como si estuviéramos tocando en vivo. Así llegamos a esta nueva versión de “Candombe del Pepe”.

- También dedica una canción a Marosa Di Giorgio.
– Era una de las canciones que tenía compuesta hace tiempo. Hay una especie de capítulo mío, de alguna manera, de recordar algunas personalidades del arte, nuestros. Si recuerdas, en nuestro anterior disco había una canción que se llamaba “Víctor”, que era una especie de recuerdo a Víctor Lima. Esta fue dedicada a Marosa y tengo otra por allá que no está grabada todavía, que se llama “Horacio”, pensando en Horacio Quiroga.

- Si tuviera que definir su estilo en este nuevo disco, que si no llevo mal la cuenta sería el sexto, ¿hay una evolución o el estilo es el mismo?
– Lo que para mí se mantiene es un poco el espíritu de búsqueda, en ese sentido estoy siempre abierto, trato, no sé si lo logro, que en cada canción o que en cada disco hayan algunos elementos diferentes, una búsqueda por caminos nuevos.

- Recibiendo además influencias de la música colombiana y de sus compañeros que forman parte del trío…
– Sí, las dos cosas influenciaron en el sonido final que tiene el disco, a pesar que cuando los invité y empezamos a ensayar, ya tenía compuesta casi todas las canciones, salvo una o dos, ellos terminaron influyendo en la sonoridad final que tiene el disco, sin duda.

- ¿Qué pasaría si no existiera el apoyo del Ministerio de Educación y Cultura a los artistas para poder grabar su disco?
– En realidad depende de qué tipo de artista es y sobre la suerte que le ha tocado, hay una confluencia de varias cosas. Por ejemplo, uno, que ya tiene determinadas reglas de mercado y que está ubicado en determinados lugares, capaz que más centrales en el país, y con un género más claramente identificado dentro del mercado, podría trabajar sin el apoyo del MEC. Como aquellos que se definen como rockeros o de música tropical y que ya tienen su estructura armada, donde se atienen a esas reglas, ellos terminan funcionando bárbaro. Pero los otros, los que entran por caminos con arenas movedizas, bueno, por ejemplo, mi disco tiene una cumbia pero tocada de determinada manera, con raíces más centroamericanas. Sin embargo, si se compara esta cumbia, “La Promesa”, con lo que hoy se escucha en Uruguay, se van a encontrar unas cuantas diferencias. Soy bastante cabeza dura (risas) en cuanto a eso, no quiero cerrarme a estilos cuadriculados. Es como la milonga, que encontramos aquellas que suenan mezcladas con otras cosas, hay candombes que también tienen una sonoridad que quizás un candombero ortodoxo me cuestionaría y con toda la razón.

- ¿Compone música para usted o para la gente?
– En principio para mí. A mí me tiene que colmar lo que hago y cómo lo hago, eso en primer término. Después, por supuesto, uno de alguna manera está pensando que todo este proceso de año y medio, donde tuvimos tocando y donde nos vio gente, fuimos dando y recibiendo, y de ese dar y recibir un poquito se va acomodando la interpretación de cada canción. Claro que me gusta que la gente haya entendido lo que quería transmitir, pero primero la dejo bastante cerrada con mi gusto personal.

- De ahí que lo suyo no sea música comercial sino de autor, como suele definirse y que es de lo que hemos venido hablando.
– Algo de eso hay, pero lo otro que hay es, así como tengo esa búsqueda de hacer algo que mueva un poco el piso y que la gente no quede tan cómoda, aspiro a que no solo mi público sino el público en general sea más atento, más cuestionador y que abra su cabeza.

- ¿Cómo puede hacer la gente para conseguir este disco?
– Este disco salió apoyado por los Fondos Concursables del MEC, y salió editado, como los últimos tres discos, por el sello Ayuí, que es de Montevideo, muy valioso en cuanto a que con criterios de calidad, siempre, editan materiales muy interesantes. Seguro lo encuentran en Montevideo donde ellos tienen un local de venta en El Galpón. Acá en Salto no he tenido mucho éxito en las ventas en los dos locales que hay, así que lo que hacemos es aprovechar nuestras actuaciones para venderlo. En estos días estuvimos circulando bastante, porque participamos del circuito cultural de Los Pájaros Pintados, ya hicimos nuestros toques que estaban pautados, estuvimos en Mercedes, San Javier, Young, Paysandú y Salto. Posiblemente pueda salir alguna actuación más. En Salto tenemos alguna idea, pero La Barbacoa es algo que siempre está, difundiendo de esa manera nuestra música. Lo que termina siendo un espacio alternativo para lo que son los boliches normales de la ciudad.

- ¿Qué te tira más, la agronomía o la música?
– En este momento creo que más la música. Estoy manteniendo las dos, pero de alguna manera trato de ser una persona integral, por lo que uno debería ser un poco de todo.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...