“Si no se bajan costos, no hay quien aguante”

El enfoque de EL PUEBLO surgió con dos delegados claves en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol: Abel Rumi (Gladiador) y José Luis Pertusatti. Es un hecho real, después de todo, que en los clubes afloren análisis, evaluaciones, focos de mira, con respecto al 2014 y ya alumbrando la senda de la temporada que ya no surge tan lejos en el tiempo.
Para ambos, la esencia es una: «Hay que definir lo que se quiere y que midamos lo económico como cuestión que nos importa a todos,no significa dejar de lado el aspecto deportivo. Se podría decir que hay que encontrar un equilibrio. La tercera rueda del año pasado ni remotamente se asemejó a la del 2013, eso lo tenemos claro. Pero hubo situaciones que la comprometieron».
El hecho es que tanto Abel Rumi como José Luis Pertusatti, son de los que coinciden además en que «para muchas instituciones, el disminuir el presupuesto, parece ser cosa inevitable». Lo de José Luis pasa por una reflexión, sin más: «En Nacional lo venimos haciendo, porque no nos apartamos de esa necesidad». Con Abel, no solo el consentimiento de lo expuesto por su colega, «porque llega un momento en que si no se bajan los costos, no hay quien aguante».
Concreto es que ninguna institución de la «A», surge por debajo de un presupuesto de 100 mil pesos, para desarrollar las actividades de todas las categorías que incluyen. Solo es cosa de sacar cuentas. La comprobación a ese nivel es casi que elemental.

El enfoque de EL PUEBLO surgió con dos delegados claves en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol: Abel Rumi (Gladiador) y José Luis Pertusatti. Es un hecho real, después de todo, que en los clubes afloren análisis, evaluaciones, focos de mira, con respecto al 2014 y ya alumbrando la senda de la temporada que ya no surge tan lejos en el tiempo.

Para ambos, la esencia es una: «Hay que definir lo que se quiere y que midamos lo económico como cuestión que nos importa a todos,no significa dejar de lado el aspecto deportivo. Se podría decir que hay que encontrar un equilibrio. La tercera rueda del año pasado ni remotamente se asemejó a la del 2013, eso lo tenemos claro. Pero hubo situaciones que la comprometieron».

El hecho es que tanto Abel Rumi como José Luis Pertusatti, son de los que coinciden además en que «para muchas instituciones, el disminuir el presupuesto, parece ser cosa inevitable». Lo de José Luis pasa por una reflexión, sin más: «En Nacional lo venimos haciendo, porque no nos apartamos de esa necesidad». Con Abel, no solo el consentimiento de lo expuesto por su colega, «porque llega un momento en que si no se bajan los costos, no hay quien aguante».

Concreto es que ninguna institución de la «A», surge por debajo de un presupuesto de 100 mil pesos, para desarrollar las actividades de todas las categorías que incluyen. Solo es cosa de sacar cuentas. La comprobación a ese nivel es casi que elemental.