“Si paraba esta vez, ya no volvía más al fútbol”

Ahora que Diego Sebastián Burgos ensaya el retorno

-¿Cómo la vas llevando?
“Esto es complejo. Y digo que también es sacrificado. Porque además no tengo 20 años y entonces todo cuesta más. Pero aquí estoy, en la pelea diaria”.
-Hablemos de la etapa en que estás.
“Recuperando el músculo. El gimnasio que no me falta para avanzar en la recuperación total de la zona. Lo que ocurre es que en las primeras ocasiones en que volví a entrenar, aparecieron otros dolores. No precisamente donde fue la burgoslesión. Digo que es complicado, porque nunca pasé por esto, en tantos años de fútbol. Es cierto que en algún momento se me cruzó el pensamiento: bueno…largo. Pero aquí puede más lo que me propuse y es que el fútbol no me deje a mí. No quiero terminar una carrera fuera de la cancha”.
**********
Es casi un juramento en DIEGO SEBASTIÁN BURGOS. Cuando en setiembre estalló el Talón de Aquiles y la operación fue el primer paso clave, a EL PUEBLO se lo había admitido hora después: cuando llegue la hora del final de un ciclo…que sea jugando. Seis meses después de aquel setiembre fatídico. Después de todo a la cuenta de Diego, la primera lesión que reviste una entidad inocultable. No es un post operatorio como tantos. En este caso, gradualismo ciento por ciento, donde no se trata de acelerar tiempo.
Diego lo supo. Y lo sabe.
ESA TERCA VOLUNTAD…
“Hace unas semanas que volví a la cancha. Fui uno más en la pretemporada de Universitario. La exigencia ha sido medida. Por ejemplo, evitar el salto. No impactar en la zona del Tendón de Aquiles. Claro que costó. No ha sido fácil para mí, ni tampoco lo sigue siendo. Cuando se plantea una adversidad como esta, es cuando uno aprieta los dientes y no quiere aflojar”.
-Por sobre todo, una bien entendida cuestión de voluntad. ¿Eso es claro?
“Ni que hablar. Es el afán de no entregarse. A todos les digo que vengo repechando. Lo que ocurre es que en esto tiene que ver el amor propio de cada uno”.
-De repente es el desgaste de tu físico.
“Puede ser. No lo niego. A veces una lesión, es parte de esa consecuencia”.
-No son pocos los años de vos y tu continuidad misma.
“Claro. A veces pienso en eso de la trayectoria. Y entonces recalo en el año 2003 cuando fui Campeón Salteño con Deportivo Artigas. Desde entonces hasta hoy, los torneos jugados, los ganados, las liguillas, de clubes de OFI, la selección. Estoy hablando de 14 años consecutivos. En algún momento es lógico que el cuerpo se resienta y uno debe atender esas señales. Cada uno va reconociendo las reacciones que aparecen”.
“PARA NO VOLVER MÁS”
No se trata de establecer lo que la estadística no dicte. Es que la estadística sabe de su propia elocuencia. La elocuencia de un trayecto, simplemente excepcional de Diego. Campeón con Deportivo Artigas. Campeón Salteño y del Interior por dos veces con Ferro Carril. Desde 2013 en Universitario. Cuatro años en los rojos y por dos veces Campeón Salteño. Igualmente la selección salteña en ese horizonte que fue alcanzando. Todo en 14 años. ¡Multicampeón desde la esencia misma!
**********
“Me decía para mí frente a esos dolores que aparecieron, que si paraba esta vez ya no volvía más al fútbol. Por eso de los 37 años, ¿de acuerdo? Digo que estoy en un 70% y que me faltan por lo menos dos semanas más para volver a adquirir lo que uno quiere. El hecho es que además no faltaron pedidos para que siguiera por lo menos un año más. “Nacho” Cujó fue uno de ellos. No he dejado de sostener que en Universitario encontré el respaldo que en estos casos es necesario. Hace a lo anímico. Quiero volver en condiciones de respuesta. No es otro el fin que estoy defendiendo”.
**********
Diego. El del arco. Jugando, ¿alguien más campeón que él en todos estos años?
Y ese setiembre fatídico que se va volviendo pasado. Seis meses después, la vuelta que va ensayando. Después de todo, determinadas lecciones de calidad no se añejan ni se extravían en el tiempo. Por ejemplo, las de él. Como tantas veces. Como tantas…
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-