“Si perdíamos me iba de Progreso”

BIDONDO

- Una victoria especial.
“Y sí. Lo fue. Después de todo le ganamos a Ceibal, que es un grande del medio”.
-¿Fue un estímulo?
“Fue un estímulo para todo el grupo. Para el cuerpo técnico, para los jugadores, para quienes creen en nosotros. Lo que ocurre es que además, veníamos mal. Haciendo malos partidos”.bidondo
-Lo admitís, sin complicaciones
“Si jugamos mal, jugamos mal. Hubo partidos en que jugamos mal y yo no puedo decir lo contrario. Pese a esos resultados, no dejamos de apostar a lo nuestro”.
-¿Qué es “lo nuestro?
“Insistir con aquella línea de fútbol que sentimos el equipo puede aplicar, aunque a veces la realidad diga lo contrario”.
-Si uno observa la tabla, también Progreso con limitada cuota de gol.
“Es una limitación que tenemos la mayoría. Lo que ocurre es que la mayoría estamos por debajo de Ferro Carril y Universitario. Esa misma mayoría de equipos que aún no ha tenido respuesta de la mejor. En nuestro caso, reconocemos lo que no hemos podido dar”.
-¿Por qué ganaron?
“Sobre todo, por el amor propio de los jugadores, porque pusieron lo mejor de cada uno, desde el corazón y las ganas. Cuando el fútbol no alcanza, otras actitudes también valen”.
***********
LA TARDE EN QUE VOLVIÓ
Fue nomás ese león herido en el Parque Rufino Araújo, cuando Progreso se hizo victoria por 2 a 1. Cuando restaban cinco minutos y Lemes estocando en los 20 metros finales para resolver.
“Fue una pelota puesta al vacío y no todos saben colocarla en el momento justo. Aquí en el medio lo hacen pocos, acaso Vera en Ferro y algunos pocos más”.
Una manera de ascender la banda en la tabla. En EL PUEBLO, el DT va teniendo las cosas en claro. Sabe bien lo que pasó. Sabe bien lo que se viene.
Es Progreso. El de RUBEN BIDONDO.
**********
-¿Una imposición para descomprimir?
“Yo diría que fue una imposición para salvar al Cuerpo Técnico. Los jugadores nos salvaron”.
-A ver, ¿cómo es eso?
“Bien sencillo. Si perdíamos, me iba de Progreso”.
-¿Los jugadores lo sabían?
“Lo sabían desde la semana pasada”.
¿Cuánto de hondo calaron esos tres puntos?
“Solo comento una cosa: hubo jugadores que lloraron después del partido”.
-¿Tanto impacto?
“Por ese amor propio que tienen y que comentaba. Por eso vi jugadores llorar”.
-¿En qué aspectos deben plantearse mejoramientos, evoluciones?
“Tener más orden, eso por sobre todo. Ser menos irregulares o dicho de otra manera, manejarnos con mayor estabilidad en el rendimiento. Aprender a tener más posesión de pelota. No dejo pasar de largo una situación de hecho: jugaron siete futbolistas, consecuencia de Progreso”.
-La pregunta cae de maduro: ¿ahora, para qué están?
“Ahhhh….no, no. No puedo responder para qué estamos. Solo digo que esto es partido a partido, ir viendo cómo nos va yendo y cómo le va a los otros. Claro que quisiéramos terminar en los primeros seis. Pero no está bien que adelantemos nada. Ir fecha a fecha, buscando crecer en la tabla. Por sobre todo es el fin”.
-Con vos siguiéndola
“Los jugadores lo quisieron así. El amor propio de ellos. Esa es la explicación y no hay otra”.
***********
Progreso es ahora.
Ceibal pasó y ahora se viene Salto Uruguay.
El Progreso que ganó.
El de la ruta. El león herido.
El de Ruben Bidondo. Y el de los jugadores.
Los del tanto querer…

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-