“Siempre dijo Lima que se había preparado para gobernar y ser intendente, bueno, tiene que demostrarlo”

Hoover Rosa (37) es el joven presidente del Partido Independiente (PI) de Salto, que además, desde hace algunos años trabaja como taxista. Dialogamos con él para conocer su visión política de los temas de actualidad.

- ¿Cuántas horas trabaja en el taxi?
– En un día, por lo general, los turnos son de 12 horas, así que ese es el tiempo que estoy arriba del taxi. Pero a veces, los días de movimiento intenso, como en los días de lluvia o en algunas fechas especiales, estoy un poquito más.

- ¿Se puede decir que el taxi es un termómetro del sentir de la gente?
– En realidad lo uso justamente como un termómetro para medir la temperatura de la sociedad porque al taxi sube

Perfil de Hoover Rosa: Casado. Tiene un hijo. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser maestro, médico, o futbolista. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Terminar mi carrera terciaria.  ¿Una comida? Milanesa con papas fritas.  ¿Un libro? “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano y “Los sueños de la razón” de Hebert Gatto.  ¿Una película? “Lo bueno, lo malo y lo feo”  ¿Un hobby? Aparte de manejar, que me encanta, me gusta cocinar.  ¿Qué música escucha? Prefiero el folklore.  ¿Qué le gusta de la gente? Que sea sincera.  ¿Qué no le gusta de la gente? Que te usen y te mientan en la cara.

Perfil de Hoover Rosa:
Casado. Tiene un hijo. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser maestro, médico, o futbolista. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Terminar mi carrera terciaria.
¿Una comida? Milanesa con papas fritas.
¿Un libro? “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano y “Los sueños de la razón” de Hebert Gatto.
¿Una película? “Lo bueno, lo malo y lo feo”
¿Un hobby? Aparte de manejar, que me encanta, me gusta cocinar.
¿Qué música escucha? Prefiero el folklore.
¿Qué le gusta de la gente? Que sea sincera.
¿Qué no le gusta de la gente? Que te usen y te mientan en la cara.

gente de todos los espectros sociales y siempre la charla está, como cuando llega el profesor grado 5 de la Facultad y lo llevás a la universidad hasta la gente más humilde que cuenta las moneditas para que le hagas el viaje.
Es una herramienta muy valiosa y me ha permitido todos estos años estar siempre en contacto con la realidad que vive nuestra sociedad. Ahí voy sacando algunas conclusiones, de acuerdo a lo que la gente te cuenta.

- ¿La gente sabe que tiene de chofer al presidente de un partido político?
– (Se ríe) Al principio pasaba totalmente desapercibido, inclusive he tenido la oportunidad de llevar a políticos y pasaba desapercibido. Últimamente la cosa ha cambiado, ya me reconocen y me plantean y preguntan cosas. Lo mismo me pasa cuando estoy parado en la zona del hospital, que es mi parada, la gente pasa y me consulta por el tema del momento, que es lo del IMAE.
Ahí uno va tomando conciencia de la responsabilidad que implica el cargo que tengo, siempre hay que tener una respuesta, por eso uno se tiene que ir preparando en el día a día.

- ¿Cuáles son los principales temas que le plantea la gente en el taxi?
– Hoy por hoy me plantean la necesidad de trabajo en el departamento, que se nota la falta de trabajo. Plantean temas relacionados con la salud, porque hay algunos inconvenientes con Salud Pública, gente que se queja que viene de lugares distantes del interior del departamento y cuando viene hasta la ciudad coincide que el médico no se aparece, y la queja está porque hay que entender, recorren muchos kilómetros con los gastos que eso implica, y no vienen a pasear, vienen por temas de salud y no encuentran al médico. También me plantean temas de seguridad, de educación. Son variadas las inquietudes que plantean.

- Con este trabajo, ¿se ahorra de tener que hacer el barrio a barrio que hacen los demás políticos?
– El puerta a puerta es lo que te da el contacto más directo, pero igual trabajar arriba de un taxi te acerca muchísimo a la gente y es una ventaja. Para que tenga una idea, en un día uno recorre entre 100 y 120 kilómetros, calcule que me recorro toda la ciudad, entonces uno va por cada barrio, observa y va sacando conclusiones de cómo viven los vecinos y escucho las necesidades que van planteando. El taxi es una herramienta valiosísima y trato de aprovecharla, pero no dejo de reconocer que el puerta a puerta es verdaderamente necesario.

- Al recorrer la ciudad cada día, ¿cómo ve la situación de la ciudad y sus calles?
– Al inicio de esta administración se vio una mejora de las calles, pero de las arterias principales, como la avenida Viera, por nombrar una, la zona de Salto Nuevo, calles Treinta y Tres, Sarandí, pero indudablemente falta muchísimo, las calles están bastante deterioradas. La zona sur, la zona de Ceibal, por ejemplo, es un barrio totalmente complicadísimo en sus calles, realmente intransitables.
Si bien hay un proyecto importantísimo que viene de muchos años y que la anterior administración le dio un impulso en un proyecto financiado por el BID, entre 3 y 5 millones de dólares, uno no ve aún una mejora sustancial en el barrio. Y le nombro Ceibal por nombrarle un barrio.
Está claro que el tema de las calles está en el tapete desde hace algún tiempo y que no ha tenido una solución fuerte. Es un tema que sigue dando qué hablar, sigue en falta.

- ¿Cuál es la principal falencia que le ve a este gobierno?
– Justamente, la principal falencia es la falta de respuesta para este problema del mal estado de las calles.
Recordemos que en la campaña electoral, el doctor Andrés Lima dijo que como intendente solucionaba en 100 días el problema de las calles. Bueno, van técnicamente 2 años y uno no ve a la gente trabajando.
Lo que más me preocupa es que la gran mayoría de los trabajos son realizados por empresas privadas y las cuadrillas municipales no se las ve activamente solucionando este problema. Las empresas privadas vienen haciendo un trabajo mejor, pero la gente municipal tendría que estar en la calle haciendo ese trabajo, porque por ahí hay calles que no necesitan un trabajo tan fuerte y lo podrían ir solucionando con las cuadrillas municipales.

Otra falencia que estoy viendo tiene que ver con la notoria interna que hay dentro del mismo gobierno. Hace poco se hizo público que existió una discusión muy fuerte entre dos jerarcas importantes en el mismo despacho del doctor Andrés Lima, eso no es bueno.
También han cambiado un montón de directores en lo que va del período, eso tampoco es bueno, si bien el intendente tiene las facultades de cambiar al director en funciones, cambiar tantos directores de peso político y técnico importante, no es una buena noticia para Salto.

- Por otro lado, ¿cuál es la principal virtud que le ve a este gobierno?
– Mantener conformes a cierta cantidad de salteños, como que siempre están atendidas y le da ese plus de que va a mejorar la situación.
Pero el tiempo se le está terminando al intendente. Este año que está comenzando es clave para no perder esa especie de armonía que tiene con la sociedad. Siempre dijo el doctor Andrés Lima que estaba preparado porque se había preparado para gobernar y ser intendente, pero bueno, tiene que demostrarlo.

Si bien ha ido solucionando algunos problemas que tenía el departamento, ha demorado. Por ejemplo, el tema del pago a los acreedores-proveedores que ha estado mucho tiempo en carpeta. Y si bien hay que reconocer que la Junta Departamental le dio la posibilidad de contar con una importante línea de crédito para cumplir con sus obligaciones, para mi manera de ver demoró mucho tiempo, pero esperemos que termine de solucionarlo. Acá volvemos a lo que le decía, el tiempo que ha pasado y sin embargo sigue teniendo esa especie de paciencia de la gente.

- Desde que asumió la presidencia del PI se lo ha visto interactuar con los demás partidos políticos, como una especie de articulador, ¿cómo ha sido ese trabajo?
– Desde que asumimos esta responsabilidad nos fijamos varias metas, una de ellas era justamente tener diálogo y encuentros con los demás partidos políticos y con sus líderes, plantearles cosas. Eso lo hemos logrado. Uno de los temas que teníamos en carpeta era lo del IMAE, porque nos parecía que teníamos que estar a la altura del departamento, y fíjese que se dio la oportunidad que fuese uno de los temas que todos los partidos impulsamos, y que hoy estamos aportando nuestro granito de arena.
Es sabido que no tenemos cargos ni en el Parlamento ni en la Junta Departamental, y las herramientas con las que contamos son pocas, pero no por ser pocas vamos a bajar los brazos.
Por el contrario, sentimos que tenemos una responsabilidad al estar militando por un partido, y si como en mi caso, nos toca presidir la Mesa Política del mismo, tenemos que estar con los pies en la tierra y estar dispuestos a aportar nuestra capacidad de trabajo en beneficio de la sociedad.

Otro tema que nos parece significativo es el Parque Agroalimentario, que puede darle un importante impulso al departamento, pero hoy no tenemos las herramientas necesarias para darle la fuerza que necesita. Después llega la campaña electoral y vuelve a estar en los discursos de todos los candidatos, pero pasa la campaña electoral y como por arte de magia se olvidan del tema.

Pero bueno, nos fijamos objetivos, los hemos ido cumpliendo. Hemos estado visitando las alcaldías y a los alcaldes, de quienes recogimos sus inquietudes, alguna información les hemos podido conseguir. Por ejemplo, el alcalde de Valentín, Tabaré Leivas, siempre tiene algún inconveniente con la comuna y nos ha hecho llegar estos problemas, lo que para nosotros es un reconocimiento al partido, de que el PI se preocupó y que está a las órdenes en lo que podamos.

También nos han planteado problemas de contaminación en Belén, ya hay dos expedientes, uno en la DINAMA y otro en el Ministerio de Ganadería, y como tenemos un representante en la CARU y como esos efluentes terminan en el río Uruguay, estamos buscando más información para el alcalde de Belén. Además, estamos debiendo una visita a las alcaldías de San Antonio y de Mataojo, pero ya vamos a llegar.

- ¿Qué le aporta el PI al sistema político salteño?
– Pienso que lo más importante que le estamos aportando es tender puentes y además lo que hablábamos recién, estar dispuestos a estar sentados en torno a una mesa buscando que esas posturas políticas bien contrapuestas y diferentes que hay en el departamento se allanen.
Claramente esa confrontación está pasando hoy entre el Frente Amplio y el Partido Colorado, con Vamos Salto a la cabeza, que desde hace mucho tiempo vienen enfrentados y que las elecciones se resuelven por escaso margen, mil y algo de votos, cuando a veces en las ciudades como Salto, donde todos nos conocemos, estar tan enfrentados no le hace bien a nuestra sociedad. Así que eso, tender puentes e intentar hablar con todos. Hoy por hoy es lo que podemos aportar en el escenario político que nos ha tocado jugar.

Nos ha tocado estar a la par de importantes figuras de la política departamental, y no tener una banca en la Junta te vuelve a veces todo un poco cuesta arriba. Sabemos que nuestra tarea no es fácil, pero tenemos que seguir trabajando y prepararnos para cuando el pueblo de Salto nos brinde la oportunidad de poder contar con algún cargo de responsabilidad y poder así cumplir no solo con nuestras expectativas sino y por sobre todo, con las expectativas de la gente que confió en nosotros y en nuestro partido.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...