¡Siempre pasa algo!

Sin dudas un aspecto que no sorprende al entorno del básquetbol, viene pasando y seguirá pasando hasta que no haya un cambio de mentalidad

Y sin dudas que los hechos y situaciones acaecidas en las últimas horas a nivel de la Liga Salteña de Básquetbol, con lo que podría ser la posible renuncia (aún no lo hizo en forma oficial) del presidente Rodrigo Lagreca a su cargo, es algo que viene pasando desde ya un buen tiempo, y que para nada sorprende al entorno del básquetbol, las cosas como son.
Siempre pasa lo mismo, al principio de cada gestión de tal, o cual dirigencia de turno, al principio todo lindo, todo bien, todo “besos y abrazos”, y después de un tiempo ya comienzan los problemas.
Y esto no es de ahora, viene pasando desde hace muchos años a esta parte, y no es una frase más, aquella que en los “corrillos” del báquetbol hemos escuchado en varias ocasiones…” la L.S.B es una verdadera “picadora de carne”, en lo que hace a los dirigentes que se “animan” a tomar la conducción…”, esta es una frase repetida desde hace tiempo.
Han pasado varios dirigentes en los últimos diez años, algunos con tremenda capacidad y gente de básquetbol, otros que buscaron a traves de la L.S.B otros intereses, como por ejemplo el de sacar rèdido político a través de la gestión de la Liga, y otros, como es el caso del actual presidente, quién justo es decirlo, no solicitó ni buscó nunca estar en el lugar que hoy ocupa, sino que lo fueron a buscar los clubes, en momentos de total acefalía dirigencial a nivel de la L.S.B, y cuando nadie quería tomar el timón, eso fue así.
En aquel mometo, cuando asumió Rodrigo Lagreca a la presidencia de la Liga, fue muy claro, y honesto ante todos los delegados y representantes de clubes presentes en aquel momento “No entiendo mucho de básquetbol, pero estoy dispuesto a trabajar y dar una mano para que esto salga adelante…”.
Cando se intenta de alguna manera ir buscando soluciones, siempre algo pasa, y siempre se termina mirando el árbol y nunca el bosque, siempre se termina pensando en la “chacrita”, en vez de sentarse todos juntos de una vez por todas, para intentar aportar ideas y soluciones que perduren en el tiempo, para que de una buena vez el básquetbol de Salto vaya retomando un camino de crecimiento y estabilidad.
Siempre pasa todo lo contrario, siempre pasa algo, aparecen los intereses clubistas, las idas y vueltas, las crìticas desmedidas, y al final siempre se vuelve al mismo lugar, sin al menos intentar que la cosa vaya mejorando, buscando entre todos una salidad real, la que hoy no vemos por ningún lado.

DANIEL SILVEIRA







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...