“Siento mucho la ausencia de papá”

Alfredo Tuberoso Valleta – Uno de los principales de Tuberoso Hnos.

Con su hija Norma

Don Alfredo Tuberoso, nació el 9 de Agosto de 1934.
Hijo de padres italianos, de la localidad de Caserta: Santiago Tuberoso y Rosina Valleta. Que en su recorrido llegan en primera instancia al vecino país argentino, luego a nuestro Uruguay.
Instalados ya cuando Alfredo comienza su escolaridad, lo realiza en el Colegio Salesianos. De allí su pasión por la Iglesia.
Pasado el tiempo, forma su hogar, casándose con Doña Olga Verme David de Lima y nacieron allí sus hijas: Cristina

Alfredo trabajando

Alfredo trabajando

Beatriz y Norma.
Conformó una sociedad en el rubro vidriería con su hermano Antonio, negocio en el cual trabajaron por muchísimos años en nuestro medio. Una empresa reconocida por su seriedad y responsabilidad.
Es Norma hoy, que con mucho gusto accedió a recordar a su papá junto a todos nosotros:
“Los recuerdos que tengo muy presente eran los tallarines de papá.
Hacía tan bien los tallarines, como ñoquis, ravioles, pizzas riquísimas para comerlas de noche.
Era para invitar a mis amigas y para compartir en familia.
Pero todo lo contrario a los uruguayos, como todo italiano no tomaba mate.
¿Qué recuerdos vienen a su mente en cuanto a su trabajo?
Yo siempre iba cuando era muy chiquita, hasta los 10 u 11 años. Ya cuando me hice adolescente, me decía que era peligroso para mí quedarme por el local, porque su trabajo era todo con vidrios y yo era muy inquieta de andar de un lado a otro.
¿Con qué disfrutaba su papá?
Disfrutábamos todos en familia los días domingo.
Dejaba los tallarines preparados del sábado, para llegar de misa a casa, adonde concurría muy temprano, almorzar y por la tarde poder pasear los domingos.
Íbamos mucho a las termas, paseábamos por la costanera, el Parque Harriague, toda la familia.
Iba la Nona (su mamá), mamá, mi tía Anita, mis amigas. Nos gustaba mucho correr a la orilla del río.
Éramos asiduos al arroyo San Antonio y recuerdo subirme a sus hombros y tirarme al agua, desde muy pequeña lo hice. Me encantaba.
Como le gustaba a papá mucho el fútbol iba y disfrutaba también en los partidos importantes con el tío. Además le gustaba sentarse tranquilo a escuchar fútbol en una radio chiquita que tenía, cuando no concurría al estadio.
¿Cómo era su carácter?
Era muy alegre. Le gustaba hacer muchos chistes.
Como hincha de River, siempre hacía bromas con su cuadro.
Tenía una particularidad que era saber ser solidario con todos. Tenía además personas que venían a casa y él los hacía pasar para servirles la comida y se brindaba todo.
Con todo el mundo era igual. Tenía por costumbre hacer los ravioles, preparar una fuente con salsa, con todo ponto y llevársela a mi tío Antonio.
¿Cómo era su vida social?
La iglesia era todo para él.
Le gustaban los retiros espirituales.
Recuerdo que mamá lo acompañaba siempre.
En realidad, lo acompañaba en todo.
Si tenían una reunión de cumpleaños, fiesta o a la iglesia mismo, mamá era muy compañera y siempre estaban juntos.
Al único lugar que mamá no concurría era a la vidriería, porque mi tío y papá decían que no era lugar para mujeres, si no siempre estaba con él.
¿Le gustaba viajar?
Íbamos siempre a Piriápolis todo el mes de febrero. Eran nuestras vacaciones.
¡Teníamos allá un chalet y la pasábamos muy bien!
¿Tiene alguna anécdota para compartir?
Sus dichos, que eran muchos: “que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha”, “en boca cerrada no entran moscas”. Lo decía en broma, pero cuando yo lo recuerdo, me doy cuenta que eran un poco en serio, por situaciones que vivo hoy, por ejemplo, solía decirme: “bajá la pelota al piso”, “tranquila”.
Para enseñarnos algo nos decía alguna frase así. Pero siempre su forma de ser fue dándonos aliento, tratando de que no nos preocupáramos por las cosas que nos ocurrían. Minimizando los problemas.page
¿Qué le faltó hacer con su papá?
Tenía yo 33 años cuando él falleció y fue muy doloroso perderlo. Fue de golpe y de verlo todos los días a no verlo más, fue un impacto muy grande.
Papá tenía una manera de ser… muy casero, muy de la familia y todos los problemas, fueran económicos u otros, él los resolvía a todos.
Ahora se siente muchísimo la falta suya.
Me hubiera gustado que conociera a mi hijo Lautaro, ya hacía dos años que él había fallecido.
A papá le gustaban mucho los niños y él había conocido a los de seis de mi hermana.
¡Estoy segura que hubiese sido muy lindo!
¿Cuándo fallece su papá?
Falleció el 17 de setiembre de 2002, con 78 años de edad.
¿Cómo lo define?
Una persona muy hogareña, dulce, muy generosa. Muy buena persona y yo lo extraño mucho.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...