Siete años trabajando con el corazón en Lavalleja

Pueblo Lavalleja.
Por: Yamandú Leal

Pueblo Lavalleja. Por: Yamandú Leal

Hoy presentamos en nuestra página a un hombre que está llevando el evangelio a un pueblo necesitado de la palabra de Dios. Lleva siete años batallando por la verdad junto a su esposa. Nos referimos al pastor Enrique Barrios, quien está al frente del templo evangélico Esperanza Viva, perteneciente a las Asambleas de Dios en el Uruguay.

En la presente nota abordaremos diferentes facetas como las mejoras en el templo, los proyectos a futuro, campañas que se avecinan, los males que aquejan a la humanidad y cuál es el camino para llevar una vida en plenitud. He aquí sus palabras:  “Estamos viviendo un tiempo bastante lindo. Este año hemos cumplido ya siete años de trabajo en Colonia Lavalleja. Dios nos ha bendecido mucho para que la obra siga adelante. Hemos logrado poner el piso totalmente de cerámica, era uno de los proyectos básicos de la obra. Ahora estamos en un proyecto de pintura. El próximo proyecto grande que tenemos en la parte material es lograr hacer la casa pastoral para atrás”.

¿Ya se cuenta con algún material para encarar la obra?

“Sí, ya hay algo de material. Tenemos varillas, un poco de portland que nos han donado los pastores de una iglesia de la ciudad de Artigas. Entonces todo esto se está juntando para que en cualquier momento, si Dios quiere, podamos comenzar con el segundo proyecto de la obra aquí en la parte material, que es edificar la casa pastoral, para que luego podamos tener todo el salón libre para la gente, incluso para tener otro tipo de actividades que a veces estamos un poco restringidos por el tema de falta de espacio. Pero este es el próximo proyecto que estamos anhelando comenzar ya y que creemos que Dios está proveyendo”.

Ustedes tienen una comisión abocada a ese fin, ¿verdad?

“Efectivamente, tenemos una comisión de ventas aquí en la iglesia, que es un grupo de hermanos y hermanas que están trabajando en la parte material, haciendo fondos para juntar el material, que sabemos que requiere mucho dinero, requiere mucho tiempo, pero lo importante es que hemos comenzado ya a caminar en este proyecto y que lo vamos a lograr si Dios quiere con su ayuda”.

¿Cómo está la parte

espiritual?

“La parte espiritual de la obra, tema gente, tema miembros, que es algo muy importante también, pienso yo que es una de las cosas más importantes para nosotros. Creo que es uno de los anhelos de Dios principalmente en el cambio en la gente, en el crecimiento espiritual en el ser humano. Que la gente tenga una vida sana, que crea cada vez más profundamente en Dios, frente a un mundo que estamos viviendo hoy, que está bastante complicado en el tema espiritual. Estamos viviendo hoy por hoy en una sociedad que está muy cambiada, hay mucho libertinaje, en el tema de los vicios y placeres, que lamentablemente no llevan a buen camino. Estamos enfrentando el tema de la droga, que es algo que lamentablemente tarde o temprano perjudica a la persona, especialmente en tema de la juventud. A veces, en medio de sus problemas, de sus conflictos espirituales, como se vuelca a buscar una solución en las drogas, también en el alto consumo de alcohol. Tarde o temprano los va a llevar a una destrucción y a un fin que no es bueno”.

Sin dudas estos temas son preocupantes, ¿verdad?

“A nosotros como pastores nos preocupa mucho. Estamos orando a Dios, estamos creyendo para que esto se revierta”.

En cuanto a las campañas evangelísticas que se avecinan para la zona, ¿qué nos puede decir?

“En el mes de enero de 2013 vamos a tener aquí en Colonia Lavalleja un evento evangelístico de tres noches, del 19 al 21. Esto es organizado a nivel de comisión evangelística, es uno de los departamentos que tiene nuestra organización, que está justamente concentrado en esto, el tema de evangelizar a la gente”.

¿En qué zonas se

hará esta campaña?

“El jueves 19 será en pueblo Las Flores. El viernes 20 se realizará en pueblo Lluveras, y estaremos culminando con la última noche, la del sábado 21, en pueblo Migliaro, en las viviendas”.

¿Apoyan esta campaña otras iglesias?

“Sí, vamos a contar por ejemplo con la ayuda de algunos jóvenes que van a venir de las iglesias de Salto, Artigas y Paysandú.

La tarea que van a desplegar es el tema de las volanteadas, la invitación casa por casa, todo el trabajo que es necesario para lograr una campaña evangelística.

O sea que sí se va a contar con la ayuda de las iglesias del distrito Norte”.

Algo que nunca se hizo acá fue la confraternización con otras iglesias de distintas denominaciones, como se realizó con la Iglesia Cristo Vive del pueblito La Bolsa. ¿La opinión del pastor Barrios al respecto?

“Hemos tenido el sábado pasado la segunda confraternidad en la iglesia Cristo Vive, que está ubicada en pueblo La Bolsa, y realmente ha sido una bendición, porque es lo que Dios quiere: una unidad en el pueblo de Dios, delante de Dios. Sabemos que no es importante el tema de la denominación sino que es la disposición del corazón del creyente.

Entonces esto ha sido una barrera durante el tiempo, una barrera que ha estado impidiendo el lugar de Dios en la iglesia misma, y parece que a veces no vemos eso, cómo influye que se trabaje juntos, que podamos confraternizar, porque es algo que la gente va a poder ver. Estamos así, tratando de crear en un mismo Dios, y ahora nos hemos puesto de acuerdo con el pastor Montero de Cristo Vive, de hacer este tipo de confraternidad de iglesias, el primer sábado de cada mes”.

¿Qué días son las reuniones del templo Esperanza Viva?

“Los días de reunión en el templo son los martes a las 18 horas, los sábados a las 19 horas, que es la reunión de jóvenes. Invitamos a todos los jóvenes a concurrir. La principal reunión de la semana donde se reúne la familia es los domingos, que es el culto principal, a las 18 hs. Los miércoles a las 18 realizamos reuniones en los hogares de los hermanos que disponen su hogar para que allí se pueda tener un tiempo de alabanza y meditación bíblica, con el fin de que la familia en el hogar del hermano y la hermana que asista a la iglesia donde se tiene la reunión, que su familia sea bendecida por Dios. Eso es lo que estamos logrando con la ayuda del Señor. También los sábados hay un lugar para los niños para aprender la palabra de Dios. Se imparten clases por hermanas a las 16 hs.”.

¿Un mensaje final que quiera dejar para la comunidad?

“Estamos a las órdenes. Nosotros como pastores, con mi esposa, la congregación, la iglesia, las puertas están abiertas para todos. La gente a veces piensa que para ir a la iglesia hay que hacer esto o aquello, no, hay que venir como son, con todos los problemas y dificultades.

Uno de los llamados que hizo Jesús cuando llamó a la gente, fue: “Vengan a mí todos los que estén cargados y trabajados y yo les haré descansar”.