«Sin Ceibal y Salto Nuevo, la Liga se muere de hambre»

Desde el «Pipo» Rodríguez a este hoy

El «Pipo» Héctor Ruben Rodríguez, supo ser en vida, no solo primero jugador y después Director Técnico o dirigente, sino que alcanzó la dimensión de analista «a cal y canto». No solía recostarse en ningún convencionalismo o frase echa. Solía ser letal. Fue así. Era así.
Lo cierto es que en las últimas horas, tanto desde la dirigencia de Ceibal como de Salto Nuevo, se rescató una expresión del «Pipo» que se marcó a fuego sobre todo en los años 90 e incluso en la pasada década, cuando el enfrentamiento de los dos, parte misma de un fuego especial.
«Sin Ceibal y Salto Nuevo, la Liga se muere de hambre», soltaba el «Pipo» a la manera de sentencia. Lo cierto es que el pasado domingo en el Dickinson, una muestra más inserta en la realidad: casi 2.000 entradas en la venta. Pasión de barrios, con síntesis en los boletos y la recaudación.
A su vez, no faltaron quienes reflexionaron con EL PUEBLO en la tarde del martes, algunas horas después de la fijación de partidos de la nueva fecha en la «A». De fondo, el duelo de Ceibal y Gladiador en el Dickinson. Y la interrogante: «¿por qué no apostaron a Salto Nuevo-Salto Uruguay como preliminar? Con Ceibal, Gladiador y Salto Nuevo otra vez juntos, ¿no se vendían próximo a las 2.000 entradas otra vez? Cuando tiene el negocio en puerta, parece que miran para otro lado».