Sin los Juegos Olímpicos: la era del virus anti todo

La guerra era, hasta hoy, el único motivo por el que se habían aplazado o cancelado los Juegos Olímpicos. Ocurrió en cinco ocasiones entre las ediciones de verano y las de invierno. Pero la pandemia de COVID-19 que recorre el planeta aconsejó este martes aplazar hasta 2021 los Juegos de Tokio 2020, que mantendrán esta denominación pese al cambio de fecha.suspension Los epidemiólogos hablan de la lucha contra el coronavirus como una guerra. En términos de historia olímpica, esa metáfora se hizo hoy realidad. La primera de las cinco ediciones de los Juegos de la era moderna cancelada por motivos bélicos fue la de 1916. El COI había concedido los Juegos en 1912 a Berlín, en detrimento de Estocolmo, pero el estallido en 1914 de la I Guerra Mundial encendió las alarmas de los dirigentes olímpicos. El estadio preparado en Berlín para los Juegos de 1916 fue empleado desde 1915 como hospital de campaña y Alemania tuvo otras prioridades que dejaron en segundo plano sus compromisos olímpicos. El COI se rindió a la evidencia. Los siguientes Juegos cancelados fueron los dos previstos para 1940 en Japón, los de verano en Tokio y los de invierno en Sapporo. Japón renunció a ambos en 1938, en plena segunda guerra chino-japonesa, conflicto que luego quedó enmarcado en la II Guerra Mundial.