Sobre el peón rural y las presiones a la justicia

El pedido de procesamiento del capataz de la estancia Flor de Ceibo, por parte del fiscal actuante en ese procedimiento, corresponde con lo expuesto en la denuncia y su dictamen se desprende de la técnica jurídica en base al derecho penal vigente, por el tenor de la denuncia presentada por el trabajador rural que tan célebre hizo el PIT

Por: Hugo Lemos

Por: Hugo Lemos

CNT y cierta prensa, usándolo de cabeza de turco, más que como paradigma, de una de las leyes más significativas del gobierno de izquierda, como lo es la ley de ocho horas para el trabajador rural, la que el gobierno quiere demostrar que sí funciona. Lo que pasa, es que este caso se ha vuelto una lucha de poder del corporativismo sindical contra las patronales del sector rural, acaso las más poderosas a nivel económico al menos en el interior del país.
Hay que recordar que esta actuación se da en el marco del antiguo proceso penal y por eso el fiscal Ricardo Lackner, pide el procesamiento del denunciado, por el delito de lesiones personales.
Es que no cabe otra cosa en este hecho, porque lo que quedó demostrado en el juzgado, en base a las denuncias presentadas y a la prueba ofrecida por las partes y recogida por el juez, es que hubo un enfrentamiento entre dos personas, donde una lesiona a la otra con un rebenque.
Pero acá hay otro tema, en este caso el hecho se resume a un problema entre dos trabajadores, algo que fue remarcado por la Federación Rural en su comunicado y que nada le gustó al PIT CNT que seguía exigiendo que el propietario del establecimiento, que también fue denunciado por amenazas, sea el principal enjuiciado y también pagara por este episodio, trasladando el hecho penal en sí que investiga la responsabilidad de las lesiones ocasionadas a un sujeto por otro, que casualmente no era patrón, sino empleado y por ende también trabajador.
Aunque para la justicia penal, por ahora, no hay mérito para enjuiciar por amenazas al titular de la estancia, ya que las pruebas en su contra no son suficientes, aunque sí lo fueron las lesiones cometidas por el capataz contra el denunciante, lo que ameritó el pedido del fiscal y ahora la pelota está en la cancha del juez que deberá decidir si hace lugar o no al procesamiento.
Un apunte no menor y más político que legal: qué casualidad que justo el martes 21, el secretariado ejecutivo nacional del PIT CNT emitió una declaración sobre la preocupación que le generaba la falta de acción de la justicia sobre este caso en particular y justo 24 horas después de esa declaración, el fiscal dio a conocer el dictamen que ya estaba redactado pero con fecha 13 de noviembre, donde pedía el procesamiento del capataz por golpear al peón. Y después hablamos de presiones a la justicia.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...