Sociedad Ganadera San Salvador exportó a Paraguay, 80 embriones Polled Hereford

Histórica exportación de genética uruguaya.

Partieron este fin de semana desde el aeropuerto de Carrasco 80 embriones Polled Hereford producidos de donantes de Sociedad Ganadera San Salvador, con padres estadounidenses y nacionales, en un hecho inédito para la genética del país.
“Dentro de la idea de dispersar nuestra genética Polled Hereford en toda la región fue que decidimos poner un pie en Paraguay, ya que luego del Congreso Mundial de 2016 varias cabañas mostraron un interés muy fuerte en nuestro tipo de animales, haciendo hincapié en genética de fácil peleche por el tema del calor”, explicó el Ing. Agr. Rodrigo Fernández Abella.
Estos embriones van para cabaña “La Escondida” de la familia Quevedo. “Es un convenio donde por 3 años le aportaríamos 80 a 120 embriones por año, con el objetivo comercial de venta del 100% de la producción a los 2 años”, dijo Fernández. O sea, agregó, “no es una simple venta de embriones, sino que nosotros somos socios de la producción”.
Adaptación
El integrante de SG San Salvador dijo que confía en la adaptación de esta genética en Paraguay y proyectó un excelente nicho de mercado.
La idea es exponer en Expo Asunción (Mariano Roque Alonso) y Expo Trébol (Loma Plata) “ya que son cabañeros de punta de Hereford en Paraguay.
La parte comercial más importante es vender los toros para el Chaco, “para hacer media sangre sobre vacas blancas (Nelore/Brahman), donde los propios menonitas son los principales interesados”.
Con este acuerdo SGSS marca presencia en el Mercosur, “ya tenemos convenios de capitalización de embriones en Brasil, activos y creciendo con cabaña “Reculuta Agropastoril” y en Argentina con Terragarba”. Además, en estos 3 países ya están comercializando semen.
Técnica Clave
En Uruguay, a través de esta técnica in vitro, fundamental para la mejora genética, “vemos un avance importante en las pistas. Creo que la raza hoy tiene un nivel excepcional y lejos el mejor de la región”, dijo el Ing. Fernández Abella, considerando que “sólo con el crecimiento del Hereford en EE.UU. y Canadá vemos animales del nivel de acá”.
Ese mejor nivel fenotípico de la raza se dio junto con la expansión de la empresa “In vitro Uruguay”. Según el integrante de SGSS, “fue con ellos que resolvimos en 2015/2016 crecer en la puesta de embriones aspirando terneras de 15 meses, ya que tengo el concepto que aunque no estén probadas en promedio son superiores a vacas donantes de más edad”. Tal es así que hoy “el 50% de los embriones que producimos son de vientres de menos de dos años”.
El Ing. Fernández Abella agregó que “empezamos a crecer hacia afuera (cabañas donde repartimos la producción, se aspiran este tipo de donantes en San Salvador y a la semana se colocan los embriones en otra cabaña dentro de Uruguay) y también hacia adentro hemos apostado a la raza y se verá este año un aumento en la cantidad de toros Polled Hereford de nuestra cabaña”.
In Vitro Uruguay
Habilitado en 2017 para poder exportar embriones, el Laboratorio In Vitro Uruguay fue quien produjo estos 80 embriones que van hoy hacia Paraguay, tras el precintado del termo en Dilave.
“Iniciamos el laboratorio en enero del 2012”, aseguró su director, Santiago Pereira Campomar. Son seis años de trayectoria produciendo embriones en Uruguay, “donde hemos visto el avance genético que han tenido las cabañas que nos han dado la confianza para trabajar”, afirmó.
Y se ha reflejado en pistas. “En los últimos 4 años los premios más importantes del Prado, Durazno e interior, son producidos por In Vitro Uruguay”, aseguró Pereira Campomar.
Según el director del laboratorio “gran parte de la valorización de la hembra superior es debido a esta técnica que permite producir 20, 30 o 40 terneros de esa misma donante”. Y por eso el slogan de In Vitro Uruguay es: “multiplicación de la ganadería superior”.
Apuesta que en 2018, habiendo abierto Paraguay, Brasil y próximo Argentina, “podamos exportar genética de Uruguay a la región y otros países”.
Más que genética
El objetivo es abrir la portera de genética superior al mundo. “Producirlos, exportarlos y transferirlos si lo requieren, lo cual es también exportar mano de obra y conocimiento uruguayo pues todo el equipo del laboratorio son profesionales de acá”, aseguró Santiago Pereira pues, “en caso de ser necesario enviamos los profesionales uruguayos a transferir donde lo requieran”.
Destacó, sobre esta exportación puntualmente que “tanto las cabañas que asesora Rodrigo Fernández, como todo el grupo familiar, son de las empresas en su conjunto que más cantidad de embriones hace en el Uruguay, tanto para sus vacas receptoras, como para exportar”.
Fuente: El País







El tiempo


  • Otras Noticias...