Soporte Nutricional

Se realizó la 2ª Jornada de Soporte Nutricional y Metabólico del Litoral.
Fue en el Salón de actos del Palacio Córdoba de nuestra ciudad y se caracterizó por la cantidad de concurrentes del departamento, así como de diferentes lugares del país. La organizó el Servicio de Nutrición Especializada del Hospital Regional Salto y contó con el auspicio de la Intendencia de Salto, la Sociedad Quirúrgica de Salto, SUNUT, Laboratorio Libra y Laboratorio Cibeles.
El programa fue muy bien considerado en las dos jornadas dedicadas al mismo y estuvieron presente los doctores:

Con el Dr. Adalberto Piedrabuena. Médico  Intensivista. Especialista en Soporte Nutricional

Con el Dr. Adalberto Piedrabuena. Médico
Intensivista. Especialista en Soporte Nutricional

Director de DRS: Marcos García, Andrés Lima y El Coordinador del evento y conferencista, Adalberto Piedrabuena.
Los temas fueron variados, como es la situación actual de los Probioticos en el paciente crítico. Si las fórmulas que se utilizan cubren los requerimientos nutricionales, como prevenir las complicaciones en el uso de la Nutrición Enteral, Desnutrición Hospitalaria, Traumatismo Duodeno pancreático, Pancreatitis y Nutrición, para el último día llegar a importantes conclusiones.
EL PUEBLO recurrió al Dr. Adalberto Piedrabuena, para que nos brindara detalles de las jornadas y además de explicarnos cómo se realiza un tratamiento en un paciente con problemas de nutrición:
“El soporte nutricional, que es lo que realizamos nosotros, es la asistencia nutricional en los pacientes con enfermedades complejas, que le dan gravedad a su enfermedad y que hay que alimentarlos a través de caminos que no es la boca”, nos dice el profesional.
Por ello es importante trabajar en equipo, con una preparación especial, porque son pacientes que se alimentan habitualmente por sondas. Puede ser por boca, por la nariz, por el estómago, intestino o se alimentan por vía intravenosa.
Eso requiere de una atención especial, además de que las personas que están participando en ello estén especializadas. Las nutricionistas que allí trabajan, tienen que ser personas que estén especializadas en ese tipo de nutrición, que no es el alimento que habitualmente ellas manejan.
¿Por ejemplo, cuándo?
Cuando se hace una alimentación intravenosa hay que hacer la preparación de uso intravenoso, que no es fácil realizarla. Se introduce al cuerpo nutrientes que hay que ir preparándolo de determinada manera para que la sangre los acepte y vayan a los lugares que deben ir y se los pueda utilizar bien.
Todo esto requiere una especialidad y es lo que se llama hoy: Equipo de Soporte Nutricional.
¿Cómo comienza a trabajar el mismo?
El hospital hasta el momento en que nosotros comenzamos contaba con un departamento de nutrición que se encargaba solamente de la alimentación de los pacientes internados en general.
Cuando se hizo la reforma del departamento de nutrición, fue cuando incorporamos el nuevo servicio de nutrición especializado.
Que cuenta además con una policlínica, donde vemos a los pacientes internados, que al recibir el alta le hacemos un seguimiento con la asistencia nutricional. O los colegas nos los envían a los pacientes para prepararlos para una cirugía. Es solamente para adultos. Manejamos el concepto de que el equipo va, cuando el médico tratante lo llama. El paciente siempre es derivado.
¿Por cuáles motivos es derivado?
Últimamente estamos viendo pacientes básicamente quirúrgicos, porque son los paciente que por lo general son más afectados por la desnutrición hospitalaria. Porque la enfermedad por lo general desnutre al paciente y a veces la desnutrición agrava una enfermedad.
En nuestro hospital podemos contar con dos servicios: el nuestro y el de alimentación (la cocina del hospital), los pacientes que deben ser tratados por nutricionistas, como lo son aquellos con diabetes, trastornos de las grasas, obesidad, son derivados a la otra policlínica con otro tipo de servicio.
Nosotros nos hemos dedicado solamente al enfermo adulto desnutrido.
Es por ello que vemos solamente pacientes quirúrgicos y algunos pacientes de salas de medicina, que por alguna razón llevan una desnutrición severa, que los obliga a utilizar una sonda por alguna patología.
¿Cuántos son los profesionales que trabajan en el equipo?
Es un equipo que trabaja por medio de ASSE. Comenzamos a hacerlo en el año 2004 y contamos en el Hospital con un servicio de nutrición especialiazada: donde hay como equipo un soporte nutricional y un banco de leche humana. En el banco de leche humana, también trabaja un equipo donde se encuentra la jefa de dicho banco, la licenciada en nutrición: Alejandra Teixeira y también al frente del servicio de nutrición. También trabajan dos auxiliares de enfermería, una obstetra y una auxiliar de servicio. En el resto estamos trabajando Dra. Miriam Díaz y la licenciada en enfermería Mirian Izoar.
¿Cómo se realiza un tratamiento?
El primer concepto que nosotros estamos permanentemente tratando de inculcar y en la jornada se habló de este tema, es que la nutrición de un paciente es como un medicamento. Cuando una persona toma un antibiótico para curar una infección, debe encararse la nutrición como parte del tratamiento de ese paciente.
No es solamente para alimentarlo, sino para ir corrigiendo los trastornos. Como cualquier aspecto de esta postura hay que hacer primero un diagnóstico y si esa desnutrición aparece en una persona que era previamente sano o aparece en un diabético, en un paciente que esté padeciendo cáncer, el diagnóstico va a variar en función de la enfermedad que el paciente tenga.
Una vez hecho el diagnóstico, se reúne el equipo y planifica el tratamiento nutricional que necesita.
Por ejemplo: a un paciente que lo operaron y le extirparon el estómago: Se lo analiza y según la situación, se puede hacer nutrición intravenosa en esa etapa, porque si un paciente pasa un solo día sin comer, se enferma más, está demostrado, mientras se va analizando cómo se lo hace. Vienen sondas especiales que se introducen por la boca o la nariz, hasta el intestino, que justamente es el médico que está operando quien lo realiza, cuando hace la extracción del estómago. Un comienzo de la sonda queda depositada en el intestino y es por allí que se le suministra el alimento, hasta que pase la etapa de cicatrización y vuelve a comer por boca.
¿Cuánto tiempo lleva la cicatrización?
Depende siempre de la cirugía. Pero en un caso operado del estómago, pasa por siete u ocho días su cicatrización. Y muchas veces más. Según la situación del paciente, ya que tiene que cuidar que todas las suturas realizadas por el cirujano estén en excelentes condiciones, bien cicatrizadas, controlarse muy bien. Tiene que estar internado y bien alimentado. Es por eso importante el trabajo de este grupo de profesionales y que se ocupe de alimentar un paciente por otras vías, que no sea la boca.
¿Cuándo es una situación distinta, digamos grave?
Cuando pasa una enfermedad muy grave, llega a pasar quince días con este tratamiento, sin poder comer por boca. En el caso de una pancreatitis aguda por ejemplo. Tenemos dos caminos a proponer: o se alimenta por vía intravenosa o se le coloca una sonda por la nariz que llega hasta el intestino. Esto es el soporte nutricional. En un paciente que tiene una fístula, una comunicación del intestino con el exterior,( con la pared), no puede comer. Tiene que esperar que la fístula cicatrice.
Es ésta el área en la que nosotros nos movemos.
¿Es bien aceptado en el paciente el alimento que va por la sonda?
Sí. Por lo general se acepta bien porque hay laboratorios en el Uruguay que se encargan de preparar la mezcla de nutrientes para pasar por la sonda. Antiguamente, en los hospitales, la nutricionista con gran habilidad hacía una mezcla de alimentos con la proteína de la leche que se llama caseína, utilizaba un jarabe de maíz y aceites. Con eso tenía que formar un preparado, en proteínas, grasas, etc. según el médico le solicitaba.
Mezclaba inteligentemente con mucho cuidado para que el paciente quedara bien alimentado. Esto hasta hace unos treinta años y se llamaban mezclas modulares. Ahora existen laboratorios de la industria farmacéutica, que lo elaboran en líquido o en polvo, según los requerimientos del paciente.
La ventaja en estos preparados es que ya vienen además con nutrientes o partículas de éstos, para que sean mejor digeridos. Se consiguen mejores resultados, porque son mejor elaborados, y se absorben mejor. Y cada laboratorio que lo elabora lo hace cada día con un poco más de conocimientos, ya que en el Uruguay, en materia de nutrición, debemos organizar y llevar a cabo unas ocho o nueve reuniones por año para ir actualizándonos.
Una nueva corriente en el tratamiento permitió mostrarnos que algunos alimentos de éstos podían tener efectos beneficiosos, como si fueran un medicamento. Cuando un paciente se enferma con una infección severa, politraumatizado, una de las cosas que ocurre es la disminución de las defensas de esta persona. Y se ha visto que hay alimentos que estimulan las defensas: los ácidos grasos, omega tres, entre otros.
Son excelentes productos como estimulantes de las defensas del cuerpo.
Estas mezclas que se usa para alimentar, están preparadas para actuar como tales. Es todo un cambio y muy positivo.
Mary Olivera. Contacto: marbelos2015@gmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...