Sudafricano en Salto

Dylan es un joven de 21 años que llegó hasta las costas rioplatenses por amor, el que se terminó al poco tiempo y emprendió el camino junto a sus pocas pertenencias en una mochila. Y un poco en español y otro poco en inglés se dio la charla.

- ¿De dónde vienes?
Dylan- De un pueblito en la costa de Sudáfrica de nombre Amanzimtoti, cerca de Durban, que es una ciudad que se encuentra a 600 kilómetros de Johannesburgo.

- ¿Qué haces en Salto?
Dylan- En Salto estoy (de pasada) viajando por Latinoamérica, primero estuve en Argentina por tres meses. Después tuve que salir de Argentina al vencer mi visa, así que tomo la ruta de Uruguay, después iré a Paraguay, Bolivia, Chile. Argentina y Uruguay son dos países muy similares.

- ¿Desde cuándo estás viajando y por qué?
Dylan- Desde hace 11 meses, es muy complicado de explicar, pero lo cierto es que me uní a una chica de Buenos Aires en Sudáfrica, hoy es mi ex novia. Viajé con ella y por ella, ahora estoy solo. Me gusta mucho viajar para conocer gente y sus culturas.

- ¿Qué conoces de Uruguay?
Dylan- Mi primer destino fue Salto, estaré tres días y luego seguiré haciendo dedo en la ruta a Montevideo, de ahí sigo por la costa hasta Brasil.

- ¿Y después vuelves a Sudáfrica?
Dylan- No lo sé, no tengo claro cómo seguiré mi viaje.

- ¿Qué buscas en este viaje?
Dylan- Seguir conociendo gente de buen corazón, creo en el amor de la gente que ayuda a otras personas. Vivo el momento, no tengo planes ni tengo grandes expectativas.

- ¿Extrañas a tu familia?
Dylan- Si, mucho. Pero eso es parte de la experiencia. Estamos en contacto cuando consigo wi fi y me entero que están todos bien.

- ¿Cómo te recibió Salto?
Dylan- Muy bien, pero creo que depende de cada persona. Por ejemplo, si yo no tengo buena energía o si estoy enojado, la gente que me rodea será un reflejo de lo que siento. Por eso pienso siempre todo en positivo y con buena energía, y eso es lo que recojo también cuando hago dedo en la ruta, todos felices, nada negativo.

- Me dicen que fuiste al zoológico, ¿cómo lo encontraste?
Dylan- Fue muy triste ver a todos esos animales con su vida condicionada a algo que no es natural. Al mirar a los ojos de la leona y comparándola con las que tenemos en Sudáfrica en vida salvaje, libres, que tienen una mirada muy fuerte, los ojos de la leona de acá no tienen vida, es muy pero muy triste. No es posible una vida así…







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...