Sugerencias y recomendaciones en cuanto a sanidad de la majada en el pre y pos parto

Para aquellos productores cuyas pariciones de las majadas comenzarán en agosto – setiembre es un buen momento de recordar y planificar el futuro sanitario de la majada en el pre y pos parto. Al respecto, el Dr. Sergio Fierro, técnico recientemente incorporado al staff del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), indicó cuáles son los puntos críticos y sugerencias en cuanto al tema sanidad ovina en esta etapa del ciclo productivo.
PARASITOSIS
GASTRO – INTESTINALES (“LOMBRICES”)
“La etapa tardía de la gestación, momento en el cual el feto se desarrolla y crece en el útero rápidamente, y principalmente la lactancia, son los dos momentos de mayores requerimientos nutricionales de la majada y grandes factores de stress del animal. En ese marco -indicó Fierro-  tenemos que tomar en cuenta que la majada a parir debería de hacerlo “limpia de lombrices”, de manera que los parásitos no aprovechen ese momento dificultoso para el animal y evitar futuras infestaciones de los potreros de parición y de los corderos.
La “toma” pre-parto, es una de las dosificaciones estratégicas en el sistema productivo, ya que minimiza los efectos parasitarios en vista de lo comentado anteriormente.
Para que esa dosificación sea efectiva, sugirió algunos puntos a tomar en consideración:
-Que la droga utilizada sea efectiva.
La resistencia de los parásitos a las tomas que utilizamos es un fenómeno muy conocido por los productores. La toma pre-parto debe ser realizada con una droga de comprobada eficacia para poder realizar el trabajo y estar tranquilos. Para aquellos productores que conocen cuáles drogas son efectivas en su establecimiento y cuáles no, porque cuentan con un Lombritest, solo deberán consultar con su técnico de confianza y proceder a realizar la dosificación con el producto adecuado. Aquellos productores que no cuentan con esa información, necesariamente para estar tranquilos que la toma anduvo, deberán realizar un control luego de la dosificación (se sacan 10-15 muestras de materia fecal antes de dar la toma y a los 10-12 días luego de la dosificación a los mismos animales, para el conteo de huevos de parásitos y ver que efectivamente existió reducción de la parasitosis).
El Lombritest es una herramienta fundamental para el manejo sanitario de la majada, nos permite determinar qué drogas sirven en nuestro establecimiento. El costo es en torno a un ovino por grupo químico evaluado, generalmente se prueban 5 ó 6 drogas diferentes, por lo tanto ese costo de 5 ó 6 ovinos es relativamente bajo, ya que seguramente durante todo el año se nos mueren varios ovinos más por el gran problema de la lombriz del cuajo y las dificultades para su control.
- Cambiar la majada a un potrero “limpio”.
En la medida de lo posible cambiar la majada del potrero donde estaba antes de dar la toma (potrero sucio) a un potrero más limpio, es una herramienta fundamental para intentar llegar hasta la señalada sin dosificar nuevamente si las condiciones ambientales lo permiten. Para aquellos productores cuyas pariciones arrancan a fines de agosto- principios de setiembre, el tiempo que nos queda es suficiente como para dejar algún potrero libre de ovinos y con algunos vacunos adultos para obtener ese potrero seguro.
- Una dosificación prolija y mesurada a cada animal.
Es necesario ser lo más prolijos posible en el cálculo de la dosis que debemos administrar a la majada. En el caso de tener borregas y ovejas juntas, se sugiere previo a iniciar la dosificación, colar la majada, separar las dos categorías y dosificar por separado. Si la majada es pareja de tamaño, y las borregas son parejas de tamaño, solo deberíamos pesar 4 ó 5 animales de las más pesadas de cada categoría, y ajustar la dosis según el peso de la más pesada de cada categoría. Recordar revisar el estado de las jeringas (gomas, uña, etc.) y en caso de usar inyectables contar con las agujas adecuadas (cantidad y calibre) y en buen estado.
VACUNACIÓN CONTRA CLOSTRIDIOSIS
“La administración de una dosis de vacuna polivalente de clostridiosis (re-vacunación) nos permite proteger a las ovejas ante lesiones o traumatismos del parto que predispongan a gangrenas gaseosas y/o mancha, y es una fuente de protección para los corderos en sus primeras semanas de vida contra los problemas de las entero-toxemias, ya que esas defensas pasan de la madre al recién nacido a través del mamado del calostro en las primeas horas de vida”, explicó el profesional agregando que “no existe ningún inconveniente de administrar la vacuna al mismo momento que damos la dosificación contra parásitos, siempre y cuando usemos jeringas diferentes (no mezclar los productos) y apliquemos en diferentes partes del animal. Lo ideal sería primero dar la toma y unos días más tarde vacunar, pero en la práctica solemos realizar ambas actividades a la vez sin problemas”.
AFECCIONES
PODALES
“El mismo día de dar la toma y antes de cambiar de potrero, es un buen momento para realizar un pediluvio preventivo – higiénico de la majada y estar tranquilos en ese aspecto”, en este sentido recomendó consultar a su técnico de confianza respecto a qué producto utilizar, concentración y tiempo. Aquellos productores con majadas problemáticas de pietín podrán al momento de la esquila pre-parto revisar y separar los animales más complicados (crónicos y avanzados) y eliminarlos, ó proveer otro potrero de parición diferente, como herramienta para atajar un poco el problema.
Al mismo tiempo recordó que “para ganarle el partido al pietín, debemos tener una buena pretemporada, y ese momento es en el verano, eliminando los portadores crónicos y tratando los animales recuperables”.
PARASITOSIS
EXTERNAS
En el caso de majadas con presencia de piojo, indicó que “es necesario tomar medidas para evitar perpetuar el problema y la infestación de los corderos. Luego de la esquila es un buen momento para el tratamiento, siempre y cuando se aplique el producto a todos los ovinos del establecimiento, y se haga en concordancia con los linderos”. También en este caso es importante que el productor consulte a su veterinario de confianza para determinar el producto y vía de aplicación más adecuado para cada establecimiento. “Debemos recordar que las parasitosis externas (piojo y sarna) son de notificación obligatoria, y que cada tenedor de ovinos es responsable de tenerlos libres de las mismas”.
Cabe recordar que el  Dr. Sergio Fierro se encuentra radicado en nuestro departamento y a disposición de los productores ante cualquier consulta. Su celular es el 099861477, mail:
sfierro33@gmail.com

Para aquellos productores cuyas pariciones de las majadas comenzarán en agosto – setiembre es un buen momento de recordar y planificar el futuro sanitario de la majada en el pre y pos parto. Al respecto, el Dr. Sergio Fierro, técnico recientemente incorporado al staff del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), indicó cuáles son los puntos críticos y sugerencias en cuanto al tema sanidad ovina en esta etapa del ciclo productivo.

PARASITOSIS GASTRO – INTESTINALES (“LOMBRICES”)

“La etapa tardía de la gestación, momento en el cual el feto se desarrolla y crece en el útero rápidamente, y principalmente la lactancia, son los dos momentos de mayores requerimientos nutricionales de la majada y grandes factores de stress del animal. En ese marco -indicó Fierro-  tenemos que tomar en cuenta que la majada a parir debería de hacerlo “limpia de lombrices”, de manera que los parásitos no aprovechen ese momento dificultoso para el animal y evitar futuras infestaciones de los potreros de parición y de los corderos.

La “toma” pre-parto, es una de las dosificaciones estratégicas en el sistema productivo, ya que minimiza los efectos parasitarios en vista de lo comentado anteriormente.

Para que esa dosificación sea efectiva, sugirió algunos puntos a tomar en consideración:

-Que la droga utilizada sea efectiva.

La resistencia de los parásitos a las tomas que utilizamos es un fenómeno muy conocido por los productores. La toma pre-parto debe ser realizada con una droga de comprobada eficacia para poder realizar el trabajo y estar tranquilos. Para aquellos productores que conocen cuáles drogas son efectivas en su establecimiento y cuáles no, porque cuentan con un Lombritest, solo deberán consultar con su técnico de confianza y proceder a realizar la dosificación con el producto adecuado. Aquellos productores que no cuentan con esa información, necesariamente para estar tranquilos que la toma anduvo, deberán realizar un control luego de la dosificación (se sacan 10-15 muestras de materia fecal antes de dar la toma y a los 10-12 días luego de la dosificación a los mismos animales, para el conteo de huevos de parásitos y ver que efectivamente existió reducción de la parasitosis).

El Lombritest es una herramienta fundamental para el manejo sanitario de la majada, nos permite determinar qué drogas sirven en nuestro establecimiento. El costo es en torno a un ovino por grupo químico evaluado, generalmente se prueban 5 ó 6 drogas diferentes, por lo tanto ese costo de 5 ó 6 ovinos es relativamente bajo, ya que seguramente durante todo el año se nos mueren varios ovinos más por el gran problema de la lombriz del cuajo y las dificultades para su control.

– Cambiar la majada a un potrero “limpio”.

En la medida de lo posible cambiar la majada del potrero donde estaba antes de dar la toma (potrero sucio) a un potrero más limpio, es una herramienta fundamental para intentar llegar hasta la señalada sin dosificar nuevamente si las condiciones ambientales lo permiten. Para aquellos productores cuyas pariciones arrancan a fines de agosto- principios de setiembre, el tiempo que nos queda es suficiente como para dejar algún potrero libre de ovinos y con algunos vacunos adultos para obtener ese potrero seguro.

– Una dosificación prolija y mesurada a cada animal.

Es necesario ser lo más prolijos posible en el cálculo de la dosis que debemos administrar a la majada. En el caso de tener borregas y ovejas juntas, se sugiere previo a iniciar la dosificación, colar la majada, separar las dos categorías y dosificar por separado. Si la majada es pareja de tamaño, y las borregas son parejas de tamaño, solo deberíamos pesar 4 ó 5 animales de las más pesadas de cada categoría, y ajustar la dosis según el peso de la más pesada de cada categoría. Recordar revisar el estado de las jeringas (gomas, uña, etc.) y en caso de usar inyectables contar con las agujas adecuadas (cantidad y calibre) y en buen estado.

VACUNACIÓN CONTRA CLOSTRIDIOSIS

“La administración de una dosis de vacuna polivalente de clostridiosis (re-vacunación) nos permite proteger a las ovejas ante lesiones o traumatismos del parto que predispongan a gangrenas gaseosas y/o mancha, y es una fuente de protección para los corderos en sus primeras semanas de vida contra los problemas de las entero-toxemias, ya que esas defensas pasan de la madre al recién nacido a través del mamado del calostro en las primeas horas de vida”, explicó el profesional agregando que “no existe ningún inconveniente de administrar la vacuna al mismo momento que damos la dosificación contra parásitos, siempre y cuando usemos jeringas diferentes (no mezclar los productos) y apliquemos en diferentes partes del animal. Lo ideal sería primero dar la toma y unos días más tarde vacunar, pero en la práctica solemos realizar ambas actividades a la vez sin problemas”.

AFECCIONES PODALES

“El mismo día de dar la toma y antes de cambiar de potrero, es un buen momento para realizar un pediluvio preventivo – higiénico de la majada y estar tranquilos en ese aspecto”, en este sentido recomendó consultar a su técnico de confianza respecto a qué producto utilizar, concentración y tiempo. Aquellos productores con majadas problemáticas de pietín podrán al momento de la esquila pre-parto revisar y separar los animales más complicados (crónicos y avanzados) y eliminarlos, ó proveer otro potrero de parición diferente, como herramienta para atajar un poco el problema.

Al mismo tiempo recordó que “para ganarle el partido al pietín, debemos tener una buena pretemporada, y ese momento es en el verano, eliminando los portadores crónicos y tratando los animales recuperables”.

PARASITOSIS EXTERNAS

En el caso de majadas con presencia de piojo, indicó que “es necesario tomar medidas para evitar perpetuar el problema y la infestación de los corderos. Luego de la esquila es un buen momento para el tratamiento, siempre y cuando se aplique el producto a todos los ovinos del establecimiento, y se haga en concordancia con los linderos”. También en este caso es importante que el productor consulte a su veterinario de confianza para determinar el producto y vía de aplicación más adecuado para cada establecimiento. “Debemos recordar que las parasitosis externas (piojo y sarna) son de notificación obligatoria, y que cada tenedor de ovinos es responsable de tenerlos libres de las mismas”.

Cabe recordar que el  Dr. Sergio Fierro se encuentra radicado en nuestro departamento y a disposición de los productores ante cualquier consulta. Su celular es el 099861477, mail:

sfierro33@gmail.com